Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 s 2 s 2007 Perfil ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 Antonio Llardén, nuevo presidente de Enagás Carlota Fominaya Un oficial británico en Madrid Perfeccionista en el trabajo, amante de la ópera y los clásicos ingleses, es una de las personas con más experiencia en el sector del gas en nuestro país, además de un gran aficionado al fútbol POR JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. Antonio Llardén Carratalá aterrizó en el número 19 del madrileño paseo de los Olmos, sede de Enagás, hace menos de tres semanas. Su llegada estuvo envuelta en una polémica política de la que él era ajeno, pues el PP criticó que el Gobierno socialista sustituyera al hasta entonces presidente, Antonio González- Adalid, por haber sido designado por el Ejecutivo de José María Aznar Pero nadie puso un sólo pero al nombramiento de Antonio Llardén, uno de los mayores expertos del sector gasista en nuestro país. Desde hacía casi cinco años ocupaba la presidencia de Sedigas, que agrupa a todas las empresas del sector en España, era director general de recursos de Gas Natural, miembro de su comité de dirección y consejero de Enagás. Llardén (Barcelona, 1951) aprovecha al máximo las 24 horas que tiene cada día. Madrugador, no sólo está a las 8 de la mañana en su despacho, sino que a esa hora ya se ha leído varios periódicos. Ingeniero industrial por la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Cataluña, quienes le conocen dicen de él que es muy perfeccionista. Lee con detenimiento todos los papeles que llegan a su mesa y no da su visto bueno hasta que no se ha corregido hasta la última coma. También es muy exigente y en su método de trabajo, los equipos son fundamentales. Tiene una gran capacidad de negociación, aguanta bien la presión, y es un gran conversador, afable y muy didáctico, de los preferidos por los periodistas. El día que el consejo de Enagás le nombró presidente de la compañía, y aunque la reunión acabó a la hora de comer, lo primero que hizo, antes de almorzar, fue reunirse con todo el equipo directivo de la compañía para, entre otras cuestiones más o menos protocolarias, confirmar a cada uno en ses, especialmente Shakespeare, cuyos libros en inglés no sólo lee, si no que recuerda sus citas frecuentemente en conversaciones. Esta afición y su perfeccionismo le hace a él mismo denominarse un oficial británico Su gran inquietud cultural le ha llevado a dominar el inglés y el francés y, por iniciativa personal, estudió hace unos años árabe, idioma del que tiene unas nociones básicas. Los fines de semana aprovecha para pasear y caminar, especialmente aquellos en los que puede ir al Ampurdán, en la costa Brava gerundense, donde hace ejercicio por sus playas y acantilados. Otra afición que no oculta es la del fútbol. Además, su equipo le ha dado varias alegrías en los últimos años. El presidente de Enagás inició su carrera profesional en 1973 en una importante empresa consultora española. Posteriormente ha ocupado diferentes puestos de responsabilidad tanto en el sector privado como en la Administración. Así, fue subsecretario de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente en uno de los gobiernos de Felipe González. En mayo de 2001 fue elegido presidente del consejo directivo de Sedigas, cargo que dejará en las próximas semanas. Es miembro del consejo directivo de Eurogas y del comité ejecutivo de la International Gas Unión (IGU) Forma parte de la junta directiva y de la comisión ejecutiva del Club Español de la Energía, y es miembro de las comisiones de Industria y Energía, y de Medio Ambiente, de la CEOE y de Fomento del Trabajo. También está en la Policy Advisory Network de la International Chamber of Commerce (ICC) y forma parte de la Commission on Environment and Energy de dicho organismo. Asimismo, ha formado parte del grupo Ad Hoc 3 del High Level Group sobre Competitividad, Energía y Medio Ambiente de la Comisión Europea. Es miembro del consejo de administración de la Caixa de Cataluña y es patrón de varias fundaciones vinculadas al mundo empresarial y tecnológico. Por otra parte, y en el mundo se la sociedad civil, Antonio Llardén es miembro de la junta de decanos de Colegios de Ingenieros Industriales de España y decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, así como miembro del consejo social de la universidad Autónoma de Barcelona y presidente de la comisión económica de la misma. A GOLPE DE PUBLICIDAD a semana se anunciaba decisiva, escribía Le Figaro, para la opa que nos ha tenido en vilo durante los últimos 17 meses. Entre cifras y porcentajes, el diario francés remarcaba que la última rueda de prensa del presidente de E. ON, el pasado sábado en Madrid, en la que explicaba su oferta, había tenido lugar, ¿por casualidad? en el hotel de la acera de enfrente de las oficinas de Gas Natural. Estos últimos publicaban en The Wall Street Journal, al igual que lo hicieron en la prensa española, una página entera en la que explicaban ampliamente los motivos por los que han decidido retirarse de la opa, y en portada, un análisis sobre la consolidación del sector energético que conlleva la transacción. Endesa daba su respuesta al día siguiente a doble página en Financial Times, mientras que en The International Herald Tribune, hacían seguimiento diario de la operación. El lunes, haciendo suya la opinión de analistas del sector, aquella que afirma que con la nueva oferta E. ON está mucho más cerca de tener éxito a la hora de comprar Endesa. El martes, le dedicaban una fotonoticia a un poste de la eléctrica española, y en el pie de foto hablaban del éxito de la opa alemana y el miércoles, titular a varias columnas para el apoyo del consejo de administración de Endesa a la oferta de E. ON. Así, con estas grandes compras en Europa en el sector de la energía, los servicios y las infraestructuras, la economía española está imparable según un amplio reportaje sobre la economía en Europa del semanario The Economist, que también se pregunta qué pasará con España cuando pinche su boom inmobiliario y bancario. Según la publicación, España emerge como el halcón de los negocios gracias a la última generación de empresarios españoles, y crece al impresionante ritmo del 3,8 anual en la última década por circunstancias como las generosas ayudas otorgadas por la Unión Europea desde que se integró en 1986 y el buen momento de la construcción, las propiedades inmobiliarias y la banca. No obstante, el reportaje predice que cuando esta bonanza explote las alegrías de hoy se transformarán en penas. L Cuando se pregunta a los trabajadores de Enagas por él, la respuesta es que no para un momento su cargo. Después, pasadas las tres de la tarde, se comió un bocadillo en un despacho próximo al del presidente, ya que su antecesor, González- Adalid, aún no había recogido sus cosas. Cuando se pregunta a los trabajadores de Enagás por su nuevo presidente, la respuesta común es que no para un momento Prueba de ello es que ya se ha entrevistado con casi todas las compañías gasistas que operan en España y esta misma semana empezó en Baleares una ronda de visitas institucionales que quiere hacer por todas las comunidades autónomas. Ni Enagás ni Madrid son desconocidos para Antonio Llar- dén. Era consejero en esa compañía en representación de Gas Natural y por unos u otros motivos profesionales tres días a la semana venía de Barcelona a la capital de España. Dice que su situación actual es mejor que la anterior ya que, al vivir permanentemente en Madrid, podrá estar siempre junto a su esposa Marisa, con quien lleva casado más de 30 años. Antes, llegaba incluso a tomar el último puente aéreo a la Ciudad Condal a altas horas de la noche para poder estar en su casa. En su vida personal, Llardén aglutina conocimientos y aficiones que no son habituales que coincidan en una misma persona. Le encanta la música clásica y, sobre todo, la ópera. Es asíduo al Liceo barcelonés y, nada más instalarse en Madrid, ya ha preguntado por el programa del Teatro Real. También ha acudido al Festival de Salzburgo (Austria) para presenciar casi una ópera por día. Le apasiona la lectura y le entusiasman los clásicos ingle-