Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Inversiones españolas en Latinoamérica DOMINGO 11 s 2 s 2007 ABC Viene de la página anterior MAPA DEL EMPLEO EN ESPAÑA Tasa de paro. En porcentaje Asturias 9,18 Cantabria País Vasco La Rioja 6,68 7,04 6,00 Aunque hablar de pleno empleo en un país con más 1.800.0000 parados puede resultar para algunos cuanto menos precipitado, lo cierto es que según la Encuesta de Población Activa dos comunidades autónomas- -Navarra y Aragón- ya se encuentran en ese escenario. El número asciende prácticamente a once cuando se observan las tasas de paro masculino. Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, lleva años midiendo y registrando las enormes tensiones entre oferta y demanda a las que ha estado sometido nuestro mercado laboral y cree que hablar de pleno empleo es un hecho más que justificado. ¿Qué hubiera ocurrido si las comunidades autónomas con mayor porcentaje de ocupación de trabajadores inmigrantes (Madrid, Cataluña, Valencia, Murcia, La Rioja, Baleares y Canarias) no hubieran recibido este impacto en los últimos años? ¿Y si todos los trabajadores nativos de esas comunidades se hubieran empleado? Pues, sencillamente, que la tasa de paro teórica se habría situado en 2005 en torno a un- 12,3 -afirma Oliver- No deja de ser una situación hipotética, pero supone un indicador objetivo para reflejar la tensión entre la fuerte progresión del empleo y el menor aumento de la oferta de trabajadores nativos en estas comunidades. Hablar de pleno empleo no parece, por tanto, muy descabellado Hasta 1978, en España nacían cada año entre 650.000 y 700.000 niños. Desde entonces, hasta 1998- -en un intervalo de tan sólo 20 años- esa cifra se fue reduciendo hasta 360.000, nada menos que una caída de 3,4 millones de españoles. El verdadero efecto llamada para el profesor Oliver. Pero que nadie se equivoque. Si la inmigración no hubiese llegado tampoco estaríamos en pleno empleo, y puede que nuestras tasas de paro fueran mayores- -afirma Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Entorno Económico del Instituto de Empresa- Los inmigrantes no han venido a competir por los puestos de trabajo de los españoles, sino a ocupar aquéllos que éstos no cubren. Tras las espectaculares cifras de los últimos años (en 1996 trabajaban 12,4 millones de personas y ya hemos alcanzado la cifra récord de 20 millones) se encuentra el magnífico periodo de crecimiento de nuestra economía, que no habría sido tan intenso sin la presencia de la inmigración Una nueva fuerza laboral capaz de salir al quite en dos importantes capítulos de nuestro Galicia 8,05 Castilla y León 7,47 Madrid 6,49 Extremadura 12,94 Navarra 4,58 Aragón 5,00 Cataluña 6,68 Castilla- La Mancha 8,04 Com. Valenciana 8,48 Baleares 6,17 Murcia 7,91 Andalucía 12,22 Ceuta 14,16 Melilla 9,73 Canarias 11,48 Hasta 5 De 5 a 10 Más de 10 La cuenta atrás por Comunidades Autónomas Andalucía: El paro descenderá de forma paulatina hasta situarse en un 10 en 2015, año en el que contará con un excedente de 360.000 trabajadores. Aragón: Su tasa de paro oscilará entre el 5 y el 4 hasta 2011, año a partir del que descenderá hasta situarse en un 1 en 2015. Asturias: Se situará por debajo del 5 en 2011 y llegará a pleno empleo en 2015, con un déficit de 2.000 trabajadores. Baleares: Al contrario que la mayor parte de las comunidades autónomas, tendrá una tasa de paro más alta en 2015 que en la actualidad. Su población activa crece por encima de la demanda de trabajadores. Su tasa de paro será la más alta de España en 2015. Canarias: Su tasa de paro oscilará entre un 13 y un 11 hasta 2013, cuando se situará por primera vez por debajo del 10 hasta llegar a un un 4 en 2015. Cantabria: No sufrirá grandes cambios entre un 12 y un 9 tasa a la que llegará en 2015. Navarra: Mantendrá pleno empleo hasta 2010 y particular peregrinaje hacia el pleno empleo. El primero: la contención de la inflación. La escasez de personal se está cubriendo con mano de obra inmigrante que, en muchos casos, es contratada en origen y, salvo tareas muy especiales, el coste de esa mano de obra no está encareciendo los procesos productivos, sino más bien, abaratándolos. Mientras que la falta de personal sobrevenga en tareas para las que no sea difícil contratar a trabajadores extranjeros, no creo que debamos preocuparnos especialmente por los costes salariales y, por ende, por la inflación El factor demográfico alcanzará un paro negativo de- 7 en 2015. Su déficit será de 17.000 trabajadores. País Vasco: Pleno empleo en 2012, y un paro negativo de- 5 en 2015. Déficit de 45.000 personas. Cataluña: Llegará al pleno empleo en 2014. En 2015 tendrá un déficit de 62.000 trabajadores. Castilla y León: Llegará a un 4 en 2015. Castilla La Mancha: Contará con un excedente de 100.000 trabajadores en 2015. Galicia: Tasa en torno al 9 en 2015. Extremadura: Su paro descenderá notablemente hasta un 4 en 2015. La Rioja: Rozará el pleno empleo en 2015, con una tasa de paro del 1 Madrid: La oferta de trabajadores crece cada año, así que su tasa de paro se mantendrá constante hasta 2015: alrededor de un 6 Murcia: Aumentará ligeramente su tasa de paro hasta un 12 en 2015 y contará con un excedente de 78.000 trabajadores. Valencia: En 2015 tendrá una tasa de paro de un- 1 con una escasez de 12.000 trabajadores. Fuente: Observatorio de Demografía. PeopleMatters. (www. observatoriodedemografía. com) nal que estamos viviendo, tasa de paro e inflación no siempre van de la mano. Estados Unidos ha llegado al pleno empleo con contenciones salariales a niveles muy bajos y cada vez es más habitual, como ya hemos visto en muchos casos, permutar garantía de ocupación por aumentos de salario La movilidad geográfica es el segundo capítulo. Existen comunidades autónomas instaladas prácticamente en el pleno empleo, con tasas de paro más bajas, incluso, que las americanas o las japonesas, mientras que otras todavía presentan cifras del orden del 15 -explica José Ramón Pin, profesor del área de Dirección de Personas y Comportamiento Organizacional del IESE- Que esas diferencias se den dentro de un mismo país y a menos de cien kilómetros de distancia dice algo sobre la falta de movilidad geográfica de la mano de obra en España, incluso en el contexto de una fortísima inmigración exterior que ha actuado de estabilizador. En definitiva, si nosotros no nos movemos ellos lo hacen por nosotros Un efecto estabilizador que invita a no perder de vista uno de los datos de la última EPA. A pesar de que seis de cada diez nuevos empleos creados en 2006 fueron ocupados por extranjeros, el paro en este colectivo ha aumentado en los últimos meses: mientras los españoles reducían su desempleo en 136.000 personas, los extranjeros en esta situación aumentaban en 105.700, con una tasa de paro de un 12,02 En nuestro camino hacia el paro natural seguiremos necesitando a los inmigrantes, tanto como medidas que permitan flexibilizar aún más nuestro mercado de trabajo. Es la única receta para seguir arañando puntos al desempleo- -explica Gregorio Izquierdo, director de estudios del Instituto de Estudios Económicos- Nuestra tasa de paro actual no está acelerando la inflación (el 2,7 con que la inflación española ha cerrado el año pasado es la cifra más baja de un mes de diciembre desde 2003) y eso hace pensar que aún hay recorrido a la baja Izquierdo considera que la temporalidad es, precisamente, una de las consecuencias de la rigidez que encorseta nuestro mercado laboral. Es el cauce temporal y transitorio a través del que el mercado de trabajo incorpora a nuevos colectivos, -explica- Tras fuertes ritmos de creación de empleo suelen producirse aumentos en las tasas de temporalidad; pero según va pasando el tiempo, y eso está demostrado, la temporalidad se convierte en contratación indefinida. Lo importante no son los contratos en sí, sino el porcentaje que van representando los indefinidos En este sentido, los últimos datos de la EPA traen buenas noticias: el fomento y bonificaciones a las conversiones de contratos temporales en indefinidos, incrementan en un 64 su variación anual respecto al cuarto trimestre de 2006. No creo que la temporalidad haga especialmente frágil al pleno empleo- -explica Oliver- Aunque, indudablemente, la contratación indefinida proporciona estabilidad, la verdadera fragilidad viene por una economía mucho más globalizada con impactos que pro- ABC Temporalidad Y antes de que se pueda producir esa situación, el profesor Oliver matiza: La teoría nos dice que cuando un conjunto de trabajadores tiene poder de mercado puede imponer sus condiciones, pero en la práctica, y en el contexto internacio- Sin los trabajadores extranjeros, no estaríamos acariciando las cifras de pleno empleo