Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL El desafío nuclear de Irán DOMINGO 11 s 2 s 2007 ABC Máxima presión a Irán a diez días del plazo para que frene el proceso nuclear Merkel avisa a Amahdineyad que Occidente está decidido a detener esta amenaza ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Tras cuatro años de inspecciones, docenas de reuniones, varios ultimátums y algún amago de acuerdo, Irán y Occidente siguen sin superar el abismo que separa sus pareceres sobre el plan atómico iraní. En un extremo, Ali Lariyani, secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional de Irán, asegura que su país sigue una ruta determinada en el terreno civil de las actividades nucleares En el otro, la canciller alemana, Angela Merkel, insiste en que Occidente está decidido a evitar la amenaza que plantea un programa nuclear militar en Irán Una determinación matizada por Javier Solana, responsable de la política exterior europea, al descartar cualquier recurso a la fuerza para presionar a Irán. Entre Europa e Irán, el presidente ruso, Vladimir Putin, juega a equilibrista y pide paciencia con Irán e incentivos que muestren a los iraníes que es mejor la cooperación que el enfrentamiento. Los cuatro hablaron así ayer durante la 43 Conferencia sobre Seguridad que se celebra en Munich. Declaraciones que certifican que nadie mueve ficha en una partida que lleva casi un lustro de tensiones. Con todo, la postura occidental quedó clara en boca de Merkel: si Irán no colabora, se aislará aún más. Colaboración. Eso es justo lo que la comunidad internacional viene reclamando a Irán desde finales de 2002, cuando se desveló la existencia de su programa nuclear oculto. Desde entonces, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha pedido a Irán transparencia para aclarar si el programa es civil, como reitera Teherán, o militar, como temen Bruselas y Washington. Sin embargo, el pasado noviembre el OIEA se declaraba aún incapaz de confirmar el carácter pacífico del programa atómico iraní. Una comprobación que se está complicando por el aumento de cortapisas de Irán en respuesta a la sanciones dictadas el pasado diciembre por el Consejo de Seguridad. Desde entonces, Teherán ha reducido su cooperación, aunque cumpliendo sus obligaciones, y ha acelerado sus experimentos con uranio, el nudo gordiano de todo el asunto. Occidente dejó claro desde el comienzo de la polémica que no se fía de Irán. Por eso, desde el OIEA se le pidió que, mientras se despejaban las dudas, suspendiera los experimentos con uranio enriquecido. Su uso es legal pero su doble utilidad militar y civil y los pasados incumplimientos iraníes, aconsejaron lo que primero fue una petición de buena voluntad y luego una exigencia. Durante tres años largos Irán logró esquivar las presiones de Estados Unidos para llevarlo ante el Consejo de Seguridad gracias a su estrategia de alternar concesiones con desafíos y las fisuras entre una UE empeñada en una salida negociada y una Casa Blanca partidaria de la mano dura. En agosto de 2005, Irán puso fin a la moratoria de enriquecimiento y ni las amenazas de Washington ni la oferta de compensaciones de la UE le disuadieron de renunciar a una tecnología a la que afirma tiene derecho. Desde entonces, la tensión ha ido en aumento. Tras vencer los reparos de Rusia y China, el caso fue llevado ante el Consejo de Seguridad, que dictó sanciones y un nuevo ultimátum: Irán tiene hasta el próximo día 21 para dejar de experimentar con uranio. Hasta la fecha, los técnicos iraníes han obtenido uranio enriquecido a menos del 5 por ciento, muy por debajo de la pureza del 90 que precisa una bomba nuclear. Si Irán verdaderamente quiere una, necesitaría unas 50.000 centrifugadoras trabajando a pleno rendimiento. Hoy, apenas dispone de 600 en pruebas. LA PRINCIPAL INSTALACIÓN EN LA QUE IRÁN ENRIQUECE URANIO Irán instaló dos cascadas de 164 centrifugadoras cada una en su planta nuclear subterránea, estableciendo una base para el enriquecimiento de uranio a gran escala y subiendo las apuestas en una disputa con Occidente, según dijeron diplomáticos europeos Natanz Teherán Arak IRAK Isfahan Saghand Bushehr IRÁN 200 km U. A. E. OMÁN 2000- Comienza la construcción 2002- Los satélites revelan que una carretera secundaria, varios edificios pequeños y tres más grandes se están construyendo bajo tierra 2004- Se terminan los edificios y el complejo se rodea con una veintena de puestos de defensa 2006- Continúa la construcción en instalaciones mayores bajo tierra, unidas por túneles 2007, 4 de feb. -Irán ha instalado, según un diplomático de la UE, dos cascadas de 164 centrifugadoras cada una en la planta subterránea 2007- Podrían instalarse hasta 3.000 centrifugadoras, 1.000 de ellas para junio Procesamiento Instalación de Reactor para Reactor de Extracción enriquecimiento agua pesada investigación agua liviana de uranio de uranio Entrada al túnel subterráneo de Nuevo edificio actualmente en construcción acceso de vehículos Planta piloto de Tres instalaciones separación de uranio: subterráneas seis edificios en un cubiertas por total de 11.148 m 2 tierra: dos tienen 30.000 m 2 y otra, más pequeña, de 8.825 m 2 Desafíos y concesiones Edificio de administración Instalación oculta Capas de hormigón reforzado y rellenas de tierra superpuestas para la protección contra municiones de precisión que penetran el suelo El enriquecimiento es un proceso que separa el uranio- 238 y uranio- 235 4 1 5 5 La instalación ABC Fuente: Reuters GlobalSecuriity. org Perímetro de seguridad de 7,6 km agregado el 8 de junio del 2003 Área en detalle Cilindro Cubierta 2 3 2 Complejo de viviendas para los trabajadores Enriquecimiento por centrifugadora de gas 1 Puesto de control Motor Las moléculas del U- 235, más livianas, se acercan al centro del cilindro 4 El gas de hexafluoruro de uranio inyectado al cilindro gira a gran velocidad 2 Las moléculas del U- 238, más pesadas, se mueven hacia el exterior del cilindro 3 El gas ligeramente enriquecido en U- 235 es usado en la siguiente fase 5 El gas con una ligera reducción de U- 235 es usado otra vez en la siguiente fase Un explosivo pastel amarillo A. S. SOLÍS VIENA. Si Israel decidiera, como se ha rumoreado alguna vez, acabar con los coqueteos nucleares iraníes ignorando la diplomacia y las leyes internacionales, sus misiles tendrían que alcanzar varios objetivos para desmantelar el complejo ciclo del combustible nuclear, del que Irán controla ya todos los pasos. Tras extraerlo de la mina, como la que Irán tiene en Saghand, el uranio es molido en un polvo fino que se somete a procesos químicos para obtener el llamado yellow cake (pastel amarillo) un concentrado con un 60 por ciento ABC. es Más información sobre el enriquecimiento de uranio en Irán abc. es internacional de uranio y radioactivo. En la central de Isfahán, esta masa sólida se disuelve en ácido nítrico y se transforma en gas de uranio, el hexaflúor de uranio (UF 6) El siguiente paso es el enriquecimiento, destinado a aumentar la pureza del combustible. En la central de Natanz, a 200 kilómetros de Teherán, el gas de uranio es inyectado en las centrifugadoras. Por eso, para obtener uranio altamente enriquecido, es necesario contar con miles de máquinas trabajando en cascada. Si el uranio que se ha obtenido tiene una pureza del 90 por ciento es apto para ser empleado en una bomba nuclear. Hasta el momento, Irán está lejos de lograr esa concentración.