Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 11 s 2 s 2007 ABC AD LIBITUM BOTAS EL GATO SIN PROVERBIOS MORALES SÍMBOLOS ORPRENDE que el caso Oleguer no haga redoblar los tambores del escándalo ni sonar los pífanos con que suelen anunciarse las grandes broncas. Resulta que, en uso de su libertad de expresión, el jugador del Barça Oleguer Presas Renom publicó en el semanario catalán La directa y en el periódico vasco Berria un artículo a favor de la excarcelación del terrorista Iñaki de Juana Chaos. La compañía Kelme patrocinadora del calzado deportivo que utiliza el defensa central del primer equipo de Cataluña, reaccionó rescindiendo el contrato que le une con el futbolista. Ahí, sin más, debiera haber termiM. MARTÍN nado la nueva historia FERRAND del gato sin botas y así habría sido, sospecho, de no producirse en un territorio alterado por la fiebre separatista. Josep Lluis Carod- Rovira, maestro en broncas y doctor en discordias, ¡en nombre del Govern que preside José Montilla! se ha dirigido a la opinión pública para pedir respeto para el futbolista que, dicho sea de paso, es de Sabadell. Cuesta trabajo imaginar, excluyendo al Gobierno de Vitoria, ninguno otro entre los que integran el disparatado mosaico autonómico español dispuesto a defender y dar la cara por uno de los bien retribuidos mercenarios que honran sus respectivas regiones con los colores de una camiseta deportiva patrocinada y o patrocinable. Las fuerzas separatistas que brillan en España deben su conocimiento y expectativas, en el País Vasco, a los muchos muertos generados por ETA y, en Cataluña, al insensato protagonismo que el PSC, por ocupar el poder en contra de las mayorías naturales, le ha dado, con Pasqual Maragall y con Montilla, a ERC. Sin duda hay una base social que sustenta el fenómeno; pero, según los votos, tan mínima que no resulta acreedora de las cotas de protagonismo e influencia que detentan y ejercen. El secreto está en casos como el que protagoniza Oleguer. Los activistas de la centrifugación de España no desperdician una sola ocasión, aunque parezca marginal, para aventar sus propuestas y activar a quienes, como este futbolista tan comprensivo con el delito, son, de hecho, predicadores activos y eficaces de la disgregación nacional. La demanda de atención que Oleguer buscaba con su desafortunado artículo recuerda la de su paisano Salvador Dalí, gran limosnero de la popularidad, cuando, en Londres, acudió a pronunciar una conferencia vestido de buzo, con escafandra y todo, una daga medieval sujeta al cinto, un taco de billar en una mano y dos perrazos sujetos por la otra. Nadie supo entonces, ni recuerda ahora, el contenido de la charla daliniana. Tampoco son muchos quienes conocen la letra del escrito de Oleguer; pero, en ambos casos, lo que importa es la provocación, la ruptura de lo establecido. Es, de viejo, el método con que las minorías, siempre en aroma de opresión, tratan de sojuzgar a las mayorías. S N escolares británicos aprenden que su bandera es el reO es bueno que los símbolos nacionales bajen a sultado de la fusión de las enseñas de Inglaterra y de Esla calle. Su lugar ideal está a la altura de los balcocia y que fue adoptada por el Reino Unido a comiencones, pero cuando descienden masivamente zos del siglo XVIII. Los alumnos franceses explican sin hay que preguntarse a qué se debe y no ponerse a improvacilar que el color blanco de la bandera de la Repúblivisar paridas torticeras sobre la normativa oficial de ca, creada en la Revolución, es un legado de la monaruso de banderas e himnos, sobre todo si nunca antes se quía y hasta los chavales irlandeses saben que la suya ha esgrimido la misma frente al rodillo secesionista funde los colores de los orangistas y de los nacionalisque ha impedido sistemáticamente la ostensión de los tas desde la época de Wolfe. Por el contrario, no símbolos de España allí donde los separatismos hay un estudiante español que no crea que la mandan. Banderas e himnos hacen visible y aubandera de su país la inventó Franco e incluso dible la nación, y durante muchos años, en el muchos adultos están convencidos de que es el País Vasco, sin ir más lejos, lo único que se ha resultado de una modificación perversa de la visto y escuchado es el color y la música de proenseña tricolor republicana y les causa estupor yectos étnicos alternativos y contrapuestos a la enterarse de que sucedió justamente al revés. nación española. La reacción enfurruñada de La zarabanda neoheráldica de las autonolos socialistas al uso del himno nacional en la mías produjo efectos asimismo aberrantes. En manifestación contra ETA convocada por el FoJON el País Vasco, por ejemplo, los nacionalistas ro Ermua en Madrid el pasado día 3 plantea duJUARISTI montan una escandalera cada doce de octubre das legítimas acerca de la disposición de la izcon el pretexto de que España sigue celebrando el Día quierda a asumir los compromisos constitucionales. de la Raza (lo que es falso) pero silencian el hecho de Más aún: suscita la sospecha de que la izquierda manque la denominación del himno oficial de la comunidad tiene respecto a la Constitución reservas mentales táciautónoma- -que es el himno del PNV compuesto por Sa, tas perfectamente equiparables a las que los nacionalisbino Arana Goiri- -sea Eusko Abendearen Ereserkia, tas vascos y catalanes no se cansan de explicitar. o sea, Himno de la Raza Vasca Ahora bien, la desfaEs comprensible que los símbolos nacionales no deschatez abertzale encuentra campo abonado en la desipierten entusiasmo, porque ha faltado una pedagogía dia oficial en todo lo referente a la pedagogía de los símque esclareciera su origen y significación. Coincidienbolos, que se ha debido tanto al temor de resucitar viedo con el vigésimo quinto aniversario de la coronación jas querellas como a la creencia ingenua de que la únidel actual monarca, el Centro de Estudios Constitucioca función de aquellos consiste en despertar emocionales- -dirigido entonces por Carmen Iglesias- -editó nes. El resultado de esta inhibición, casi tres décadas un primoroso trabajo colectivo sobre los símbolos de Esdespués del pacto constitucional, es que, efectivamenpaña al que contribuyeron historiadores, musicólogos te, los símbolos levantan emociones, pero insanas y eny especialistas en heráldica y vexicología. Lástima que contradas y que, lejos de mover a la unidad, inducen a no exista una edición popular del mismo ni una versión la bronca. Los ciudadanos, en fin, deberían conocer la para escolares. No se trata de introducir de forma suhistoria y el significado de sus símbolos colectivos, porbrepticia en los planes de estudio una nueva versión de que la adhesión a los mismos, con independencia de sus la Formación del Espíritu Nacional, pero sería pertidimensiones emotivas, necesita una justificación racionente que la enseñanza de la Historia incluyera una exnal no muy distinta de la que se exige a todas y cada una plicación- -obviamente histórica- -de los símbolos de de las leyes. la nación, como sucede en toda tierra de garbanzos. Los -Ahí va otro magistrado del Constitucional propuesto por nuestro partido. Él ya sabe a quién le debe su independencia.