Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN DOMINGO 11 s 2 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro LAFORET C INÉDITA, EN ABC ARMEN Laforet, uno de los grandes hallazgos literarios surgidos de la nada tras las ruinas de la guerra, se asoma hoy a las páginas de ABC, donde se ha escrito, y se seguirá escribiendo, mucha de la mejor literatura del siglo XX y XXI. Nuestra madre era escritora. Dejó de escribir hace años. Luego, paulatinamente, dejó también de hablar. De ningún modo, sin embargo, dejó por ello de ser escritora, de ser quien era, ni siquiera de decir. Al contrario: cuanto menos hablaba, más decía la dibujó en una Tercera su hijo Agustín Cerezales Laforet, al poco de morir hace tres años. Ella ha seguido cautivando a lectores y estudiosos, que elaboran tesis doctorales, como la de Israel Rolón- Barada, que ha dado pie a este opúsculo que hoy publica ABC. Se trata de la autobiografía inédita de Carmen Laforet, una delicia de la escritora que revolucionó la noche literaria de la posguerra: sus vivencias, desde su infancia hasta su separación, el éxito de Nada, su traslado a Roma... El texto rezuma la calidad humana de una excelente novelista y persona cuando glosa su matrimonio con Manuel Cerezales, que dura de 1946 a 1970: Este periodo de mi vida no es solo mío y no estoy autorizada a relatarlo Sublime lección para los tiempos de hoy. Tuvo una crisis mística pero hay en Carmen Laforet algo limpio, poderoso, deslumbrante que hace que emocione leerla hoy en la sección de Cultura de ABC. 11- M, LA HORA DE LOS JUECES A Audiencia Nacional iniciará el próximo jueves el juicio oralpor elmayoratentadoterrorista cometido en España. Se trata de un hito histórico en la lucha judicial contra el terrorismo integrista, no sólo en España sino también a nivel internacional, pues ningunodelosgrandesatentadosdeAlQaidaodesus gruposasociadoshapodidoser sometido a un proceso de estas características. Sin duda, el hecho de que los presuntos autores materiales formaran una célula local de la yihad internacional y de que contaran con la colaboración de una trama nacional de tráfico de explosivos, permitió obtener resultados ya en los primeros días de la investigación, estando aún el PP en el Gobierno. Gracias a la eficaz actuación policial de entonces hoy es posible este juicio. Sin embargo, uno de las aspectos en los que menos profundidad ha alcanzado el sumario es, precisamente, el de las ramificaciones internacionales de los autores del atentado, cada vez más evidentes por operaciones policiales practicadas en otros sumarios contra el Grupo Islámico Combatiente Marroquí o las redes de exportación desde España de terroristas a Irak. Será también este juicio un examen para la justicia española, no en función del resultado final, como se pretende hacer ver por quienes, situados en los extremos de la polémica sobre la investigación sumarial, ya afilan sus críticas por anticipado. Es un examen en cuanto a la capacidad de gestión de una vista oral que va a durar meses, con veintinueve acusados, cientos de testigos, miles de documentos y complejos informes periciales. También porque habrá una presión informativa constante, en la que no faltarán los juicios paralelos a cada sesión. Y porque el alto nivel de tensión en el contexto político no va a facilitar las cosas a los jueces. El Consejo General del Poder Judicial deberá estar dispuesto a proteger la independencia de los jueces, tantas veces como sea necesario. En términos técnicos, la vista oral es un punto y aparte en el proceso penal, porque sólo las pruebas que se practiquen en esta fase pueden servir para condenar a los acusados. Las diligencias del sumario no pueden romper la presunción de inocencia, salvo que, en determinados casos, sean reproducidas L durante la vista oral. No obstante, resulta evidente que el sumario instruido por el juez Juan del Olmo va a estar sometido también a un constante juicio comparativo con lo que se diga en el desarrollo de la vista, especialmente en aquellos apartados sobre los que la sección de la Audiencia Nacional que va a juzgar el caso reconoció (auto de admisión de pruebas) la necesidad de despejar toda duda En este sentido, tendrá una notoria importancia el resultado de la prueba pericial anticipada sobre los explosivos, aún en trámite, y que debe entregarse al Tribunal el próximo martes. Pero también sería absurdo pensar que todo va a quedar claro. El propio juez instructor advirtió de lo contrario en sus últimos autos: en el relato de los hechos hay espacios en blanco que no se han podido escribir por falta de pruebas. No hay que olvidar que la mayoría de los presuntos autores materiales se suicidó en el piso de Leganés. Igualmente habrá de abordarse la motivación real de los terroristas, como debe hacerse en todo crimen. En el sumario constan importantes documentos que consolidan la tesis de que el 11- M fue un atentado para echar al Partido Popular del gobierno. Los magistrados de la Audiencia Nacional merecen, ante la gravedad de su tarea, toda la confianza de la opinión pública y de las instituciones. Van a dirigir una vista oral con una publicidad absoluta, con los derechos de defensa escrupulosamente atendidos, habiendo aceptado una cantidad ingente de medios de prueba y sin dejar fuera nada que pueda servir a intereses ajenos para impugnar, sin esperar a conocerlo, elsentido de la sentencia. Se va hablar de ETA, se van a analizar nuevamente los restos de explosivos y los magistrados acabarán zanjando las conjeturas y las teorías alternativas de la única forma pertinente en un Estado de Derecho: con una sentencia motivada y fundada jurídicamente. Estamos, por supuesto, en el momento de recordar a todas y cada una de las víctimas del 11- M y a sus familias, ahora que realmente empieza el juicio en el que deben recibir justicia. Y es responsabilidad de todos ampararlas en este trance que va a suponer para ellas la dolorosa reconstrucción de aquel brutal atentado. COREA DEL SUR Y ESPAÑA OH Moo- hyun se convierte hoy en el primer presidente de Corea del Sur que visita España desde que se establecieron relaciones diplomáticas hace medio siglo. La distancia geográfica y cultural ha mantenido alejados demasiado tiempo a los dos países, que por sus dimensiones y características están llamados a desarrollar un grado mucho mayor de cooperación. Es de esperar que esta visita, que tiene un componente cultural muy importante con la presencia de Corea en Arco, vaya a favorecer el acercamiento a uno de los países más dinámicos de Asia. El déficit acumulado por España en la balanza comercial debe ser corregido con una intensificación de los intercambios y de las inversiones españolas. Nada impide que dos economías, que en muchos campos son complementarias, desarrollen una mayor integración. Y si la actual política exterior española fuera más eficiente y activa en en los grandes asuntos mundiales, tal vez sería relevante abordar en el Palacio de La Moncloa el preocupante comportamiento de Corea del Norte en el campo de la proliferación nuclear. Pero incluso aquí, el Gobierno prefiere seguir hablando de la Alianza de Civilizaciones en vez de afrontar los verdaderos problemas. R LO QUE FALTA PARA EL PLENO EMPLEO OS dos últimos gobiernos, el anterior de Aznar y el actual, pueden legítimamente anotar entre sus éxitos másevidentes laevolucióndelempleo. A lo largo delaúltima década, la sociedad española ha creado siete millones de empleos netos, que elevan hasta veinte millones el número de ocupados, una cifra que nadie imaginó, ni como objetivo utópico, años atrás. Sin embargo no sería justo atribuir el mérito de este brillante resultado sólo a la gestión de ambos gobiernos. El empleo lo crean los empleadores, pues las administraciones sólo crean las condiciones para que los empresarios confíen en el futuro y contraten. En esta década, España ha normalizado el panorama del empleo con respecto a su entorno, especialmente con los países centrales de Europa, una vez alcanzadas tasas de actividad superiores al 60 por ciento y una tasa de desempleo ligeramente por encima del 8 por ciento. Son cifras que encajan con las medias de las economías del euro, pero que andan aún lejos de las mejores, porque a la hora de comparar conviene hacerlo con los que van en cabeza. Y para comparar con los mejores (con anglosajones y nórdicos) la tasa de actividad tendría que ganar diez puntos y la tasa de paro tendría que bajar a la mitad. En resumen, el sistema productivo español tendría que ofrecer entre dos y tres millones de empleos adicionales, con el incremento simultáneo del nivel de actividad. Que- L dan todavía barreras, obstáculos, exigencias, recelos frente al empleador que, mientras no se abatan, harán imposible alcanzar el nivel máximo de capacidad de crecimiento y de empleo. La contratación temporal que habilitaron gobiernos de los años ochenta, cuando el paro alcanzaba cotas del 20 por ciento y los ocupados no llegaban a significar ni un tercio del total de la población, fue determinante para animar la contratación, precaria, pero infinitamente mejor que no contratar. Los modestos recortes en los costes de rescisión del contrato laboral también contribuyeron a animar a los empleadores. Han sido los dos últimos gobiernos los que han recogido los frutos de medidas anteriores de mejora del marco laboral, los menos fértiles en cuanto a la reforma de los mercados laborales. Como los resultados eran buenos han evitado asumir riesgos y acelerar la inevitable reforma. Hay síntomas de agotamiento en la creación de empleo y convendría plantearse con urgencia ganar en productividad. Y para eso se requiere completar la agenda pendiente de reforma del mercado de trabajo. Sólo con esos mimbres se puede aspirar a mejores tasas de empleo, a alcanzar un cifra de ocupados del orden del 50 por ciento de la población (de 22 a 23 millones) y una tasa de desempleo en torno al 5 por ciento. A eso sí se le puede llamar pleno empleo y no a la actual situación por buena e inesperada que parezca.