Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 10- -2- -2007 ABC Las excavaciones israelíes en la mezquita de Al Aqsa desatan la amenaza de otra intifada Quince policías y una veintena de palestinos heridos en la batalla campal que estalló ayer en la explanada LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Cuando a las 12.41 hora local retumbó la primera carga policial y la temible Guardia de Frontera entró a saco con los fusiles en alto sobre la explanada de las mezquitas de Jerusalén, no sólo planeó el humo y el estruendo por megafonía, amenazando a gritos con más disparos si no cesaban las pedradas, sino, sobre todo, el miedo a otro estallido como el que en 1996 acabó con la muerte de 80 palestinos que protestaban entonces por la perforación de un túnel cerca de los santos lugares. Era el miedo a otra escalada de cólera, como la que seis años después, en 2002, suscitó con el nombre de Intifada de Al Aqsa el paseo de Ariel Sharon- -entonces jefe de la oposición conservadora hebrea- -por la hectárea de territorio más explosiva sobre la faz de la tierra, que ayer volvía a temblar en medio de los disturbios. Veinte musulmanes, de los más de 6.000 que ayer acudieron a la oración al Noble Santuario- -el Al Haram al Sharif de la confesión islámica- resultaron ayer heridos, además de 15 de los 2.500 policías que se habían desplegado en la zona en previsión de los altercados, como resultado de los enfrentamientos habidos al término de la plegaria santa del viernes. No hubo muertos, a pesar de que la intervención israelí se reanudó tres horas después para sacar a 150 manifestantes que se habían acantonado dentro de la mezquita de Al Aqsa, pero queda pendiente la acusación de que las Fuerzas de Seguridad hebreas se emplearon con excesiva contundencia en sofocar ayer lo que fue una primera provocación en forma de apedreamiento por parte de un grupo de personas que habían terminado el rezo. Amén del exceso en que se pudo incurrir al disolver a otro conjunto de personas a las que se había impedido el paso a la explanada y que atacaron a los agentes desde la llamada Puerta de los Leones- -la más cercana a las mezquitas- -también con botellas y piedras. Nos hemos visto obligados a dispersar a los manifestan- Soldados israelíes son atendidos tras recibir el impacto de piedras en la explanada de la mezquita de Al Aqsa tes empleando granadas de estruendo, gases lacrimógenos y fuerzas antidisturbios, pero no fuego real defendía el portavoz de la Policía en Jerusalén, Micky Rosenfeld, aunque después, en el sector de atención sanitaria, el doctor Jhalil ElBaba advertiría que algunos heridos presentaban impactos de balas envueltas de caucho. No hay justificación para lo que han hecho, estaba orquestado ya para atemorizar los espíritus de los fieles contrarios a las excavaciones espoleaba Adnan Husseini, el jefe del Waqf, custodio musulmán de los santos lugares. Los choques, según relató a ABC Musallam Mazer- Din, uno de los fieles que se encontraban alrededor de los templos, arrancaron cuando un nutrido grupo de entre cien y doscientos hombres, en su mayoría jóvenes que viven en la Ciudad Vieja de Jerusalén, tiraron piedras contra la Policía israelí que se encontraba apostada y pertrechada con toda la parafernalia antidisturbios posible, sobre el puente peatonal que desemboca en la puerta de los Magrebíes la de Al Mugrabi. Precisamente el acceso a la Explanada de las Mezquitas dañado durante una nevada en 2004 que está siendo apuntalado y renovado en unas obras que han desatado las iras, primero del Movimiento Islámico de Jerusalén- -que difunde la falacia de que es un perverso proyecto israelí para derribar la Mezquita de Al Aqsa- y después de decenas de líderes musulmanes, incluido el rey de Jordania, que han llamado a detener los trabajos. Con la amenaza del jefe de Hamás, Jaled Meshal, que ha acusado a Israel de estar jugando con fuego una advertencia que permanece en pie pese a que la Dirección de Antigüedades del Gobierno hebreo ha ofrecido instalar cámaras y retransmitir por internet 24 horas al día la intervención para demostrar que ni un centímetro de los lugares está en peligro. Por supuesto que quieren tirar abajo la mezquita de Al Aqsa, pero paso a paso. No lo van a hacer de la noche a la mañana, sino con cada movimiento. y vamos a vigilarlo insistía Mazer- Din, seguro de que Israel mantendrá en la cárcel a los 17 jóvenes detenidos por haber emprendido el ataque, pero también dispuesto a acudir AFP hoy al llamamiento de líder del Movimiento Islámico en Israel, jeque Raed Salah, a una nueva protesta. Los soldados israelíes intervinieron, fusil en alto, contra los cientos de jóvenes que les lanzaban piedras Con Jerusalén en estado de alerta, los disturbios se reprodujeron también en Nazaret, donde 10.000 personas salieron a la calle en un multitudinario acto de protesta y lanzaron piedras contra puestos de control israelí en las carreteras, y en Gaza, donde un líder de Hamás pidió a Dios la unidad palestina, para que con nuestros rifles y nuestros túneles (los utilizados para el contrabando de armamento) seamos capaces de limpiar Al Aqsa de las excavaciones También en Nazaret ABC. es Galería de imágenes de los enfrentamientos en Jerusalén en abc. es internacional