Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 s 2 s 2007 ESPAÑA 13 La Familia Real se vuelca con la Princesa de Asturias para aliviar su dolor Esta tarde se oficiará en una parroquia de Madrid un funeral en la estricta intimidad por el alma de Érika Ortiz Rocasolano ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Todos los miembros de la Familia Real se están volcando con la Princesa de Asturias para tratar de aliviar su dolor tras la trágica muerte de su hermana pequeña, Érika Ortiz Rocasolano. Quiso la fatalidad que en los primeros momentos tan difíciles, Don Felipe y Doña Letizia estuvieran solos en el Palacio de La Zarzuela, ya que el Rey se encontraba de viaje en Alemania y la Reina en Indonesia. También a la hermana mediana de Doña Letizia, Telma, cuya compañía era clave para la Princesa y para sus padres, la terrible noticia la sorprendió en Filipinas, donde trabaja como cooperante. Telma regresó la noche del jueves a Madrid. La última en llegar a la capital española fue la Reina que, a pesar de todos los esfuerzos por anticipar su vuelta, no pudo regresar a tiempo para asistir al responso por el alma de Érika. Telma Ortiz, a su llegada a Madrid procedente de Filipinas fuerzas para llevar unas palabras de consuelo a los Príncipes. Se da la circunstancia de que las palabras constituyen el único consuelo que puede recibir Doña Letizia, pues al estar embarazada ni siquiera puede tomar un fármaco que la ayude a conciliar el sueño. Ahora, que ya están todos los miembros de las dos familias en Madrid, ABC ha podido saber que esta tarde se oficiará en una parroquia de Madrid un funeral por el alma de Érika Ortiz Rocasolano. A esta ceremonia religiosa, que se celebrará en la más estricta intimidad, está previsto que asistan los familiares y amigos más íntimos de la hermana menor de la Princesa de Asturias. Anoche no estaba confirma- ENFOQUE Palabras de consuelo Después de un vuelo de 23 horas de duración, con dos escalas- -una en Phnom Penh y otra en Dubai- Doña Sofía llegó pasadas las doce de la noche de ese mismo día a la base aérea de Torrejón de Ardoz. A pesar del cansancio por la duración del viaje y del dolor por la trágica noticia, la Reina buscó da la presencia de la Familia Real en este acto religioso, que se oficiará a petición de la familia de la Princesa. Tampoco se descartaba que los Reyes y los Príncipes celebraran otro funeral en la ermita del Palacio de La Zarzuela. El deseo de ambas familias es preservar su intimidad en unos momentos tan dolorosos como los que están viviendo.