Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN SÁBADO 10 s 2 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro LA CULTURA ESPAÑOLA COLECCIÓN PARA R EL PNV SECUNDA LA ESTRATEGIA DE ETA OS partidos que componen el gobierno vasco (Partido Nacionalista Vasco, Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida) dieron ayer a ETA una cobertura de baja intensidad, y a la medida de sus intereses políticos, al apoyar dos iniciativas claramente orientadas a deslegitimar al Estado de Derecho. No puede decirse, siquiera, que se tratara de un mal menor, aunque la Cámara rechazara previamente una propuesta del Partido Comunista de las Tierras Vascas para pedir la excarcelación de De Juana Chaos. En su lugar, los grupos que apoyan al lendakari Ibarretxe optaron por condenar la construcción de imputaciones contra el etarra en huelga de hambre y por denunciar la desproporción de la condena que le fue impuesta por escribir dos artículos que la Audiencia Nacional consideró constitutivos de un delito de amenazas. El nacionalismo vuelve así a ocupar ese espacio colindante al de ETA y a demostrar que sigue sin apoyar al Estado en la lucha contra el terrorismo etarra, en una equidistancia tan falsa, porque ayuda a ETA, como dañina, porque hay quien se la cree. Los grupos del tripartito no sólo deslegitimaron la sentencia de condena- -que la próxima semana será revisada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo- -sino que, además, pusieron bajo sospecha a todo sistema judicial y policial español, al solicitar una reforma de la ley de Enjuiciamiento Criminal que suprima la incomunicación de los detenidos y prevea la instalación de cámaras en los calabozos para evitar la comisión de torturas. Esta propuesta encierra, obviamente, un espaldarazo a la estrategia etarra consistente, según su manual de instrucciones en denunciar sistemáticamente malos tratos para perjudicar la imagen de la Policía y la justicia españolas y lograr un efecto propagandístico de persecución política. Sin embargo, esta mano que han echado los nacionalistas a ETA ha llegado en mal momento, por dos razones. La primera, porque Amnistía Internacional se ha negado a amparar a De Juana Chaos, dado que su estado físico es consecuencia de una huelga de hambre, por tanto, de una decisión voluntaria. La segunda, porque los sindica- L tos policiales han denunciado el trato privilegiado que está recibiendo De Juana Chaos- -cuya fotografía en la cama del hospital fue tomada por sus abogados, como adelanta hoy en exclusiva ABC- a pesar de ser un preso preventivo (con condena no firme) que debería estar sometido, teóricamente, a las mismas restricciones que los demás reclusos. El Gobierno debería tomar buena nota de que un etarra con veinticinco asesinatos en la espalda se haya convertido en centro de la atención política. Y en gran parte esto se debe al cúmulo de declaraciones impertinentes y erróneas, alguna del propio presidente del Gobierno, sobre el apoyo de este terrorista al proceso de negociación y, en general, al papel de los jueces en el posible final dialogado de la violencia. Ese protagonismo, absolutamente contraproducente, está siendo aprovechado por ETA y Batasuna para generar un debate que, al final, cuestiona la legitimidad del sistema judicial y de la respuesta penal al terrorismo. Por otro lado, Rodríguez Zapatero vuelve a tener otra prueba más de que el PNV a quien quiere convertir en socio de referencia de su nuevo- -e ignoto- -pacto antiterrorista, siempre se decanta por apoyar las estrategias propagandistas del nacionalismo más radical, aun cuando las traduzca al lenguaje o a las formas que más le benefician políticamente y tomen una apariencia aceptable, que es puramente una simulación. El PNV no apoyó la excarcelación de De Juana, pero sí unas propuestas aún más dañinas para el sistema legal y judicial, porque atacan la legitimidad de la condena al etarra y el respeto policial a las garantías de los detenidos. Al menos, esta ofensiva nacionalista contra el Estado de Derecho permitió a socialistas y populares vascos unir sus votos para apoyar la acción judicial y el ordenamiento jurídico. La realidad acaba poniendo a cada cual en su sitio, y la realidad vasca sigue haciendo que a populares y socialistas del País Vasco todavía les unen más cosas que aquellas que les separan. De la misma manera que a PNV y a Batasuna les unen muchas más cosas que las que los diferencian. ESULTARÍA difícil revisar la historia de los últimos cien años de nuestro país sin tener en cuenta el formidable patrimonio cultural de ABC. Como recordaba el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, el compromiso de este diario con la capital y con la nación, lejos de interrumpirse o debilitarse, se ha fortalecido. ABC pone a disposición de todos los ciudadanos su inmenso archivo artístico, una colección formada por más de 200.000 obras de dos millares de artistas de la talla de Dalí, Juan Gris, Gaya, Penagos, Pla, Vázquez Díaz... que continúa enriqueciéndose hoy con el genio de Mingote y la presencia de los nuevos creadores, galardonados con el premio ABC de Pintura y Fotografía. Gracias a la colaboración del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, la Fundación Colección ABC ha puesto en marcha el Centro ABC de Dibujo e Ilustración, un espacio para la creación y la innovación, que apuesta fuerte por la docencia, con la creación de talleres para niños, jóvenes y familias, cursos de formación, ciclos de conferencias, debates entre especialistas... Un espacio vivo, que ocupa un vacío en la oferta cultural española, cuya sede será rehabilitada por el estudio de arquitectos Aranguren Gallegos y que está llamado a convertirse en centro de referencia internacional. UNA FRÁGIL PALESTINA H ESPERANZA EN ALIVIO PARA UNA TRAGEDIA ÁS allá de estadísticas demográficas y macroeconómicas, el dilema de la inmigración ilegal afecta a muchos miles de seres humanos que son víctimas de prácticas infames. La situación de las 400 personas a bordo del Marine I frente a las costas de Mauritania ofende el sentimiento más elemental de humanidad. Enfermedades, falta de alimentos y desesperación configuran un panorama contrario no sólo al derecho internacional sino a los principios básicos de la moral. Lo urgente e imprescindible es, pues, atender a estas personas sin perjuicio de que a continuación se aplique la ley con todas sus consecuencias, porque no sirve de nada hacer declaraciones retóricas en tono buenista y organizar eventos bien remunerados sobre la alianza de civilizaciones, mientras se mira para otro lado ante una tragedia de tales dimensiones. La intervención diplomática ante las autoridades de Mauritania- -que recibirá de España ayuda económica- -y de Guinea para buscar una salida eficaz puede permitir el desembarco en un puerto mauritano y la práctica de una atención urgente a los pasajeros más vulnerables, en concreto a los niños. Éste es un deber ineludible de los Estados que no deben dejar el asunto en manos de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, cuya intervención sólo puede ser transitoria y coyuntural. Al parecer, la gran mayoría de los inmigrantes proceden de Cache- M mira y de diversos países subsaharianos, lo que demuestra una vez más la capacidad de las mafias para desarrollar en los más diversos lugares su sombría labor de tráfico de personas. La política del Ejecutivo en materia de inmigración ha demostrado ya sobradamente su falta de realismo. Aunque el ministro Caldera prefiere no oírlo, el efecto llamada generado por la regularización ha sido objeto de severas críticas por parte de la Unión Europea y convierte a España (en particular a Canarias) en un destino supuestamente atractivo. Hay que perseguir sin descanso a los delincuentes organizados que extorsionan a personas desesperadas y vulneran de forma permanente el ordenamiento internacional y las leyes internas. Estos sujetos sin escrúpulos interpretan cualquier apariencia de debilidad como un incentivo para incrementar sus prácticas odiosas. El Ministerio de Asuntos Exteriores puede conseguir que los estados africanos implicados, a cambio de dinero. reaccionen con arreglo a las normas y al sentido común, Es imprescindible que las leyes y las medidas socioeconómicas complementarias produzcan un efecto disuasorio, y para ello es clave establecer la regla de que nadie podrá sacar ventaja de una situación ilegal. Es importante aliviar las consecuencias, pero lo principal es afrontar seriamente las causas. A habido tantos acuerdos fallidos y treguas violadas, que es difícil mantener una esperanza en el pacto de Gobierno al que han llegado el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, y los dirigentes del partido radical Hamas. Se trata sin duda de un paso positivo como se han apresurado a reconocer la mayoría de gobiernos interesados, pero se ha dejado en el camino- -como también ha sido recordado unánimemente- -la condición del reconocimiento de Israel. Esperemos que esta fórmula basada en hacer que ese reconocimiento venga por la vía de los hechos del nuevo Gobierno y no del partido, fomente una dinámica positiva, No es aceptable que todo el panorama diplomático y estratégico de los intereses occidentales en la región esté contaminado por este asunto. Urge resolver cuanto antes el conflicto palestinoisraelí antes de que un problema mucho mayor, el de la nuclearización del régimen de Teherán, pase a ser la principal de nuestras preocupaciones. No ha sido casual que este acuerdo se haya producido en La Meca, porque Arabia Saudí, junto a los principales regímenes moderados, comparten nuestros temores sobre Irán y están más dispuestos que nunca a contribuir en la solución del problema palestino.