Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO Investigación VIERNES 9 s 2 s 2007 ABC El espejo principal del James Webb, sucesor del Hubble, está terminado Con 6,6 metros de diámetro, está constituido por 18 hexágonos de 1,3 metros que pueden orientarse de forma independiente J. M. NIEVES MADRID. El sucesor del veterano telescopio espacial Hubble está cada vez más cerca. Y aunque su lanzamiento no se producirá hasta el año 2013, uno de sus componentes vitales, su espejo principal de 6,6 metros, ha sido presentado en sociedad por la Agencia Espacial estadouNASA. El ojo del Telescopio Espacial James Webb (JWST, por sus siglas en ingles) es casi tres veces más grande que el de su antecesor, y ha sido desarrollado en el Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville (Estados Unidos) El espejo, cuando esté montado sobre el telescopio y en órbita, será el mayor jamás enviado al espacio. Su tamaño y su tecnología permitirán a los científicos observar los lugares más remotos del Universo y desentrañar los misterios que aún existen sobre cómo se formaron las primeras galaxias, muy poco tiempo después después del Big Bang. La capacidad de ver de un telescopio, algo así como su habilidad para resolver los detalles de las observaciones que realiza, está directamente asociada con el tamaño del área del espejo que recoge la luz procedente del cosmos. Un área de mayor tamaño recoge más luz y permite, por lo tanto, observar las zonas más alejadas del espacio. pacio del cohete que deberá transportarlos. Cada uno de estos 18 espejos tiene capacidad para moverse de forma individual, de forma que resulte fácil alinearlos en en conjunto, en un gran número de configuraciones diferentes, para funcionar como un gran espejo único capaz de adaptarse a las más diversas condiciones de observación. Los científicos e ingenieros podrán arreglar cualquier imperfección después de que el telescopio se abra en el espacio o si se producen cambios en el espejo (deformaciones o pequeños impactos con partículas que deformen partes de su superficie) durante el tiempo que dure la misión. Hechos de berilio Cada segmento está hecho de berilio, uno de los metales más ligeros que se conocen, que ha sido utilizado ya con éxito en otros telescopios espaciales y que ha demostrado con creces su buen funcionamiento en las duras condiciones del espacio exterior, donde reinan temperaturas muy bajas. Cada segmento del espejo, con forma hexagonal, tiene 1,3 metros de diámetro y pesa aproximadamente 20 kilogramos. El espejo principal será 2,5 veces más grande que el del Hubble, que tiene 2,4 metros de diámetro, pero pesará aproximadamente la mitad de éste. Según los investigadores, el aumento de sensibilidad con respecto al telescopio Hubble permitirá a los científicos observar cuándo se formaron las primeras galaxias y contemplar por primera vez fenómenos hoy pocos conocidos y objetos intrigantes, entre ellos los quásares, poderosísimos emisores de energía, en los bordes mismos de la creación. Más información en: http: www. jwst. nasa. gov El espejo del James Webb (nombre que recibió el proyecto en el año 2002, en honor del segundo de los administradores generales de la NASA) estará acompañado también por una mejor resolución de la que tiene el Hubble. La superficie receptora está constituida por 18 segmentos hexagonales de espejo que formarán un área total de 25 metros cuadrados cuando estén montados uno junto a otro, en una disposición que recuerda la de las celdas de un panal. Los 18 segmentos de los que consta el espejo se desplegarán por completo cuando el telescopio se encuentre en el espacio, ya que su gran tamaño impide su acoplamiento en el interior de una nave espacial. Los ingenieros han resuelto este problema dotando al espejo de una estructura que permite que sus componentes se articulen como si de hojas de una mesa plegable se trataran, doblándose y acomodándose al es- Mayor resolución Un técnico realiza pruebas sobre uno de los fragmentos del espejo del Telescopie Espacial James Webb ABC El acelerador de partículas británico comienza a acoger experimentos EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El gran sincrotrón británico ha abierto parcialmente sus puertas a los investigadores mientras siguen las obras en sus instalaciones, que ocupan el espacio de cinco campos de fútbol y que podrían estar terminadas hacia 2011. Bautizado como Diamond Light Source, es un acelerador de partículas, como el que la UE va a construir en Francia, cuya misión es generar rayos de luz muy intensa que pase a través de la materia y permita examinar su estructura interna. La mayor instalación científica que se pone en marcha en el Reino Unido en treinta años, ya ha concluido siete vías de rayos de luz (otras cuatro o cinco se añadirán cada año) y han comenzado a trabajar científicos en experimentos que van desde la investigación del cáncer y la mejora en la técnica de almacenamiento de materiales hasta ensayos para desvelar los misterios del sistema solar. En el sincrotrón, los electrones son acelerados en el vacío dentro de un estrecho tubo en forma de circunferencia, que en el caso británico mide 562,6 metros de largo. Cuando las partículas giran una y otra vez alcanzando casi la velocidad de la luz, pierden energía en forma de luz sincrotrón. Esa luz, que se encuentra en el espectro de los rayos X, los ultravioleta y los infrarrojos, se canaliza después a través de vías de rayos de luz para ser aplicada a muestras de material y poder analizar sus estructuras internas. El sincrotrón es conocido como súpermicroscopio Una de las investigaciones en marcha tiene como fin probar el comportamiento de determinados materiales magnéticos. Según Chris Binns, físico de la Universidad de Leicester, se trata de buscar nuevas vías para un mejor comportamiento de los materiales magnéticos agregándoles nanopartículas El Diamond sustituye al Synchrotron Radiation Source que existe en Daresbury, el primero construido en el mundo, que cerrará el próximo año. Más información e imágenes: http: www. diamond. ac. uk News P ressCentre ImageGallery