Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 s 2 s 2007 ESPAÑA 25 Ni Mauritania ni Canarias quieren a los 400 inmigrantes del Marine I Su estado de salud empieza a ser muy débil mientras España negocia en la zona ERENA CALVO LAS PALMAS. Han tenido que hacer frente a los fuertes oleajes del Océano, las bajas temperaturas de las noches en alta mar y la incertidumbre sobre su futuro. Ocho días después de su localización por los servicios de rescate, los 400 inmigrantes del Marine I continúan a bordo del buque con el que pretendían alcanzar las costas canarias. Una situación que las organizaciones humanitarias no dudan en calificar ya de alarmante y peligrosa para la salud de las personas que permanecen en su interior, después de pasar cinco días, con sus cinco noches, frente a las costas de Mauritania, donde se averió la nave. España hará todo lo necesario para garantizar la vida de los pasajeros del Marine prometió ayer el ministro de Asuntos Exteriores, quien precisó que ello no colisiona con la voluntad de lucha del Gobierno contra las mafias. Por su parte, el Ejecutivo canario expresó su rechazo a que el barco fuese trasladado a Canarias, una posibilidad que no se descartaba. De hecho, en las Islas estaban preparados los equipos de respuesta de Cruz Roja. La gravedad del asunto propició ayer la salida del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, hacia Mauritania, donde se podría alcanzar un acuerdo en el que participaría la República de Guinea, de donde pudo partir la embarcación. León se reunió ayer con el líder de la junta militar en el poder en Mauritania, coronel Ely Ould Mohamed Vall, para consensuar una solución, que pasaría por que Mauritania diera luz verde al Marine I para atracar en el puerto de Nuadibú, con la condición de que los inmigrantes sean trasladados a Guinea. Bernardino León aclaró que Mauritania no acogerá a los inmigrantes clandestinos porque, jurídicamente, no es responsable de su drama pero subrayó que este país puede contribuir a buscar una solución humanitaria a esta crisis según recoge Efe. La República que preside Lansana Conté también pone sus condiciones, y pide que se compruebe que el barco partió de sus costas. Tarea que llevará a cabo una delegación de oficiales guineanos desplazados a Mauritania. Mientras las negociaciones siguen su curso, un pesquero se desplazó ayer hasta el buque con la ayuda humanitaria de la Media Luna Roja y la Cruz Roja. La embarcación partió a las nueve de la mañana al encuentro del Marine I aunque su vuelta no se esperaba hasta bien entrada la noche. A su regreso esperamos noticias sobre el estado de los inmigrantes explicaron portavoces de Cruz Roja. Lo cierto es que hasta ayer nadie había podido subir al Marine I por lo que las informaciones sobre el número de pasajeros, o su estado de salud, sólo se conocían a través de las comunicaciones de las organizaciones humanitarias con los inmigrantes a través de la radio o las pancartas que extendían hacia el remolcador Luz de Mar Sin embargo, ayer se autorizó la entrada en el buque de representantes de la Media Luna Roja y de Organización Internacional de Migraciones (OIM) que podrán comprobar si todos los inmigrantes son varones adultos, así como su nacionalidad- -según los datos que se manejan procederían de la región de Cachemira y de países subsaharianos- y su estado de salud, ya muy débil Una de las oficinas de la Caja de Ahorros de Murcia en la capital alicantina F. GUILLÉN Los zaplanistas se fijan en Caja Murcia para resarcirse de su derrota en la CAM D. MARTÍNEZ A. ANTOLÍN ALICANTE. La guerra de cuotas en el consejo de administración de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) amenaza con salpicar a otras entidades financieras. Según han confirmado distintas fuentes conocedoras del proceso, la corriente zaplanista del PP alicantino prevé exigir compensaciones en el próximo proceso renovador del consejo de Caja Murcia, si sus aspiraciones en la CAM son desestimadas. La llegada del ex edil murciano Juan Ramón Avilés a la presidencia de la comisión de control de la caja alicantina, en contra de los términos pactados antes de la asamblea del pasado 5 de febrero- -en virtud de los cuales debía corresponder al representante de la Cámara de Comercio, José Enrique Garrigós- -ha provocado la reacción de la corriente zaplanista, que mira hacia la caja de la Región de Murcia para compensar su pérdida de poder en el órgano de gobierno de la entidad alicantina. Tanto el presidente provincial del PP de Alicante y cabeza visible del zaplanismo en la Comunidad, Joaquín Ripoll, como algunos de sus más estrechos colaboradores han estudiado ya esta posibilidad, según fuentes de su entorno. No obstante, la próxima renovación del consejo de la caja murciana está fijada para el verano de 2008. El argumento de los zaplanistas se basa en que la presidencia del órgano que supervisa la labor del consejo de administración está en manos de uno de los representantes de la Región de Murcia, por lo que consideran que sus peticiones, llegado el momento de plantearse, podrían ser asumidas. No obstante, el Gobierno valenciano ya se ha mostrado abierto a la posibilidad de situar a Garrigós al frente de la comisión de control, aunque aún no se ha establecido el tiempo ni la forma para ello, según fuentes cercanas a la dirección regional. Resta por ver si la eventual rectificación en el citado órgano aplaca las apetencias zaplanistas sobre Caja Murcia. Fin de la incertidumbre Camps recurrirá ante el TC si el Congreso aprueba el Estatuto de Castilla- La Mancha ABC ELCHE (ALICANTE) El Gobierno valenciano recurrirá sin ninguna duda el Estatuto de Castilla- La Mancha ante el Tribunal Constitucional si no se elimina de su texto la disposición por la que se pone fecha de caducidad al trasvase TajoSegura. Así lo anunció ayer el consejero de Infraestructuras y Transportes, José Ramón García Antón, durante la sesión de control de las Cortes al presidente de la Generalitat, el popular Francisco Camps. En el pleno, el presidente valenciano, que contestó a una pregunta del portavoz del PP sobre la política hídrica del Gobierno estatal respecto a las necesidades de la Comunidad, se remitió al acuerdo adoptado por unanimidad, el pasado miércoles, por las Cortes regionales contra la pretensión de Castilla- La Mancha de fijar el fin del Tajo- Segura en 2015. Además, volvió a reclamar que los grupos políticos caminen todos juntos en defensa de los intereses de la Comunidad. El PP y el PSOE de Castilla- La Mancha, por su parte, se ratificaron ayer en el acuerdo alcanzado para pedir la caducidad del trasvase Tajo- Segura en el nuevo Estatuto de Autonomía, cuya constitucionalidad defendieron ante el recurso anunciado por el Gobierno valenciano. El portavoz socialista en las Cortes regionales, José Molina, aseguró que el anuncio del Gobierno valenciano parece en plan rabieta y dijo que no tiene visos de seriedad Una rabieta La Media Luna Roja y la Organización Internacional de Migraciones accedieron ayer por primera vez al barco España hará todo lo necesario para garantizar la vida de los pasajeros del Marine prometió Moratinos