Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -2- -2007 99 GENTE www. abc. es gente Alexandra de Dinamarca renuncia a su título por amor La ex esposa del príncipe Joaquín, de 42 años, contraerá matrimonio con un fotógrafo danés de 28 el 3 de marzo. Al casarse en segundas nupcias, dejará de ser princesa y perderá ciertos privilegios POR CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. La Casa de la Reina Margarita II de Dinamarca informó ayer mediante un comunicado oficial que la Princesa Alexandra, condesa de Fredriksborg, contraerá matrimonio con el fotógrafo Martin Jörgensen el próximo día 3 de marzo. Una boda que será celebrada en la intimidad. Añade ese comunicado que, tras este enlace, la princesa dejará de pertenecer a la Familia Real, perderá su título y tratamiento de princesa y será en lo sucesivo Alexandra Christina, condesa de Fredriksborg. Dinamarca entera vivió ayer el conciso anuncio del compromiso de la boda de la ex mujer del benjamín de la Reina con sorpresa pero a ritmo de fiesta. Los nórdicos, que siempre admiraron a la dulce china por su porte, siempre amable y su saber estar, que lloraron con ella el fin de su matrimonio con el príncipe Joaquín, así como las tristezas y depresiones que sufrió tras su separación, se rindieron ante la decisión tomada por la princesa de preferir el amor al dinero, el prestigio y los títulos. rencias. El anuncio de esta acelerada boda ha dado paso a un sinfín de comentarios sobre qué motivos tendría Alexandra para decidir unir su vida a la del fotógrafo Jörgen. Los medios de información apuntan dos posibilidades. Por una parte, se especula con la posibilidad de que la hasta ahora princesa esté embarazada y, por otra, se asegura que ha querido casarse antes de que el príncipe Joaquín anuncie su compromiso de boda, noticia que, según se comenta en distintos ambientes, se hará púbico dentro de muy pocos días. Alexandra, que tras la boda disfrutará de una pequeña subvención del Estado libre de impuestos, según dispuso el Parlamento en noviembre del año 2004, mantendrá la custodia de sus hijos y seguirá viviendo con su flamante esposo en Österbro, residencia que la Reina Margarita le compró tras su ruptura con Joaquín. Expectación informativa Los periodistas apostados ante el domicilio de la princesa Alexandra no consiguieron ni un solo comentario de la pareja. Sin embargo, las televisiones nacionales DR- 1 y Dr- 2 emitieron programas conmemorativos sobre la vida de Alexandra, desde su boda con Joaquín hasta las últimas veces que asistió a cenas oficiales. Preocupa, ahora, a la opinión pública el futuro de los pequeños príncipes Nicolás y Félix, que a partir del 3 de marzo vivirán tal y como expresó un conocido experto en casas reales con un pie en el Palacio de Amalienborg, bajo el rígido protocolo danés, y con otro dentro del ambiente bohemio del que será su padrastro Las Navidades pasadas, los daneses empezaron a preguntarse cuándo fijarían la fecha de sus respectivas bodas al descubrir que Alexandra y Joaquín despidieron el año junto a sus respectivas parejas en un ala del castillo de la Reina. La respuesta no se ha hecho esperar. Al menos, en lo que respecta a Alexandra. Un sinfín de comentarios De todos era sobradamente sabido, y así lo estipulaba su contrato de divorcio, que si Alexandra volviera a casarse, perdería su importante apanage o sueldo real, su título de Alteza Real y de princesa y pasaría a ser, según el protocolo, una persona sin distinciones o prefe- Alexandra y sus dos hijos, el año pasado, en el bautizo del hijo de Federico y Mary REUTERS