Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 s 2 s 2007 MADRID 63 Aguirre acusa a Simancas de emplear maniobras de agitadores callejeros Responsabiliza al PSOE de estar detrás de la huelga de funcionarios s A la primera manifestación de los sindicatos sólo acudieron 400 personas G. ZANZA MADRID. La presidenta del Gobierno regional, y del PP- Madrid, no dudó en criticar la convocatoria de una huelga general en marzo que afectará a los funcionarios de la Comunidad. Aguirre, en su intervención ante la Junta Ejecutiva Regional del PP, aseguró que responde a una utilización de los sindicatos para obtener réditos políticos por lo que la política española da un salto atrás en la historia de muchísimos años Pero Aguirre fue más allá al plantear que muy mal se tiene que ver Simancas cuando recurre a estas maniobras de agitadores callejeros La primera movilización convocada por los sindicatos, previa a la huelga general en el sector público, sólo reunió a 400 personas, según Efe. La manifestación partió de Antón Martín para llegar a Sol con el lema No a la discriminación: por una carrera profesional para todo el personal de la Comunidad de Madrid los planteó. Y siguió con las comparaciones al referirse a las informaciones que ofrecen cadenas autonómicas como TV 3, Canal Sur o la de CastillaLa Mancha frente al pluralismo de Telemadrid. Para Aguirre, el PSOE ha decidido hacer de Madrid el objetivo central de su campaña, incluso de la nacional, lo que explica que en la presentación de los candidatos a las alcaldías de más de 50.000 habitantes de España, Zapatero dedicara en exclusiva su discurso a Madrid y a atacar a Telemadrid con acusaciones y descalificaciones en el más puro estilo excluyente y sectario El discurso no había comenzado en tono combativo. Todo lo contrario. Había considerado su intervención como el pistoletazo de salida de la campaña más importante de los últimos tiempos También al principio, Esperanza Aguirre desgranó el salto espectácular que ha dado Madrid, con reducciones de la tasa de paro del 21 en 1996 al 6 en 2007. El gran objetivo del PP, además de ganar las elecciones, es lograr que Madrid pase de ser la región que lidera España a ser la que lo haga en la Unión Europea. Tenemos que dar el salto pedía Aguirre ante la Junta Ejecutiva. Aguirre animó a sus militantes que se imaginasen el Madrid que ella quiere: La ciudad abierta y cosmopolita que es ahora, que no se mire en el ombligo... un Madrid de vanguardia Por todo ello, Esperanza Aguirre exigió a los militantes y cargos públicos una gran movilización para ganar las elecciones. Pero también les pidió, como conclusión final, que no caigáis en provocaciones y no entréis al trapo de las descalificaciones. A trabajar limpio y duro, pico y pala AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano GORE L El Prestige y Algeciras Aguirre realizó estas afirmaciones refiriéndose al ambiente que rodea la política, nacional y regional, en la actualidad: Me recuerda al que crearon en las elecciones de 2004 En tono pausado, la presidenta regional pidió a los militantes y cargos del PP que pensaran qué hubiera ocurrido si el asunto de Fago hubiera sido al revés. Que el muerto hubiera sido del PSOE y el presunto asesino detenido fuera del PP Al mismo tiempo comparó las movilizaciones tras el naufragio del Prestige con el caso del barco que lleva varios días derramando combustible en Algeciras: Chaves ni siquiera acepta voluntarios, voy a escribirle una carta para ofrecérse- Pensemos qué hubiera ocurrido si el asunto de Fago hubiera sido al revés. Que el muerto hubiera sido del PSOE y el presunto asesino del PP a ecología es, como se sabe, el estudio del eco. Es decir, el estudio de la propaganda, que en eso consiste el eco en nuestro tiempo. Y la propaganda que nos vende Al Gore es lo que se dice gore ¡Pero gore gore Y por eso está en Madrid, que es, gracias al inquilino de La Moncloa, la capital gore del mundo. La gracia del gore es que al New York Times Madrid le parece una provincia española de los años cuarenta habitada por niñas vestidas de posguerra, mientras que a uno ese mismo Madrid le parece la parada de los monstruos de Tod Browning. ¿Será cosa del clima? Para responder a esta inquietud ha venido Al Gore, el senador de Tennessee, tan semejante en su facundia a otro senador Calderón me llamo Calderón y doy suerte al que Raúl del Pozo, en un gran hallazgo literario, ha bautizado felizmente con el sobrenombre de El Senador de Massachuset. Dicen que a Madrid lo ha traído- -al de Tennessee (Estados Unidos) no al de Massachuset (Palencia) -Tomás Vera, o sea, Tom, el de Tim (Robbins) y Tom, un hombre del ramo de la inmigración municipal que cree que lo suyo es echarles progres a los pobres, para que se conforten. Total, que aquí está Gore, que tanto recuerda a una de esas ánimas en pena que rondan por ahí porque, ignorando que están muertas, no encuentran colocación en el astral. ¿Quién no ha oído hablar del fantasma de una mujer que en una curva de la carretera en que murió se incorpora al asiento trasero de los automovilistas? Pues así es como Gore se le ha metido a Rodríguez en casa y lo ha invitado a liderar un no sé qué. A Gore no lo dejaron salvar América y es natural que ahora quiera, el tío, salvar al mundo. ¿Dónde le iban a hacer más caso que en Madrid? Aquí, todos los taxistas han tenido siempre el mismo tema de conversación que Al Gore: el tiempo. La diferencia es que cualquiera de los taxistas expone sobre el asunto ideas más interesantes que las de Al Gore, a quien la ministra antitaurina habrá obsequiado con la cagaluta del lince que famosamente fue a hacer de cuerpo en la nueva carretera de los pantanos. Para un ecologista como Al Gore, esa cagaluta debe de tener el mismo valor que para Clark Kent un canto rodado de Criptón.