Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID JUEVES 8 s 2 s 2007 ABC La Policía Municipal precinta seis bares de copas en los bajos de Aurrerá Los locales incumplían el decreto de cese y clausura s Los vecinos denuncian agresiones, prostitución y bandas latinas CARLOS HIDALGO MADRID. Funcionarios del distrito de Chamberí y de la Policía Municipal desarrollaron anoche un operativo especial en la zona conocida como los bajos de Aurrerá en el barrio de Argüelles (Chamberí) Como resultado del dispositivo, seis locales de copas fueron precintados por carecer de la licencia especial. Es una antigua reclamación vecinal, que acumulaba ya numerosas denuncias por ruidos e inseguridad ciudadana. Al filo de las nueve de la noche de ayer, con el concejal- presidente del distrito, Ángel Garrido, a la cabeza, agentes y funcionarios se acercaron al primero de los locales: Moloko Jellocet Está abierto y hay una quincena de jóvenes en su interior. Cuando el propietario abre la puerta a la Policía, un explícito ¡arreando! por parte de los parroquianos sirve para que, uno por uno, vayan desfilando al exterior. Algunos llevan botellas en bolsas de plástico. Una chica bebe de una lata. ¿Sabe que no se puede beber en la vía pública? le inquiere un agente. Es un Red Bull lo puede beber si usted quiere contesta la joven al policía. La situación de tensión no llega más allá de algunos gritos de los chavales. El procedimiento administrativo para el precinto del local es el siguiente: tiene que haber, previamente, denuncias presentadas. De eso se han encargado los vecinos. Luego, la Junta Municipal emite un decreto de cese y clausura. Cuando ese decreto se incumple, se procede a avisar de la orden de precintado. Los afectados conocen el día y la hora en que se va a proceder a él. Falta la licencia especial Álvaro García es el propietario del primer local precintado. Va a hacer un año que lo adquirió. Aquí- -explica- hace 30 años, se funcionaba con licencia de cafetería, y ahora piden una especial. Realicé las obras oportunas para habilitar el local, pero no nos dan la licencia. A partir de ahí, actas y actas. Te dan tres avisos antes de cerrar. El centro de Madrid se está quedando sin bares... Lo mismo que pasa aquí ocurre en Huertas La operación policial continúa en los bajos de Aurrerá Dos bares más, que están cerrados en el momento de llegar los Un funcionario y varios policías, ante la puerta del pub Moloko