Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA JUEVES 8 s 2 s 2007 ABC Bermejo, catalogado como un fiscal duro y progresista, será el nuevo ministro de Justicia Zapatero no le ofreció hasta la tarde de ayer el cargo, que aceptó de inmediato s El sustituto de López Aguilar trabajó con De la Vega y Pumpido lo avaló para ascender a fiscal de Sala GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. Un fiscal duro y progresista, aunque autónomo y de fuerte personalidad Mariano Fernández Bermejo, muy bien considerado por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, con la que trabajó en la etapa del ministro Fernando Ledesma, y que tiene una buena relación con el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, es el elegido por el presidente del Gobierno para sustituir a Juan Fernando López Aguilar en el Ministerio de Justicia, según confirmaron anoche fuentes oficiales. Así, como adelantó ABC, López Aguilar asistirá mañana por última vez a una reunión del Consejo de Ministros, del que se despedirá con la aprobación del proyecto de ley de adopción internacional, y un fiscal tomará el relevo de un catedrático de Derecho Constitucional al frente del Departamento. La elección de una persona de dentro de la Administración de Justicia tiene mucho que ver con el criterio de que el nuevo ministro tendrá que volcarse en hacer política judicial o, como dicen algunos socialistas en privado de forma gráfica, intentar meter en vereda a los jueces. José Luis Rodríguez Zapatero no se puso en contacto personal con Fernández Bermejo hasta ayer mismo, cuando le citó a las seis de la tarde en el Palacio de la Moncloa. Una vez que le dio el sí Moncloa filtró primero y confirmó poco después de manera oficial que es el elegido. El futuro ministro de Justicia, que no tomará posesión de su cargo hasta el lunes, día 12, destaca por tener un carácter fuerte y actuar con un alto grado de autonomía según las fuentes consultadas por ABC. Está catalogado como progresista y de hecho pertenece a la Unión Progresista de Fiscales, aunque en fuentes gubernamentales y socialistas se asegura que carece de filiación partidista En ese sentido, ayer se recordaba que, como fiscal jefe del Tribunal Superior de Madrid (1992- 2003) tuvo duros enfrentamientos con ministros de José María Aznar, singularmente con José María Michavila, a quien presentó una demanda civil por acusarle de rebeldía tras haber criticado públicamente la ley de juicios rápidos. Sin embargo, también protagonizó actuaciones que le valieron encontronazos con los anteriores gobiernos socialistas de Felipe González y, en concreto, se recuerda que impulsó la investigación que llevó a la cárcel a Mariano Rubio, gobernador del Banco de España. Fiscal de carrera, es un veterano -ingresó en 1974 y el sábado cumplirá 59 años- -que ha pasado por todo los escalafones, y, curiosamente, coincidió con el que a partir del lunes será su predecesor como asesor durante la etapa en la que dirigió el Ministerio el socialista Enrique Múgica. Antes trabajó también con el primer responsable del área en los gobiernos de Felipe González, Fernando Ledesma, etapa en la que coincidió con Fernández de la Vega, de quien, según personas próximas a ambos, es viejo conocido y amigo Aunque la mayor parte de su carrera la ha desarrollado en el área penal, en la actualidad desempeñaba su labor como fiscal jefe de la Sala Tercera del Supremo, de lo contencioso- administrativo, puesto para el que fue elegido en 2004 con el aval de Conde- Pumpido. La primera reacción a su próximo nombramiento procedió de la asociación de fiscales a la que pertenece, cuyo portavoz, Jaime Tapia, celebró que se reconozca de este modo el mérito, la capacidad y la trayectoria profesional de Fernández Bermejo, de quien destacó su honradez personal Con el relevo de López Aguilar, proclamado por el PSOE candidato a la presidencia del Gobierno de Canarias desde el 28 de octubre del año pasado, se produce la tercera remodelación del Gobierno de Zapatero y el quinto cambio ministerial. La primera, que tuvo dimensión de crisis gubernamental, se produjo el 7 de abril de 2006. Entonces, la renuncia de José Bono a seguir en Defensa llevó a este ministerio a José Antonio Alonso, que fue sustituido en Interior por Alfredo Pérez Rubalcaba, mientras que Mercedes Cabrera relevó a María Jesús Sansegundo en Educación. En septiembre, Joan Clos sustituyó a José Montilla. Mariano Fernández Bermejo EL FISCAL QUE DEMANDÓ AL MINISTRO Con fama de poco conciliador, se define así: Soy de izquierdas y como tal actúo M. MARÍN Como avanzó ABC, Zapatero ha optado por un fiscal para sustituir a López Aguilar. Mariano Fernández Bermejo es uno de los más significados miembros de la Unión Progresista de Fiscales, asociación que en coalición con Jueces para la Democracia sigue nutriendo puestos clave del Gobierno: Fernández de la Vega, Alonso, Conde- Pumpido, Antonio Camacho (número dos de Interior) Ahora se suma a ellos Bermejo, abulense, fiscal decarreray con unalargatrayectoria en elMinisterio Público, sobre todo al frente del Tribunal Superior de Madrid. Ahora ejercía en el Supremo. Bermejo perdió la jefatura del TSJ de Madrid durante la última etapa del PP con José Ma, ría Michavila al frente de Justicia. La reforma del Estatuto motivó que algunos fiscales jefe cesaran porque la nueva norma imponía la limitación de mandatos para evitar la perpetuación en sus cargos. La de Bermejo, así como la de Carlos Jiménez Villarejo (Anticorrupción) eran destituciones cantadas. Ambos denunciaron ser víctimas de una depuración política, pero lo cierto es que siempre mantuvieron encarnizados enfrentamientos con Jesús Cardenal y discrepancias con el Gobierno del PP y, al contrario que otros fiscales progresistas, nunca hicieron esfuerzos por solventarlos. Bermejo ha sido el único fiscal de la historia que ha demandado a un ministro de Justicia ante el Supremo, algo inédito, porque Michavila le había acusado de boicotear los juicios rápidos en Madrid. Bermejo perdió la demanda. Cuando se produjo el tamayazo Bermejo- -que se define soy de izquierdas y como tal actúo -vio frustrada su carrera hacia la Consejería de Justicia de Madrid. Con fama de duro y poco conciliador, gracias a su marcado perfil político se ha hecho acreedor de coincidentes críticas de sectarismo. Quinto cambio ministerial Trabajó con De la Vega y Aguilar Fernández Bermejo CH. BARROSO Misión: política judicial Autónomo y de carácter fuerte llevó a los tribunales al ministro Michavila (PP) y a la cárcel a Mariano Rubio FRANCISCO SECO Despedida en el del Congreso MADRID. Los diputados socialistas, puestos en pie, despidieron ayer con aplausos a Juan Fernando López Aguilar, que contestó a una interpelación del PP en su último acto parlamentario como ministro. La popular Ana Torme le censuró que, siendo candidato para las elecciones de mayo, haya seguido de ministro.