Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -2- -2007 Batalla política por la recusación de Pérez Tremps ESPAÑA 25 Eugenio Gay Montalvo Magistrado Antes de ocupar el cargo a propuesta del Congreso (por el PSOE) fue presidente del Consejo General de la Abogacía. Es secretario general del Movimiento Internacional de Juristas Católicos. Ha trabajado en favor de la gratuidad de la asistencia jurídica y de la mejora del turno de oficio. Cree que hay que regular el acceso a la abogacía. Votó en contra de la recusación. Jorge Rodríguez- Zapata Magistrado Catedrático de Derecho Constitucional, fue el candidato consensuado por el Senado en 2002. Nacido en Uruguay, fue Letrado Mayor del Consejo de Estado y magistrado del Tribunal Supremo, las dos condiciones más valoradas para formar parte del Constitucional. Fue el magistrado que pidió la recusación de Pablo Pérez Tremps. Ramón Rodríguez Arribas Magistrado Fue magistrado del Tribunal Supremo y ex presidente de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura. Propuesto por los vocales del PP en el CGPJ, fue elegido para el Constitucional en 2004. También fue magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y ha presidido la Unión Internacional de Magistrados. Votó a favor de la recusación. Pascual Sala Sánchez Magistrado Ex presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, fue muy criticado por la expropiación de Rumasa, cuando hizo un informe favorable a la intervención como presidente de la Sección de Enjuiciamientos del Tribunal de Cuentas. Fue fundador de Justicia Democrática, movimiento opositor al franquismo desde el mundo del Derecho. Votó en contra de la recusación. Manuel Aragón Reyes Magistrado Catedrático de Derecho Constitucional, perteneció al Consejo de Estado y fue presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid. En 2004 fue propuesto por el Consejo de Ministros para ser magistrado del Constitucional. Es fundador de la Revista Española de Derecho Constitucional Votó en contra de la recusación. La polémica sentencia sobre Rumasa planea sobre el Tribunal Constitucional PABLO MINGOTE MADRID. El proceso para decidir la constitucionalidad del Estatuto de Cataluña puede convertirse en una carrera de obstáculos. Con la recusación del magistrado Pablo Pérez Tremps se ha abierto un compás de espera ante su posible dimisión. En caso de producirse, el Gobierno ya ha confirmado que sustituirá al magistrado por otro teóricamente afín, con lo que se produciría una situación de equilibrio en la que, de los doce miembros que conforman el Tribunal, la mitad votaría en contra del Estatuto y la otra mitad a favor. Ante esta situación, el voto de la presidenta, María Emilia Casas, es de calidad -vale el doble que el de los demás- por lo que decidiría el resultado. De esa manera, Casas se colocaría en una situación muy delicada por la trascendencia política del fallo, que recuerda a la decisión que el Tribunal tomó sobre la expropiación de Rumasa en 1983. En aquella ocasión se produjo un empate sobre la acción del Gobierno socialista, ante la que Alianza Popular presentó un recurso que fue desestimado por el voto de Manuel García- Pelayo, el entonces presidente. García- Pelayo recibió un aluvión de críticas, así como acusaciones de haberle hecho el juego al Gobierno de Felipe González. Con su hasta el momento exitosa carrera truncada, en 1986 renunció a la presidencia del Constitucional, y en 1987 se exilió a Caracas, donde falleció en 1991. Mucho se dijo sobre la controvertida sentencia por la expropiación de Rumasa, sobre oscuras razones que llevaron a la intervención del holding de Ruiz- Mateos, hasta el punto de considerarse que fue el pistoletazo de salida de una escalada de escándalos.