Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA MIÉRCOLES 7 s 2 s 2007 ABC Fernando González Urbaneja Cuevas, Méndez y Fidalgo piden a los partidos políticos diálogo y consenso Los dirigentes empresariales y sindicales firmaron ayer el Acuerdo Nacional de Convenios MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. Un tímido aplauso lleno de emotividad y afecto ponía colofón a la última firma que José María Cuevas, presidente de la CEOE, ha puesto sobre un acuerdo social, el de Negociación Colectiva (ANC) para 2007, con los líderes de UGT, Cándido Méndez, y CC. OO. José María Fidalgo. Ayer la noticia en el Consejo Económico y Social (CES) -mejor lugar imposible- -era la plasmación de la última firma fruto del diálogo social de José María Cuevas, que el próximo 14 de febrero confirmará a los órganos de dirección de la CEOE su cese por motivos de salud. Los líderes sindicales, en otros momentos oponentes naturales, no escatimaron palabras para destacar la dilatada labor del patrón de los patronos a lo largo de estos últimos 23 años. Cuevas pronunció sus últimas palabras con la emoción puesta coincidiendo con Fidalgo y Méndez- -los tres al unísono sin haberse puesto de acuerdo previamente- -en pedir a los partidos políticos que tomen ejemplo de lo que ellos llevan años haciendo, pese a las discrepancias: diálogo, consenso y acuerdo. Hacemos este ejercicio de responsabilidad y colaboración- -enfatizó Cuevas- dando un cierto ejemplo a la sociedad en un momento en que no sobresale, sino que se ha debilitado en entendimiento entre los partidos políticos El presidente de la patronal recordó que ya hace unos años también los agentes sociales tuvieron que convertirse en el comando del sosiego y en esta ocasión deben ejercer de comandos del consenso LA PLATAJUNTA llá por las postrimerías del franquismo algunos sectores de la oposición inventaron la platajunta una figura que tenía su morbo. No era ni la plataforma democrática de unos cuantos, ni la junta democrática de otros cuantos, más bien la confluencia de los que podían entenderse con cierta lealtad. Eran tan pocos aquellos opositores que tenía sentido juntar las meriendas para aparentar más. Pero aunque eran pocos tenían razón, especialmente en que la democracia formal era el mejor camino para el futuro de la sociedad española. El espíritu platajunta junto al sustrato de la reconciliación nacional fueron urdimbre de la transición, del consenso, de los Pactos de la Moncloa y de la Constitución del 78, esa que ahora casi todos dicen defender y alentar. De aquello no queda mucho, en la política casi nada. Queda en el ámbito de la economía, de la empresa y el trabajo, entre la patronal y los sindicatos. La primera una, los segundos varios, y todos ellos con líneas de acuerdo y lealtad que para otros quisiéramos. Patronal y sindicatos reiteraron ayer sus acuerdos básicos en materia de negociación colectiva ordinaria para este año. Acordaron no tirarse los trastos a la cabeza y aparecer ante el público decididos a convenir, a convencer y ser convencidos por los demás, a no armar bulla ni sacar los pies de los zapatos. Incluso se permitieron trasladar a los políticos la sugerencia de que tomen nota, que vuelvan a ser capaces de respetarse y de ponerse de acuerdo. La patronal y los grandes sindicatos han tejido elementos de concordia social de los que pueden sentirse satisfechos. La conflictividad social está embridada en términos razonables, entre otras razones porque las cúpulas de las organizaciones se guardan lealtad. Cabe pedirles más, llegar más lejos en las reformas, asumir más riesgos, pero con la que viene cayendo no aumentar el follón ya es bastante. Porque donde no hay rastro sindical ni patronal las soluciones son más difíciles y los conflictos más enconados. A Bárcenas, Cuevas, Méndez y Fidalgo (de izquierda a derecha) después de firmar el ANC JAIME GARCÍA Moderación salarial y contratación fija, objetivos de los convenios para 2007 José María Cuevas (CEOE) Jesús Bárcenas (Cepyme) José María Fidalgo (CC. OO. y Cándido Méndez (UGT) firmaron ayer el séptimo Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) para 2007, que renueva a los anteriores e incorpora las novedades del mercado laboral suscritas a lo largo de 2006. Esta renovación supone, una vez más, una apuesta decidida por la moderación salarial y el apoyo a la creación de empleo y a la contratación indefinida. Por este motivo, se repetirá la misma fórmula salarial: inflación prevista (2 más incremento de la productividad en cada empresa y la inclusión de la cláusula de garantía salarial, para que los salarios no pierdan poder adquisitivo. También se intentará combatir la elevada temporalidad, apostando por la conversión de contratos a fijos o el tope al encadenamiento de contratos, además del control de las subcontratas. Cuevas pidió ayer a los negociadores de los cerca de 5.000 convenios que se firmarán este año que basen sus acuerdos en los criterios del ANC, a fin de corregir los desequilibrios de la economía y fomentar la competitividad de las empresas. beralización e internacionalización de la economía, utilizando como instrumento el proceso de concertación. Tender puentes al diálogo Tanto Fidalgo como Méndez destacaron su capacidad para interpretar en cada momento las claves de cada situación y pese a mantener intereses distintos, haber sabido tender puentes a fin de abordar los retos y desafíos de la sociedad española. Méndez recordó que Cuevas firmó el primer acuerdo social (Acuerdo Básico Interconfederal) que fue la piedra angular de las relaciones laborales en España tras la muerte de Franco, y por el que se aseguró la autonomía de los agentes sociales. Desde entonces se han firmado muchos acuerdos, por eso el líder ugetista mostró el respeto y profundo afecto de UGT a Cuevas. Por su parte, Fidalgo destacó su carácter discreto, y le agradeció su larga y generosa entrega porque sin Cuevas no hubiéramos encontrado el camino para producir este acuerdo y tantos otros episodios del diálogo social Por último, Jesús Bárcenas, presidente de Cepyme, agradeció al presidente de la CEOE en nombre de las pequeñas y medianas empresas su trabajo y apoyo: Has sido modelo y maestro y nos has enseñado a llevar la organización concluyó. Regalo a la sociedad Fidalgo, el primero en intervenir, destacó que el ANC debe tomarse como un regalo a la economía y a la sociedad y expresó su deseo de que al igual que se han puesto de acuerdo los representantes de la economía y de los trabajadores, creo que lo deben hacer también las fuerzas políticas para dar seguridad y futuro a una sociedad que se defiende bastante bien Por su parte, Méndez dijo que las organizaciones sindicales y patronales transmitimos hoy la imagen del acuerdo a la sociedad. Creo que esta imagen refleja mejor la realidad que los debates políticos He vivido muchas cosas recordó Cuevas en su intervención, cuyo legado a la historia reciente de España podría decirse- -según coincidieron los líderes sindicales- -ha sido su aportación al diálogo social, el modelo de concertación social sobre el que se han interesado hasta empresarios estadounidenses, aunque creían que era para destruir a los sindicatos rememoró irónicamente Cuevas, quien pese a su carácter discreto dijo que creo que es el momento de expresar sentimientos muy íntimos coin- cidiendo con el que es mi último acuerdo suscrito con los sindicatos Por este motivo, la firma del ANC 2007 fue un acto de agradecimientos y homenaje. El dirigente empresarial agradeció a Fidalgo y Méndez y a sus antecesores por haber compartido momentos de esperanzas, de fracasos y desasosiegos, pero también de diálogo y consenso, por los que siempre ha apostado. Después recordó su participación en la creación de CEOE en 1977, fijando como líneas estratégicas la li-