Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 33 HORIZONTE Ramón Pérez- Maura Berlín MI LENGUA ES LA DEMOCRACIA E l presidente Rodríguez Zapatero no pierde una ocasión de perder una ocasión. Y lo acaba de demostrar, lunes y martes, durante la celebración del cuarto Foro Hispano- Alemán en Berlín. En el último celebrado aquí, en 2003, un José María Aznar muy enfrentado con el canciller Gerhard Schröder, no dudó en participar. La situación hoy es muy distinta. Alemania vuelve a ser uno de los países de referencia en la Unión y España juega de nuevo a camión escoba. Alemania, además, preside en estos días la UE y está intentando relanzar el Tratado Constitucional en el que Zapatero dice creer... Ni por esas. Siguiendo una vez más el modelo ya descrito con detalle en las páginas de ABC por Luis Ayllón, el presidente del Gobierno recurre al Rey para que le cubra el flanco exterior y envía a Berlín a Su Majestad. Los alemanes, que siguen siendo gente muy razonable, están encantados de tener al Rey con ellos y en nada echan en falta al presidente del Gobierno español, pero quizá no estuviera de menos que el propio Zapatero se diera cuenta de que hay trabajos que tiene que hacer por sí mismo. Su Gobierno ha estado representado en estas jornadas por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, que fue desarmado dialécticamente por su interlocutor alemán, Wolfgang Schäuble. Éste, desde la silla de ruedas a la que quedó atado tras un atentado, explicó con toda calma cómo en su país ya no hay inmigración, por lo que su Gobierno se centra en resolver problemas derivados de los inmigrantes llegados hace diez, veinte y treinta años. Enfrente, Caldera aseguraba que en España no hay nigún problema o que lo de Alcorcón es normal Pero el momento grande llegó tras una preciosa intervención del compositor Cristóbal Halfter, quien denunció que en España confundimos cultura y espectáculo. Estamos muy bien de espectáculo, pero muy mal de cultura aseguró e insistió en que la enseñanza del idioma a los inmigrantes debe ir vinculada a la de la cultura. La respuesta de Caldera fue: Mi lengua materna es la democracia Hasta el propio Schäuble se quedó sin palabras. Grupos de palestinos esperaban ayer para cruzar el paso fronterizo de Rafah, al sur de la franja de Gaza REUTERS Los palestinos buscan en La Meca un gobierno que evite la guerra civil Las autoridades de Al Fatah y Hamás llegaron ayer por separado a la ciudad santa y fueron recibidos por el Rey saudí, mientras en Gaza seguía la violencia LAURA L. CARO CORRESPONSAL GAZA. O un acuerdo que insufle algo de oxígeno a la asfixiada realidad intrapalestina o el fracaso que encenderá la mecha de una guerra civil. La sensación de ultimátum, de oportunidad final al borde del precipicio, rodeaba ayer la llegada a La Meca de las máximas autoridades palestinas. Éstas fueron recibidas por separado por el Rey de Arabia Saudí en preludio de la conferencia que arrancará hoy en busca de un pacto que de pie a un gobierno de coalición. Una reunión que previsiblemente durará más de un día y que ya cuenta con la presencia en la ciudad santa de las máximas autoridades de Al Fatah, encabezadas por el presidente Mahmud Abbás, y también de Hamás- -con su líder supremo en el exilio, Jaled Meshal y el primer ministro Ismail Haniyeh al frente- pero no con la esperada calma de fondo, al menos en la franja de Gaza. Donde a lo largo del día de ayer se sucedieron los tiroteos, los milicianos volvieron a las calles y, ya por la tarde, se reanudaron los secuestros con la captura de un oficial de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, vinculadas a Fatah, y de sus tres guardaespaldas a manos de pistoleros de Hamás, que quebraban así el gesto de buena voluntad que por la mañana habían compartido ambas facciones al liberar de golpe a los rehenes del otro bando que mantenían cautivos. De parte del optimismo, Haniyeh abandonaba la franja a primera hora de ayer expresando su confianza de que todos regresarán con un acuerdo que- -vaticinó en un arrebato de fe- curará las heridas, acabará con las tensiones y reforzará la unidad nacional dentro del cual Hamás se ha declarado dispuesta a respetar los pactos anteriormente suscritos por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) con Israel, al que los islamistas en todo caso no reconoce- Juran defender con sangre la mezquita de Al Aqsa GAZA. Una marea de partidarios de Hamás salió ayer a la calle en Gaza para jurar defender con nuestra sangre, con nuestras vidas la mezquita de Al Aqsa, al mismo tiempo que la Yihad Islámica disparaba varios cohetes Kassam contra Israel en señal de advertencia y, en Jerusalén Este, cientos de jóvenes se concentraban en una protesta. Se trata de las primeras reacciones violentas al inicio ayer de un proyecto coordinado por la ONU y la Unesco para reconstruir una rampa de acceso a la explanada donde se erige el Noble Santuario del Islam, una obra que las autoridades arqueológicas de Israel han precisado que ni se acerca al Monte del Templo pero que los palestinos creen dirigida a destruir sus santos lugares. dad Santa habiendo dejado claros sus temores en una entrevista con el diario libanés Al Akhbar en la que advertía que la palabra fracaso está prohibida: otro fracaso supondría el deterioro de la situación interna y la chispa para incendiar una guerra civil amén de las anunciadas elecciones anticipadas. Reunión suspendida Anoche estaba previsto en el Palacio Real de La Meca que se asoma a la Kaaba el comienzo de una primera ronda de contactos entre los representantes nacionalistas e islamistas palestinos que nunca se llegó a celebrar, según informó a la agencia Efe un portavoz de la Presidencia palestina que no facilitó las razones de la suspensión. No obstante, el éxito de esta conferencia, en todo caso, no es sinónimo entre gran parte de la población palestina de solución. No habrá paz. Nos estamos matando entre hermanos, entre vecinos, entre parientes del mismo clan que han dejado muchas venganzas pendientes, y eso no lo van a arreglar en una tarde ni una cascada de buenas palabras explicaba un miembro de Fatah de 21 años, de nombre Ahmed y apellido no publicable, dos veces secuestrado por Hamás la última semana. rán. Con la mirada puesta en la posibilidad de otro naufragio en las negociaciones, Abbás emprendía ayer el viaje a la Ciu-