Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES Violencia en el fútbol MARTES 6 s 2 s 2007 ABC Cifras de la seguridad Seis millones de inversión anual. Es lo que se gastan los clubes en mejorar y mantener los sistemas. Cincuenta estadios con UCO. Ningún país cuenta con cincuenta campos controlados por Unidades de Control Organizativo. Los recién ascendidos tienen dos años de plazo para imponer una UCO, un sistema que se mantiene en clubes descendidos a Segunda B. 1.900 cámaras en los estadios de Primera y de Segunda en la Liga 05- 06. El Bernabéu y el Nou Camp tienen hasta 200. El que menos consta de 70. 900 domos, que son cámaras que giran 360 grados. 800 monitores en los campos del fútbol profesional. 110 sistemas de grabación y 65 videoimpresoras. 2.000 radioteléfonos controlados por el personal de seguridad especializado. Cientos de cámaras vigilan el comportamiento de los aficionados en las gradas de los estadios en España España, ejemplo europeo Los sucesos externos son difíciles de predecir, pero los incidentes en el campo, como sucedió en Catania, por ultras armados de artefactos de fuego, es casi imposible que se produzcan en España s El sistema de seguridad de la LFP es el mejor de Europa POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN FOTO JAVIER PRIETO MADRID. El policía fallecido en el partido Catania- Palermo ha desatado el litigio de la seguridad en el fútbol continental. Filippo Raciti murió por una pedrada, fuera del recinto de juego, pero la gravedad de los incidentes nació en el interior del estadio, con dos aficiones que lanzaron artefactos incendiarios desde las gradas y que provocaron la interrupción del partido. Unos sucesos, en el interior de un campo de fútbol, que es casi imposible que se produzca en el campeonato español. La razón está basada con hechos: la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha aplicado el mejor sistema de seguridad que existe en el deporte europeo, una labor que se apoya con el control efectivo de las aficiones fuera del estadio. José Francisco del Prado, director técnico de la LFP, y Heinz Nussbaum, gerente de la Sociedad Española de Fútbol Profesional, fundamentan la efectividad de este trabajo en un argumento superior. La Liga comenzó a aplicar las Unidades de Control Organizativo, que dirigen la seguridad en los campos con los mejores medios técnicos existentes, por medio de la Ley del Deporte de 1990. Un funcionamiento que incluye la vigilancia externa a los seguidores. Una legislación que se apoyó con el Real Decreto 769 de 1993. Los demás países cumplen las directivas de la UEFA y de la FIFA, pero no tienen la exigencia de una ley Del Prado y Nussbaum tienen clara esta realidad, que marca la diferencia ante el resto del continente. Otros países vienen a España a observar nuestro funcionamiento. Nos tienen como un ejemplo a seguir indican sin alharacas. Porque la violencia no siempre es predecible. clubes que descienden a Segunda B y que ya poseían una UCO. El sistema nos permite conocer cada asiento que se va a ocupar en un campo, gracias a los tornos de acceso, y los aficionados son observados por cámaras prácticamente en todos los recodos de los estadios y de sus alrededores. Este funcionamiento permite dirigir a la Policía a cualquier puerta, zona o grada en los que pueda haber incidentes. Por ejemplo, el intento de entrar a la fuerza por un grupo de ultras La inspección del operativo incluye las pertenencias que cualquier persona quiera introducir en el campo de manera que es casi imposible que muchos aficionados entren con múltiples artefactos de fuego a las gradas. Alguno consi- 15.000 unidades de megafonía para informar a los espectadores por todas las zonas de los graderíos en caso de emergencia, con 900 amplificadores de potencia. gue lanzar una bengala, porque es imposible cachear con efectividad a todo el mundo, pero son casos minoritarios Esta realidad contrasta con la de Italia. Los radicales del Catania tenían sus aparatos incendiarios dentro del campo, en un cuarto particular. Lo que sucedía con algunos equipos españoles en otros tiempos afortunadamente superados. Cámaras en cada recodo El ejemplo de la LFP se sustenta en una financiación dedicada a esta misión. Una porción del dinero que los clubes reciben de La Quiniela se dedica exclusivamente a seguridad Un objetivo que cuenta con material y personal especializado en cincuenta campos de nuestro país, incluidos los de Control total a los grupos ultras Los grupos ultra, especialmente en los grandes partidos, provocan el principal trabajo de seguridad que tenemos en nuestra Liga subrayan los responsables de la Liga. Junto a la vigilancia interna en el campo, destacan la verificación exterior, un capítulo clave de la eficiencia del sistema. Las aficiones radicales son acompañados por la Policía desde horas antes del partido y se les cachea, en el caso de los viajantes, nada más bajar de los autobuses, Son acompañados hasta sus gradas y tienen acotadas áreas de servicios y de bares, controlados por las fuerzas del orden. Un acompañamiento que persiste hasta que se marchan Un ideario ejecutivo que se funde con el tecnológico y que exige especialistas y despliegue humano. Pocas naciones ejecutan este esfuerzo periódicamente. Sólo nos falta pedir el nombre de cada espectador Usted compra una localidad de la Liga española el viernes, dos días antes del partido, y el sistema del aforo del estadio comprueba inmediatamente que el asiento 545 del sector B de la Tribuna de Preferencia, que constaba con el color azul, se pone rojo. Ocupado. La mayoría de los asientos de los campos están cubiertos por abonados durante toda la temporada concretan Del Prado y Nussbaum. Otros sectores concretos están destinados a los poseedores del carné de simpatizante de muchos equipos, de forma que las entradas de venta libre y de ocupación variable suponen una proporción minoritaria. En verdad, sólo nos falta pedir el nombre de cada espectador y lo podríamos obtener, pero no es necesario Es una prueba más del control que la Liga ejercita en nuestro fútbol profesional. Todo lo contrario que en Italia, donde únicamente seis campos cumplen la normativa de seguridad. El peligro incontrolable son los lanzamientos de monedas y de móviles advierte la LFP. Y de cochinillos.