Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6- -2- -2007 87 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Primer implante mundial de células madre de grasa para reparar un corazón Médicos españoles obtuvieron las células de la liposucción del propio paciente para generar nuevos vasos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Un español de 72 años se ha convertido en el primer paciente del mundo que recibe un implante de células madre de la grasa para reparar su corazón enfermo. Este tratamiento pionero se realizó hace siete días en el hospital Gregorio Marañón de Madrid y ayer el responsable de la intervención, el cardiólogo Francisco Fernández- Avilés, no dudó en calificarlo de hito médico. El caso español inaugura un ensayo clínico en el hospital madrileño con 36 enfermos que valorará la capacidad reparadora de la grasa en el corazón. No es la primera vez que la cardiología recurre al poder de las células madre para dar otra oportunidad a un corazón dañado, pero sí la primera en la que se emplean células de la grasa, uno de los tejidos con peor imagen del cuerpo humano. El paciente intervenido se había quedado sin opciones de tratamiento, prácticamente estaba desahuciado explicó Fernández- Avilés. Su corazón fallaba. El músculo cardiaco no estaba muerto, pero había perdido capacidad de bombeo porque no recibía el suficiente aporte de sangre y oxígeno. Es como si el corazón hibernara, apenas se movía para no gastar energía contó. Una cirugía de by- pass y la colocación de varios stent (mallas metálicas que impiden la obstrucción de las arterias) previos no habían mejorado su calidad de vida. La alternativa era intentar un tratamiento experimental con células madre que apenas duró cinco horas y mantuvo al enfermo 48 horas ingresado. DE LA GRASA AL CORAZÓN Extracción de grasa La grasa se extrajo del abdomen del paciente, con una fina cánula y anestesia local, como otras liposucciones Nuevos vasos sanguíneos Estudio posterior Deberán pasar seis meses para valorar si las células madre han generado nuevos vasos sanguíneos en el corazón y han mejorado su capacidad de bombeo 1 5 Separación de células madre Una máquina específica aisló, purificó y preparó las células aptas para el trasplante. De los 300 gramos de grasa se obtuvieron 28 millones de células madre mesenquimales 2 4 3 ABC Carlos Aguilera Estudio del corazón enfermo Antes de reintroducirlas, los cardiólogos identificaron las zonas del corazón donde debían depositar las células madre Introducción de las células madre Las células viajaron desde la arteria femoral hasta el corazón a través de un catéter A las 48 horas del tratamiento, el paciente recibió el alta hospitalaria Células listas para trasplante como un medicamento más Los primeros pasos con tratamientos de células madre en España se han dado en cardiología. Primero se utilizaron las células extraídas del tejido muscular, después de la médula ósea y, por último, de la grasa. El tejido adiposo podría ser una fuente ideal de células madre con capacidad para convertirse en numerosos tejidos. A la grasa se le considera el tejido de la reparación Siempre está disponible y su extracción es más sencilla que la de otros tejidos como la médula ósea. No necesita cultivo y, una vez extraída, puede conservarse sin perder sus propiedades. De esta manera podría utilizarse en posteriores tratamientos sin realizar nuevas liposucciones. Otro punto a su favor es que podría emplearse las células sobrantes en otros pacientes sin producir rechazo, aunque no proceda de su propio organismo. Hay estudios en marcha para valorar si puede aplicarse sin riesgo de rechazo, lo que permitiría tener células de la grasa listas para trasplante como un medicamento más. sión es generar nuevos vasos sanguíneos que irriguen el corazón y mejoren su capacidad de bombeo. El enfermo se encuentra muy bien, muy contento pero aún es pronto para valorar los resultados del tratamiento apuntó Fernández- Avilés. Se le realiza un seguimiento riguroso, aunque será necesario esperar seis meses para hacer la primera evaluación formal. Útil en un 5 de enfermos A este primer paciente le seguirán otros hasta completar 36 casos en un año. Todos se realizarán en el Gregorio Marañón, tras una fase preclínica en Houston (Estados Unidos) donde se ha probado con éxito la terapia en modelos animales. Si funciona, el siguiente paso es comprobar su eficacia en grandes grupos de pacientes. La técnica sólo será aplicable a enfermos que presentan un fallo de bomba tras un infarto o a una mala irrigación sanguínea y no tengan otro tratamiento alternativo posible, una situación que afecta a un 5 por ciento de la población con enfermedad coronaria. El be- De 300 gramos de grasa Fue muy sencillo, todo empezó con un tratamiento frívolo como es la liposucción recordó Rosa Pérez Cano, jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Gregorio Marañón. Del abdomen del paciente se extrajeron 300 gramos de grasa. En menos de dos horas, una máquina se encargó de separar de la grasa las células mesenquimales necesarias, purificarlas y prepararlas para su infusión. No fue necesario cultivarlas y se obtuvieron 25 millones de células. Antes de implantarlas, los cardiólogos elaboraron un mapa del corazón con un sofisticado sistema que permite identificar las zonas donde las células deben depositarse para ser más eficaces. Los millones de células viajaron a través de un catéter desde la arteria femoral hasta los puntos del corazón más dañados. Ahora su mi- El hospital Gregorio Marañón probará en otros 35 enfermos si el tratamiento mejora la capacidad contráctil y la irrigación del corazón neficio es todavía muy dudoso, pero el riesgo es asumible con operaciones tan rutinarias como la liposucción y el cateterismo aclaró el jefe de Servicio de Cardiología del Gregorio Marañón. En Madrid, otros dos centros también prueban la eficacia de la grasa en la cicatrizción de las fístulas más complejas. Este cardiólogo, uno de los pioneros en la utilización de terapia celular, no perdió la oportunidad de hacer un llamamiento a la prudencia: La terapia celular está aún en una etapa prehistórica de su trayectoria. Todavía queda mucho camino por recorrer antes de pensar en aplicarlo en la rutina clínica Pese a su confianza en el poder reparador de las células de la grasa, su grupo no abandona el tratamiento con células de la médula ósea y piensa en utilizar las propias del corazón en enfermos con graves infartos. ABC. es Puede consultar el vídeo de la cirugía en abc. es sociedad