Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 s 2 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 85 Apple y los Beatles cierran un pacto sobre la marca de la manzana EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Tras veinticinco años de disputa por la manzana que los simboliza, Apple Inc, el gigante de ordenadores, y Apple Corps, la compañía de los Beatles, han cerrado un acuerdo que termina definitivamente la batalla legal y abre las puertas a una posible descarga de las canciones del grupo de Liverpool a través de iTunes. Según el acuerdo hecho público ayer, Apple Inc pasará a tener el control completo sobre la marca Apple (manzana en inglés) y el logotipo silueteado de esa fruta, y otorgará ciertas licencias para su uso a la compañía discográfica de los Beatles. Apple Corps, creada en 1968 por el cuarteto de Liverpool para grabar sus canciones, no ha dado detalles sobre la pretensión que había anunciado, en medio del pleito, de sacar directamente a la venta en internet, por primera vez, el católogo de la banda. Intensos rumores apuntan a que finalmente las descargas podrían hacerse a través de iTunes, el almacén digital de música de Apple Inc. Amamos a los Beatles y ha sido doloroso estar peleados con ellos por estas cuestiones de marca indicó en un comunicado Steve Jobs, máximo responsable de Apple Inc. Por su parte, el gestor de Apple Corps, Neil Aspinall, declaró que es fantástico dejar esta disputa atrás y seguir adelante. Los años que vienen son un tiempo excitante para nosotros; deseamos éxitos para Apple Inc y muchos años de pacífica cooperación con ellos El acuerdo llega después de haber acudido en tres ocasiones ante los tribunales. La primera disputa concluyó en el año 1981 con un pacto para que Apple Computer, que entonces comenzaba su camino ascendente, usara el nombre y el logotipo en sus ordenadores, mientras que los Beatles se reservaban el campo del entretenimiento. Con el desarrollo de Apple Inc y la venta de servicios relacionados con la música volvió a estallar el conflicto. En 1989 se estableció de nuevo la paz, reservándose Apple Corps la creación musical. Pero el lanzamiento de iTunes en 2003 provocó un nuevo choque, en el que en mayo del año pasado los tribunales dieron la razón a Apple Inc. El deseo de una colaboración con la compañía de los Beatles ha forzado a Seteve Jobs a buscar el entendimiento. Antonio Canales: El flamenco no necesita de artilugios para ser grande El bailaor sevillano vuelve a Madrid después de dos años con su espectáculo Los grandes JULIO BRAVO MADRID. Cuando Antonio Canales sonríe, se le achinan los ojos, curva levemente el cuello y se le ablanda la expresión. Y ayer sonreía mucho, a pesar de un dolor en el costado, que le tenía algo preocupado- -bailó anoche en Granada- -y molesto. Pero sonreía porque hoy presenta en el teatro Gran Vía de Madrid, dentro del festival Andalucía Flamenca, su nuevo espectáculo, titulado Los grandes Estoy muy satisfecho- -reconocía- porque creo que ha quedado un espectáculo muy limpio, con mucha danza de calidad y una música de primera. Yo me siento entre cajas a verlo, con mi toalla, porque disfruto mucho con estos artistas tan maravillosos que me acompañan Sonreía también Antonio Canales porque regresa a Madrid después de una ausencia de prácticamente dos años, un tiempo en el que ha tenido que superar una mala racha personal de la que se encuentra ya totalmente recuperado: Mira cómo estoy, qué cambio- -dice orgulloso- Vuelvo hecho un toro En Los grandes Antonio Canales ha contado con la música de Juan Parrilla y Jesús del Rosario; su banda sonora ha servido de punto de partida para el baile, del que se encargan, además del propio Antonio Canales, Mayte Bajo, Pastora Galván, Nani Paños y Amador, que son- -en palabras de Canales- -jóvenes ya veteranos Queríamos- -explica el bailaor sevillano- -hacer algo con honestidad, porque al flamenco no le hacen falta artilugios para ser grande. El flamenco es algo vivo, como el musgo; puede que le dé menos el sol, pero no muere nunca Juan Parrilla y Jesús del Rosario han compuesto una música que ha buscado adecuarse lo máximo posible a los cinco bailarines. Mayte Bajo bailará unos fandangos; Nani Paños unos jaleos; Amador debutará con una farruca; Pastora Galván bailará por alegrías; y Antonio Canales interpretará Antonio Canales, ayer en el teatro Gran Vía de Madrid una seguiriya y unos tangos, bailes con los que espera transmitir el poso de sobriedad que han dejado los años en mi corazón Hay, además, una obertura musical, una presentación por bulerías y una rumba con Jesús del Rosario como solista. El espectáculo de Canales, que estará desde hoy y hasta el domingo en cartel, se incluye dentro del festival Andalucía Flamenca, que ha organizado la Junta andaluza, pero el bailaor confía en poderlo presentar durante más tiem- ERNESTO AGUDO po más adelante en Madrid. Llevo a Andalucía como un imperdible hincao en mi corazón confiesa mientras vuelve a sonreír. Más información sobre el artista: http: www. antonio- canales. com FLAMENCO Festival Caja Madrid Un sorbito de lo sublime sBaile: Manuela Carrasco y El Torombos Músicos: M. Molina, E. el Extremeño, R. de Utrera. La Tobala, S. Amador, M. Zúñigas R. Sierra, J. Amad or y M. Iglesiass Lugar: Teatro Albéniz, Madrid Manuela Carrasco y su baile de tronío MANUEL RÍOS RUIZ Al cabo de las décadas- -debutó en el tablao Los Canasteros a principios de los setenta- -Manuela Carrasco continúa teniendo encandilada a la afición madrileña. Y cada vez que su nombre aparece en un cartel se vuelca con ella aplaudiéndola con verdadero fervor. Realmente, aunque la bailaora sevillana procura rodearse en su elenco de artistas con entidad, todo lo que de ella deviene en el escenario palidece el quehacer de los demás. Es una diosa gitana por la que no pasa el tiempo y sigue manteniendo sus grandes facultades, su apostura gallarda, su estética de bailaora de cartel, su entrega y su temperamento tan fogoso como pleno de majestuosidad. En Un sorbito de lo sublime espectáculo que ya ha pa- seado por el mundo, Manuela Carrasco, aunque crea espacios para que se luzcan sus acompañantes, es la estrella morena y requintada, que pone de manifiesto la grandeza, jondura y belleza del flamenco legítimo, bailando por tarantos, por soleá y por bulerías, en un derroche de saberes y profesionalidad. La estampa final por bulerías es un pasaje bailaor de tronío para que quede filmado y en los anales del género. Quien ha escrito que Manuela Carrasco se inmola bailando tiene más razón que un santo. El V Festival Flamenco Caja Madrid, organizado perfectamente por Cultyart en el teatro Albéniz, no ha podido tener mejor broche de oro.