Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 6 s 2 s 2007 ABC La alternancia política es tan importante como la libertad Carmen Iglesias advierte sobre los proyectos hegemónicos que ponen en peligro la alternancia de poder SUSANA GAVIÑA MADRID. La alternancia política es tan importante como la libertad o la igualdad ante la ley subrayó ayer la historiadora y académica Carmen Iglesias, en el transcurso de la presentación de una nueva entrega del ciclo de conferencias Biografías e Historia que ahora se ocupará del Liberalismo y tradición II. Guerra, moderantismo y revolución. 1833- 1863 Se celebrarán a partir de hoy y hasta el 6 de marzo, promovidas por la Fundación Santander Central Hispano y la Fundación Cultural de la Nobleza Española. Iglesias advirtió que todo proyecto hegemónico que intente romper dicha alternancia en el poder es, por principio, antidemocrático porque intentan dejar fuera a parte de la sociedad, lo que es un riesgo Éste fue uno de los problemas que tuvieron lugar en el siglo XIX, y que será debidamente analizado a lo largo de las conferencias: En aquel momento, de gran inestabilidad, era difícil aceptar el pluralismo. Y los políticos no eran adversarios, sino enemigos Entre los paralelismos con el momento actual, Carmen Iglesias señaló la excesiva politización de la vida, con la interrupción de la ciencia, la cultura... Y citó, como ejemplo, los nacionalismos periféricos que dificultan el aprendizaje del español, que sufren sobre todo las clases más pobres, porque las que tienen dinero pueden asegurar a sus hijos otra educación. Por lo que no se entiende- -añadió- -que la izquierda se alíe con los nacionalismos. Es una vuelta al Antiguo Régimen El ciclo de conferencias se centra en la subida al trono de Isabel II, con tan sólo 13 años, y el seguimiento de las dos grandes corrientes del siglo XIX español: el liberalismo y el tradicionalismo. Carmen Iglesias destacó de esta época la actitud romántica tanto en la literatura como en el arte, pero también en el comportamiento de la gente y los políticos por sus discursos exaltados Una Varias universidades de Estados Unidos acogerán a Pamuk El escritor huyó de Turquía muy contrariado, preocupado y deprimido JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. En una nueva señal de lo difícil que puede resultar la libertad de expresión en algunos países, el escritor turco Orhan Pamuk, premio Nobel de Literatura 2006, escapó por un largo tiempo de Turquía llevando consigo todos sus ahorros, según anunciaba el director del diario turco Sabah Fatih Altayli. Pamuk, de 54 años, abordó un avión de la compañía Turkisch Airlines con destino a Nueva York, donde tiene previsto ofrecer conferencias en varias universidades durante los próximos días. La noticia de la partida del autor de Estambul a Estados Unidos, tras cancelar un viaje previsto a Berlín, ha sido confirmada finalmente por varios medios turcos de Estambul. La prensa no dudó en asegurar que Pamuk se encontraba muy contrariado, preocupado y deprimido tanto por el homicidio del periodista turco- armenio Hrant Dink como por las amenazas pronunciadas por uno de los cómplices del asesino de su colega y compatriota. A este descontento y miedo perpetuo habría que añadir la persistente negativa del Gobierno turco a modificar el artículo 301 del Código Penal, sobre cuya base fueron procesados tanto Dink como Pamuk. Antes de abandonar su país, Pamuk no dudó en explicar desde el aeropuerto de Ataturk que su intención, de momento, es acudir a Estados Unidos para dar una serie de conferencias en la Universidad de Columbia y otros centros aunque se negó a confirmar si la cancelación de su anterior viaje a Alemania estuvo basado en motivos de seguridad, ya que el país cuenta con 2,6 millones de habitantes de origen turco. Amenazas Hay que recordar que el presunto instigador del asesinato de Dink amenazó el miércoles pasado al escritor ante un tribunal turco. Al igual que Dink, que fue tiroteado en plena calle, Orhan Pamuk es el objetivo de las críticas de los nacionalistas por sus manifestaciones acerca de la masacre de los armenios a principios del siglo XX. Incluso fue llevado a los tribunales por hablar de genocidio pero finalmente el proceso fue sobreseído hace un año. Durante sus visitas a Alemania y Bélgica, Pamuk iba a ser laureado con sendos doctorados honoris causa en la Universidad Libre de Berlín y en la Universidad Católica de Bruselas. Aunque suspendió la visita, aseguró que iría próximamente. Carmen Iglesias, ayer en Madrid actitud al mismo tiempo intolerante, que no admitía el triundo del adversario El ciclo está dividido en cuatro conferencias: La España liberal. Cultura y política en el siglo XIX El pleito sucesorio Los generales de Isabel II: Espartero, O Donnell y Narváez y La pintura isabelina. Arte y política en el siglo XIX Serán impartidas por la propia FRANCISCO SECO Carmen Iglesias (coordinadora del ciclo) Fernando García Mercadal, Germán Rueda y José Luis Díez. Lo cerrará una mesa redonda sobre La corte de Isabel II en la que participarán Gonzalo Anes, Carlos Seco y Feliciano Barrios. Más información sobre las conferencias: http: www. fundacion. gruposantan der. com China impide a veinte escritores acudir a un foro sobre libertad de expresión PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL SEÚL. Iba a ser una gran conferencia sobre la libertad de expresión y, al final, se ha quedado en un claro ejemplo de represión y censura. Según denunció ayer el Club Internacional de Literatura PEN, el encuentro organizado el fin de semana en Hong Kong- -al que acudieron ciento veinte escritores de una docena de países- -se vio empañado por la ausencia de veinte autores chinos. Pero no faltaron por las conexiones aéreas o por enfermedades de última hora, sino porque el Gobierno chino les impidió acudir a esa cita literaria. Así, Pekín se negó a conceder los permisos que los escritores necesitaban para viajar a Hong Kong, como le ocurrió a Qin Geng, o les vetó su entrada en la frontera de esta región administrativa especial de China, como a Zan Aizong y a Zhao Dagong. El Club Internacional PEN, fundado en 1921 y con 144 centros en un centenar de países, recordó que más de 800 escritores se encuentran amenazados en el mundo, incluyendo 33 encarcelados en China.