Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MARTES 6 s 2 s 2007 ABC Con las manos en las joyas Madrid es una región de gran tradición joyera. Sin embargo, la desaparición de la figura del aprendiz llevó a los talleres a plantearse la formación de personal cualificado. Surgió así el Centro de Estudios Joyeros POR MABEL AMADO MADRID. Hace dieciséis años, el Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid dio forma a un proyecto anhelado tiempo atrás: la creación de una escuela donde formar a personal cualificado. Nació así el Centro de Estudios Joyeros de Madrid (CEJM) un espacio dedicado a instruir a auténticos profesionales de la joyería por el que han pasado nombres como Isidoro Hernández, Marta Tous o numerosos trabajadores de la firma Carrera y Carrera, entre otros. Dirigido por Alicia Solinís Lacambre, este centro lleva a gala un índice de colocación del 100 por 100. Al pertenecer al Gremio de Joyeros, Plateros y Relojeros de Madrid nosotros mismos hacemos la labor de intermediación con los talleres y comercios, pues conocemos sus demandas Y es que las necesidades del gremio han variado con las nuevas tendencias. Como reconoce Solinís, antes existía la figura del aprendiz, una persona que comenzaba haciendo recados y con el tiempo terminaba realizando joyas. Ahora ya no existe y nuestros propios asociados llevaban tiempo demandando mano de obra cualificada mología, engastado y hasta conocimiento legislativo, comercial y práctico del sector joyero. Además, al estar en activo, les transmitirán su propia experiencia, algo nada despreciable en un desempeño tan artístico. Pero, ¿qué se necesita para ser joyero? La respuesta no es fácil, aunque es primordial, como afirma Solinís, que guste mucho la profesión, tener mucha paciencia, ser perfeccionista y tener una buena habilidad manual Por eso, antes de comenzar el curso se realiza una prueba de dibujo de joya, con la que los profesores advierten la destreza y la creatividad del futuro alumno. Jóvenes promesas En contra de lo que muchos pudieran pensar, no sólo se presentan al curso personas que ya trabajan en negocios joyeros. Otros proceden de Bellas Artes atraídos por la creatividad de esta profesión. Aunque el curso consta de En este centro los alumnos se preparan en las técnicas tradicionales del taller, el diseño y las nuevas tecnologías ABC El Centro de Estudios Joyeros de Madrid lleva a gala un índice de colocación del 100 por 100 Uno de sus alumnos, Calixto Sánchez, ganó el pasado noviembre el prestigioso premio Vogue de Diseño Paciencia, perfección y habilidad manual, condiciones indispensables para esta profesión Curso estrella Es en este centro, una institución sin ánimo de lucro, donde el aspirante a joyero se reencontrará con su vocación. Y será a través del curso estrella -Integral de joyería- -como se prepararán estos especialistas para dominar las técnicas tradicionales del taller, el diseño y las nuevas tecnologías. Sus profesores- -más de quince profesionales- -son maestros del arte de la joyería y otras disciplinas afines que durante los tres cursos académicos- -3.100 horas de clases- -les prepararán en ilustración y diseño, modelado en cera, getres años académicos, antes de concluir los estudios los propios profesores animan a sus discípulos a presentarse a premios de joyería. Así lo hizo Calixto Sánchez, una joven promesa que el pasado mes de noviembre recibió el prestigioso premio Vogue de Diseño. Años antes (2004) fue el turno de otro joyero novel, Isidoro Hernández, ahora internacionalmente reconocido y con taller en Madrid. Posteriormente, este madrileño del barrio de Humanes fue elegido para diseñar los galardones del XXV aniversario de los premios Aguja de Oro, ganó el concurso de anillos de Perlas de Tahití y fue premio especial por su diseño de unas gafas de sol en este certamen... Y es que Madrid, como región y tradición joyera, no se sitúa nada mal. Como reconoce Solinís, aquí tenemos muy buena calidad, grandes talleres y nos distinguimos por el diseño. Por ello, quizá la actividad joyera en Madrid es muy grande, instalándose continuamente firmas del resto de España. Además, empresarialmente, la región madrileña tiene un gran peso, celebrando dos veces al año la feria más importante del sector, Iberjoya Pero siempre hay algún nubarrón en el horizonte. No olvidemos que el gremio de joyeros sufre cada año una media de 110 robos con violencia, más otros 500 pequeños robos y estafas que no se denuncian... Más información Qué: Centro de Estudios Joyeros de Madrid. Dónde: Calle Alfonso Gómez, 38, 3 Cómo: Ofrece un curso integral de joyería y variados cursos monográficos de engastado, modelado en cera y microfusión y diseño.