Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 5 de Febrero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.291. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Hitler, el tapado de los Beatles Peter Blake, creador de la legendaria portada de Sgt. Pepper s Lonely Hearts Club Band confirma que, pese a la censura, una imagen de Adolf Hitler fue incluida en la sesión fotográfica POR JESÚS LILLO EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno PUERTAS DEL CIELO e diría que la obra del arquitecto Rafael Moneo para el nuevo edificio del Museo del Prado necesitaba esas puertas de bronce de la escultora Cristina Iglesias, con motivos vegetales, para que resultara humana. Así, de lejos, me recuerdan estas puertas a la trama del tronco de un tulipero de Virginia de más de cien años, porque los árboles tienen al principio de su vida los troncos lisos y luego se les empieza a notar en la corteza el relieve de un dibujo peculiar en cada especie que se hace más evidente con el paso del tiempo, como si de las venas de las manos de un anciano se tratara. En el caso del tulipero, la trama es oscura y hace una suerte de rombos muy profundos como los que deja, en relieve, el agua del mar sobre la arena cuando baja la marea. También las secuoyas gigantes, aun siendo de una madera muy blanda, tienen surcos similares en su corteza y, curiosamente, viven estos árboles gigantes tanto como dicen que vivirán las puertas de bronce: al menos tres mil años. A medida que la arquitectura provoca mayor asombro, va necesitando cada vez más de la sencillez de la rama, del vuelo del pájaro, del aire y de la luz y del reflejo del agua, de todo aquello que no somos capaces de construir en toda su hermosa y espontánea naturalidad. La obra de Moneo representa la perfección que todos quisiéramos alcanzar, la línea pura y limpia, la claridad, el espacio abierto a la luz del sol y de las nubes, pero esta trama retorcida, oscura, imperfecta y vegetal de las puertas, la humaniza, porque nos recuerda lo que somos de verdad, ramas sufrientes que quieren, sin alcanzarlo jamás, tocar el cielo. S L a desaparición formal del cuarteto no pudo impedir que, con vida propia, el mito de los Beatles siguiese alimentando el fanatismo de millones de seguidores: los coleccionistas de sellos tratan de hacerse con la serie editada hace unas semanas por Royal Mail con portadas y memorabilia de la banda de Liverpool, crece el rumor sobre la esperada comercialización a través de iTunes de sus canciones- -la inminente fiesta de San Valentín suena como fecha de lanzamiento- -y Yoko Ono edita un álbum en cuyo título viene a reconocer, con ironía, que es la bruja de un cuento en cuyo desenlace provisional interpretó el papel de villana. De fondo suena Love el reciente disco de remezclas del catálogo del grupo. Es ahora el artista que diseñó la imagen de la portada de Sgt. Pepper -uno de los más revolucionarios de la carrera de los Beatles, cuya cubierta no tardó en pasar a ser una de las imágenes señeras del siglo XX- -quien pide la vez para reconocer que Adolf Hitler forma parte del célebre reparto de una función de pop art que el próximo mes de marzo cumplirá cuarenta años. Para la instantánea prevista por Blake, cada uno de los cuatro Beatles- -situados en el centro de la imagen, vestidos con coloristas casacas diseñadas por el modista Manuel Cuevas- -eligió a los personajes que querían a su lado. Sin embargo, algunos se quedaron fuera. O eso se pensaba hasta ahora. Fue John Lennon el que decidió tensar la cuerda de la corrección política, empresarial y religiosa al incluir en la foto a Cristo, rechazado para no caldear más los ánimos, muy pocos meses después de que el mismo Lennon asegurase que los Beatles eran más populares Los Beatles, motivo central de la concurrida cubierta de Sgt. Pepper que Jesús; Mahatma Gandhi, eliminado para evitar problemas en el mercado discográfico de la India, y Adolf Hitler. Junto a Elvis Presley y otros personajes menores, los tres fueros oficialmente suprimidos de una foto finish que de inmediato pasó a la historia. Para la realización de la portada, Peter Blake, sin las herramientas infográficas actuales, tuvo que revelar a tamaño real y montar sobre carton las imágenes de los figurantes de aquella legendaria función, entre los que, según confirmó ayer en una entrevista publicada en The Independent estuvo el Führer, justo al lado de Johnny Weissmuller y detrás de los propios Beatles, a la altura de Ringo. La censura impidió que Adolf Hitler se asomase la portada de Sgt. Pepper pero la rebeldía del cuarteto de Liverpool permitió que se colara en la ABC sesión. Las fotos preparatorias rescatadas por Blake así lo confirman. Mae West, Jung, Allan Poe, Fred Astaire, Bob Dylan, Aldous Huxley, William S. Burroughs, Marlon Brando, Oscar Wilde, Karl Marx, y, entre muchos otros, también Adolf Hitler estuvieron, hace ahora cuatro décadas, en un cuadro de época que, como muy pocos, refleja el siglo XX. De las muchas versiones que se han realizado de aquella portada- -diseñada por Blake para el primer disco que incluía las letras de las canciones al dorso, y uno de los primeros de doble carpeta- -destaca la parodia de We re Only In It For The Money de Frank Zappa. Al contrario, los Rolling Stones mostraron su demoníaca soledad en un montaje similar, estampado ese mismo año en la funda de Their Satanic Majesties Request