Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 5 s 2 s 2007 Primera división s Vigésima primera jornada DEPORTES 81 La grada pide dimisiones Pitos para el equipo y bronca para el palco y para el entrenador J. ÁVILA MADRID. Ayer el público del Bernabéu se pronunció de manera contundente. Espero hasta la séptima derrota (la tercera en casa) para emitir su veredicto. Y señaló a varios culpables. En esta ocasión no se escapó nadie. Castigó con una pitada sonora y con una pañolada visible al presidente, al entrenador y al equipo. Y no fue más notoria la protesta porque porque cuando el colegiado pitó el final del partido la grada ofrecía una imagen desoladora. La afición se ha hartado de tanta parafernalia dialéctica. Mijatovic dijo que el problema se había detectado, que se habían tomado las medidas pertinentes- -marcha de Ronaldo y ostracismo de Beckham- -y que no se volverían a repetir las escenas de patetismo que había sufrido el socio. Desde el Fondo Sur hasta las tribunas más alejadas del terreno de juego se conjugó el mismo mensaje. ¡Calderón, dimisión, Calderón, dimisión! ¡Capello, fuera; Capello, fuera! El mensaje es inequívoco y los culpables ya están puestos en la diana. También hubo ración para los futbolistas, que se escaparon de un jarro de agua fría mayor porque siempre tuvieron en su mano la posibilidad de empatar, e incluso ganar. El presidente tragó saliva en el palco, pero su rostro desencajado adivinaba una angustia terrible. Capello, que no salió del banquillo en toda la primera parte, si lo hizo en medio de la tormenta y se llevó su buena ración de palos. En esta ocasión no hubo peineta. Dentro del estadio se improvisaron las primeras reuniones de urgencia- -el presidente con algunos de sus directivos, Mijatovic y sus asesores- -y sobrevoló la palabra dimisión en algunos corrillos. Capello: Los pitos son justos, pero no nos pitaron dos penaltis J. ÁVILA MADRID. Fabio Capello se puso ante los periodistas como si nada hubiese ocurrido. Fueron más interesantes las preguntas de los plumillas que las respuestas del entrenador. Por su cabeza no pasa la idea de dimitir. Solapó la séptima derrota de la temporada con una queja al colegiado. Los jugadores me han dicho en el vestuario que no se explican qué está ocurriendo con las decisiones de los árbitros. No nos han pitado dos penaltis. Hemos creado seis o siete ocasiones y no hemos sido capaces de superar a un equipo que ha sabido replegarse en su campo cuando se vio por delante en el marcador. A los futbolistas no se les puede reprochar nada Reconoció de manera circunstancial que los entrenadores tenemos nuestra parte de culpa en las derrotas. Los pitos del público han sido justos, pero agradezco el apoyo de los ultras Cuando fue preguntado por el pulso con Beckham señaló que a mí, Beckham no me está ganando nada. Ha estado aquí tres años antes y creo que tampoco ganó ningún título Los jugadores sí dieron la cara. Explicaron la delicada situación Íker Casillas, Míchel Salgado, Higuaín o Nieto. El mensaje fue tan triste como contundente. No saben qué decir ni cómo justificar tanto fiasco. Ponen su buena voluntad y se muerden la lengua para no hablar del entrenador. Cáritas España Definitivamente, el Madrid parece una sucursal de Cáritas España. Esta temporada ha hecho felices a siete equipos. O lo que es lo mismo, ha perdido en siete ocasiones, amén de dos empates. El equipo de Capello ha perdido más partidos que, por ejemplo, el Racing. Y eso preocupa. De esa sangría, los blancos han doblado la rodilla en su estadio en tres ocasiones. El primero fue el Celta (ahora con problemas para no caer en el descenso) el siguiente, el Recreativo, en un festival de juego y goles onubense. Y el último, ayer, el Levante. Esta sucesión de escenarios negativos desvelan que el Madrid ha dejado escapar 13 puntos en casa. Capello sale airado del banquillo IGNACIO GIL Capello descartó presentar la dimisión, pero en los círculos del presidente hay voces que la piden a gritos Calderón se reunió tras el partido con Mijatovic, sus asesores y algunos miembros de la Junta directiva El Sevilla repite ante la Real Sociedad el mismo borrón que en la Copa ABC SEVILLA. Sin goles. Y ya suma dos partidos, el de ayer ante la Real Sociedad y el tostón copero ante el eterno rival. Precisamente el choque del Betis sirvió a Lotina de inspiración para posicionar a su equipo: cerrojazo en las bandas y asfixiante presión sobre el doble medio centro hispalense. Eso, sumado al descanso que Juande le dio a Kanouté y su empeño personal en que un nulo Navas deje en el banquillo a la perla Alfaro presentó a un equipo no ya sin mordiente, sino sin referencia en el ataque y con la banda derecha cegada. Porque Alves tampoco está. El resultado y el partido fueron los padecidos el jueves. Mucho centrocampismo, mucho balonazo al área, algo menos de intensidad, pero ni remotas sensaciones de peligro, de las que sí dispuso la Real en las botas de Elustondo o Prieto, pero que Palop atajó sin riesgos. El poco bagaje ofensivo local lo puso Kerzhakov, muy inquieto en la delantera, aunque sin la ayuda del irregular Luis Fabiano. El descanso no cambió el panorama, porque ni siquiera el recurso del centro al área le funcionó al Sevilla. La Real aguantó sin apuros el paso de los minutos pese a quedarse con diez por la lesión de Sevilla Real Sociedad 0 0 Sevilla (4- 4- 2) Palop, Dani Alves, Javi Navarro, Escudé, David; Jesús Navas (Duda, m. 56) Renato, Martí, Adriano (Alfaro, m. 68) Luis Fabiano y Kerzhakov (Chevanton, m. 79) Real Sociedad (4- 4- 2) Bravo; Gerardo, Mikel, Juanito, Garrido; Xabi Prieto, Diego Rivas (Garitano, m. 45) Elustondo, Savio (Aranburu, m. 74) Uranga y Herrera (Kovacevic, m. 54) Árbitro: Clos Gómez (aragonés) Mostró cartulinas amarillas a Escudé, Garrido, Garitano, Gerardo, Xabi Prieto y Uranga. Expulsó a Duda (m. 91) por doble amonestación. La crisis del Celta se puede llevar por delante a Vázquez ABC VIGO. Ni siquiera ante el colista y peor visitante de la Liga, el Gimnástico, supo sacar provecho el Celta, hundido en la zona baja de la clasificación y en medio de una crisis absoluta de juego que podría originar en breve la destitución de Fernando Vázquez. Ayer dominó en la primera mitad, aunque sin crear ocasiones de peligro. Tras el descanso salió el Celta más enrabietado y enseguida marcó Oubiña. Pero en vez de ir a por el segundo gol que ya hubiese sentenciado el partido, el equipo vigués optó por defender el resultado y darle campo y balón al Gim- Celta Gimnástico 1 1 Celta (4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Contreras, Tamas, Placente; Oubiña, Iriney; Gustavo López (Núñez, m. 57) Canobbio (Guayre, m. 78) Nené (Jonathan Aspas (m. 64) y Baiano. Gimnástico (4- 4- 2) Bizzarri; Calvo, Navas, Matellán, Mingo; Morales, Generelo (Merino, m. 64) Campano, Juan Díaz (Cuéllar, m. 51) Pinilla (Rubén Castro, m. 66) y Portillo. Árbitro: Fernández Borbalán. Amonestó a Placente, Ángel y Morales. Goles: 1- 0, m. 49: Oubiña. 1- 1, m. 76: Portillo. Uranga con los cambios agotados. Ni Duda ni Chevanton dieron aire fresco y Alfaro apenas tuvo tiempo. Mal pinta este Sevilla: o desinflado o griposo. Y el sábado, otro derbi. nástico, que comenzó a crear ocasiones de peligro y a dar avisos de que el gol del empate podría llegar. Como así fue. Portillo, de cabeza, a pase de Pinilla, puso el 1- 1 y abrió de par en par la puerta de la crisis.