Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 5 s 2 s 2007 ABC CLÁSICA Ibermúsica Obras de Brahms, Hindemith y RavelsIntérpretes: The London Philarmonic OrchestrasDirector: Gennadi RozhdestvenskysLugar: Auditorio Nacional, Madrid Van Morrison chupa cámara El irlandés, al que el día 22 se homenajea en Hollywood, publica el lunes 12 Van Morrison At The Movies recopilación de sus canciones incluidas en bandas sonoras MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Quién lo iba a decir. Van Morrison, un tipo de cine que se ha puesto a estas alturas (el 31 de agosto se calzará 62 tacos) a chupar cámara. Quién iba a decirnos que este huraño pero genial músico irlandés se iba a colocar en primer plano, y en primer plano de Hollywood, donde el próximo día 22, y en una ceremonia previa a la entrega de los Oscar, recibirá un homenaje por su contribución al Séptimo Arte, por su siempre emotiva y emocionante aportación musical a un buen puñado de películas. Paralelamente, y aprovechando que el Pisuerga de las canciones siempre pasa por el Valladolid del mercado discográfico, el día 12 de este mismo mes de febrero, Van el Terrible publica un nuevo álbum, y entre unas cosas y otras ya van, más o menos, menos o más, cuarenta registros. El CD lleva por título Van Morrison At The Movies: The Soundtrack Hits (Van Morrison en las películas: la banda sonora de sus éxitos precisamente, y recoge diecinueve de sus piezas antológicas incluidas en otros tantos populares filmes. De una u otra manera, el disco viene a ser una nueva forma de recopilar grandes tonadas del León de Belfast, en una suerte de grandes éxitos que, probablemente, no aporte nada especial a su intensísima carrera artística, pero que a buen seguro será del gusto de los aficionados. En concreto, esta banda sonora de éxitos incorpora piezas como Gloria en la versión de su primer grupo, Them, que fue incorporada a Rebeldes de Coppola; Moondance (que sonaba en Un hombre lobo americano en Londres Wild night (presente en la memorable Thelma y Louise de Ridley Scott; Caravan pieza antológica en una de las mejores películas sobre el rock, El último vals de Scorsese, realizador que también ha escogido otro título interpretada por Van, aunque sea de Pink Floyd, Comfortably numb para su última pelicula, Infiltrados Otras dos canciones marcan el paso y fueron incluidas en sendos largometrajes sobre la guerra de Vietnam; Baby please don t go (también junto con Them) en Buenos días, Vietnam y la bellísima Brown eyed girl que escoltaba a Tom Cruise en Nacido el 4 de julio de Oliver Stone. Pero Morrison también sabe ponerse tierno y hasta acaramelado como lo demuestran Someone like you que acompañaba a Kevin Kline y Meg Ryan en El beso francés de Lawrence Kasdam, y Have I told You lately que hace lo propio (acompañar) con las peripecias de Clooney Pfeiffer en Un día inolvidable Y podemos finalizar este repaso Rozhdestvensky, un maestro ANTONIO IGLESIAS La palabra maestro es frecuente en lo musical, pero me gusta reservarla para aquél que nos hace el regalo de enseñarnos algo de verdadero interés, y Gennadi Rozhdestvenski viene a mostrarnos cómo es la interpretación de una partitura. Dominador absoluto, por conocimiento, de las obras que pone en su atril- -la Primera sinfonía de Brahms, Música concertante para orquesta de cuerda y metales, Op. 50 de Hindemith; y el Bolero de Ravel- se adivina la cantidad de pruebas que habrá tenido que hacer para dominar su traducción de manera que nos las ofrezca con tamaña holgura en sus intenciones y, a la vez, con parquedad gestual. No le importa reducir un poco la velocidad en la Primera brahmsiana, porque todo responde a un criterio de situar el todo dentro de su versión que, no por atenida a lo tradicional, deja de descubrir detalles que, escritos en la partitura, pasan desapercibidos para tantos. Su versión de la obra de Hindemith, que suprime la madera y nos deja admirar, ante todo, su personalísima trama contrapuntista, con inclusión de soli con valor lírico, resultó modélica. Como lo fue también una traducción, aunando respeto y espectacularidad en el conocido Bolero Esto es un maestro: sabe hacer, deja hacer y nos lo explica sin aparente esfuerzo. Claro que tuvo a sus órdenes a la Filarmónica de Londres, espléndido instrumento en tantos aspectos. con la deliciosa Bright side of the Road que forma pate de la banda sonora de Amor en juego de los hermanos Farrelly. No cabe duda de que los dos grandes medios de la cultura popular de masas del siglo XX, el cine y el rock and roll, hacen bastante más que buenas migas. Parecen hechos el uno para el otro y el caso de Van Morrison es uno de los más evidentes, porque la música del irlandés se ve además de escucharse. Van es de esos músicos que tienen un don especial para conseguir que sus canciones recreen en la imaginación del aficionado numerosos paisajes. Suelen ser canciones dotadas de un gran poder de evocación y que en muchos casos (como el de las canciones de este álbum) se compenetran con las imágenes como el guante a la mano, como el anillo al dedo. Y eso que, a priori, a Morrison no le gustaba chupar cámara. AP Los directores premian a Martin Scorsese Martin Scorsese ganó por primera vez el premio al mejor realizador del Sindicato de Directores por Infiltrados frente a Alejandro González Iñárritu, Stephen Frears, Bill Condon Dreamgirls y Jonathan Dayton y Valerie Faris Pequeña Miss Sunshine En la imagen, Scorsese flanqueado por Spielberg y DiCaprio