Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL LUNES 5 s 2 s 2007 ABC Alberto Sotillo Estados Unidos releva al Reino Unido al frente de las tropas en Afganistán Muere en un ataque selectivo aliado el comandante talibán que se apoderó de Musa Qala ABC KABUL. El general norteamericano Dan McNeill asumió ayer la dirección de las fuerzas de la OTAN en Afganistán en reemplazo del británico David Richards, para cumplir una delicada misión de nueve meses en momentos en que la insurrección talibán corre el riesgo de intensificarse. McNeill asumió oficialmente sus funciones en una breve ceremonia en el cuartel general de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN en Kabul. En la toma de posesión el general norteamericano aseguró que la ISAF permanecerá en Afganistán hasta que nuestro trabajo esté terminado McNeill ya dirigió antes en Afganistán la operación Libertad duradera de mayo de 2002 a mayo de 2003. Durante el traspaso, el jefe saliente de la tropa internacional anunció una próxima ofensiva de la OTAN en la primavera (boreal) y la victoria sobre los radicales islámicos talibán. Demostramos que la OTAN puede derrotar militarmente a los talibanes y lo hará dijo el general británico David Richards en Kabul. Cuando llegue la primavera, la ofensiva de la OTAN, no la de los talibanes, logrará las condiciones para derrotar a los rebeldes La guerrilla disminuye sus acciones durante el invierno en el montañoso Afganistán, donde la llegada de la primavera trae nuevos ataques. BRUTOS Y DECADENTES C uando Leonardo da Vinci ofreció sus servicios al duque de Milán le envió una misiva explicatoria de sus principales habilidades, en la que proponía fabricar carros acorazados totalmente imposibles de atacar un cierto tipo de cañón que dispara una lluvia de pequeñas piedras y otras modalidades de piezas artilleras tan útiles como hermosas Durante varias líneas más continúa exponiéndole su catálogo de ofertas armamentísticas... y, sólo al final de la carta. le deja caer: En cuanto a pintura, puedo hacerlo tan bien como el mejor Leonardo, epítome de la civilización occidental, consideraba que la habilidad que mejor le acreditaba para ganarse la vida en el Renacimiento era la de constructor de armamentos. Mucho se ha escrito del decadentismo que desde entonces habría acompañado a Europa, de Bomarzo, de pensamiento débil y de estetas vaporosos. Pero lo cierto es que el principal atributo de aquellos sensibles decadentes era su virtuosismo para hacer la guerra. Circunstancia que no ha cambiado desde aquellos días. Una de las claves de la hegemonía de la cultura occidental es su habilidad para hacer la guerra y matar en masa con sistemática organización y tecnología. Decadente, sí, pero feroz. Se repite en estos días que Apocalypto es un reflejo de la decadencia de nuestra europea civilización. Pero la verdad es que no lo veo. Aquellos mayas pintureros eran acérrimos defensores de la pena de muerte, del linchamiento ritual como enfervorizador de masas, de una moda sin transparencias y- -diferencia fundamental- -como soldados no valían dos pimientos. Los decadentes de verdad, los europeos, son esos que llegan en barca en la última secuencia de la película con caras de pocos amigos. Aquellos hijos del Renacimiento que nunca motejarían a los personajes de Apocalypto de decadentes, sino de pintamonas. No hay que confundir. También los hombres del Renacimiento se recriminaban la pérdida de las recias costumbres de sus antepasados. Pero no hay que engañarse. Cuando llega la hora de la verdad, a brutos no hay quien nos gane. Diversidad de opiniones Richards consideró 2006 un año de éxitos Sin embargo, el general alemán Egon Ramms, que dirige el centro de mando de la ISAF desde la localidad holandesa de Brunssum, admitió que una parte del país sigue bajo influencia de los rebeldes. Nuestra presencia no es permanente advirtió. La ISAF cuenta con 35.000 hombres en Afganistán, un tercio en el sur del país, bastión de los talibanes e importante zona de producción de opio que, según los expertos, sirve para financiar la insurrección. Afganistán es el primer productor mundial de opio. Mientras, la violencia continúa y así, ayer, un talibán jefe de los insurgentes que se apoderaron hace dos días de Musa Qala, capital de un distrito al sur de Afganistán, murió durante un ataque aéreo de la Dan McNeill (centro) junto al presidente afgano, Ahmid Karzai, durante el traspaso OTAN. Era una figura clave de los talibanes en la región y alguien que buscábamos desde hacía tiempo indicó el coronel Thomas Collins, portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN, en referencia al talibán muerto, sobre el que no ofreció detalles. El rebelde fue identificado como el mulá (teólogo) Abdul Ghafoor y decidió atacar Musa Qala- -según explicó la policía local- -tras la muerte de su hermano, a finales de enero, en un ataque de la ISAF en la zona. Los talibanes minimizaron las declaraciones del portavoz militar occidental al reconocer que, efectivamente hubo un ataque en Musa Qala que mató a algunos de nuestros mujahidines pero a ningún comandante importante o famoso declaró Yussuf Ahmadi, portavoz rebelde. AP El general saliente, David Richards, anunció una nueva ofensiva de la OTAN para la primavera ¿Oferta? Si los estadounidenses y el gobierno garantizan que no atacarán ni bombardearán Musa Qala, estamos dispuestos a devolver el distrito a los jefes tribales añadió Ahmadi. Un número indeterminado de talibanes controla desde el viernes Musa Qala, la capital del distrito homónimo en la provincia de Helmand, una de las más conflictivas de Afganistán, donde reinaba una calma relativa desde septiembre de 2006. Desde esa fecha, el distrito estaba bajo el gobierno de un consejo de jefes tribales tras la conclusión de un acuerdo con las autoridades afganas y la ISAF para poner fin a los violentos combates en la zona. Esta estrategia de la ISAF podría cambiar con la llegada del general estadounidense Dan McNeill. Los estadounidenses ya expresaron sus reservas sobre el acuerdo de Musa Qala, también criticado por las autoridades afganas.