Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4- -2- -2007 85 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos Soy una artista sin abalorios ni pretensiones La cantaora Estrella Morente inauguró ayer el Festival Flamenco de Nueva York, con un recital que suponía su presentación en la ciudad de los rascacielos JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Díscola, rebelde y luchadora, así se presentaba por primera vez en la ciudad de los rascacielos Estrella Morente, que inauguró ayer el Festival Flamenco de Nueva York. En pleno corazón de la urbe, esta cantaora de pura cepa no pudo evitar comparar el penthouse del hotel Roger Smith con sus adorados cortijos o descubrir las vajillas españolas escondidas en una de las librerías del habitáculo. Por supuesto que en cuanto tuvo la oportunidad de agarrarse al piano de la sala no dudó un segundo en inundarla con su pasión y sus melodías. Entre recuerdos de sardinas asadas en los somieres de un camerino y de todos aquellos flamencos que en su día también cruzaron el charco como el autodidacta Sabicas o la bailaora Carmen Amaya, ahora es el turno de la hija del maestro Enrique Morente para conquistar el Town Hall de Manhattan... y todo lo que le echen Aún así, en su primer mordisco a la Gran Manzana, Morente no se mostraba excesivamente nerviosa y aseguraba que lo que quiero es ilusionar más que sorprender y pese a los que afirman que los neoyorquinos pueden ser algo fríos ante un género tan pasional, sólo puedo decir que también dicen eso del norte de España, y curiosamente resulta que a mí me han pegado los oles y las ovaciones más grandes de mi carrera en estos lugares Para la apertura de la VII edición del Flamenco Festival de Nueva York, la cantaora preparó un espectáculo en el que primó la naturalidad de su cante, la desnudez de una voz y una guitarra flamenca, que es lo que más llega al público porque es lo que yo soy según describía dando pequeños sorbos a una cerveza tras una jornada agotadora de ensayos; y es que, al fin y al cabo, ella se autodefine como una artista sin abalorios y sin pretensiones Aunque la cantaora apenas alcanza los 26 años, acumula un currículum inigualable en el mundo del cante, tanto por méritos propios como por herencia de su madre, la bailaora Aurora Carbonell, y su padre, el cantaor Enrique Morente, a quien The New York Times considera uno de los gigantes del flamenco. Para la niña la figura femenina ocupa un lugar esencial en su trabajo; por eso, en su último disco, Mujeres quiso rendir un homenaje a auténticas banderas La cantaora granadina Estrella Morente de la sociedad, como Evita Perón, Nina Simone, Carmen Amaya o Cristina Pavón, La Niña de los Peines su favorita, sin desmerecer a las demás. Tras confesar que de no haber sido flamenca le hubiera gustado ser rockera Morente dejaba claro que su sueño hubiese sido compartir escenario con La Niña de los Peines ya que la admira tanto que hubiera sido especial para mí compartir cualquier tercio de una canción Sería la persona con la que yo hubiera compartido un buen rato musicalmente hablando añade. Tenaz donde las haya, esta joven no duda en afirmar que me hubieran quemado y abrasado en la hoguera si hubiera vivido en la época de Mariana Pineda; por eso, me identifico mucho con ella. Doy mucha guerra y pienso que la rebeldía es un síntoma muy divertido a la hora de crear aseguraba. Honesta y luminosa, esta artista de pies a cabeza no está en esto para ganar dinero y retirarme Además, en un mundo marcado por la política, Morente es certera en dejar claro que yo no me afilio a ningún partido político porque ninguno cuenta con Lorca, Alberti, Unamuno... Si alguno de ellos se hubiera presentado a las elecciones estoy segura de que habría votado por ellos Con la compañía al piano ABC del argentino Leo Sujatovich, la española no duda ni un segundo en afirmar que no me animaría tanto a cantar en inglés, pero vivir aquí sí que me gustaría Pelota como la llama cariñosamente su madre, asegura de sí misma que no es un angelito de la guarda y no le temo a nada ni a nadie por eso ha dejado de lado las supersticiones que su abuela le inculcó de chica para dar paso a una vida tranquila en la que conozco a la perfección todos mis defectos, que, por cierto, son muchos Más información: http: www. flamencofestival. org