Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAyNEGOCIOS Perfil DOMINGO 4 s 2 s 2007 ABC Wülf Bernotat s Presidente de E. ON Caballero blanco y propietario del interruptor de Europa La opa lanzada por este irreductible alemán de apellido francés, visto lo visto casi con toda probabilidad hugonote, educadísimo pero poco paciente, sortea poco a poco todos los obstáculos POR CARLOTA FOMINAYA MADRID. Wulf Bernotat puede decir que casi lo ha conseguido. Aunque haya tardado y, a veces, se haya desesperado. No es para menos. Algunos dicen que este alemán, nacido en 1948 en la ciudad de Göttingen, donde estudió Derecho y se doctoró en 1976, pensaba que al lanzar la opa sobre Endesa se iba a hacer negocios a la Baja Sajonia, pero que en realidad se encontró de compras en el norte de Marruecos. Mayúscula debió ser la sorpresa cuando el Gobierno español, en forma de Comisión Nacional de Energía (CNE) empezó a ponerle pegas. Diecinueve, para ser exactos, después modificadas algunas. También es verdad que aunque el presidente de E. ON reconoce en público que desde el primer día supo que este proceso iba a ser difícil, y muy largo, siempre dijo estar dipuesto a hacer todo lo posible para tomar el control de Endesa, y seguro de que la transacción finalmente sería un éxito Pero se notaba en las ruedas de prensa que la paciencia no es lo suyo. A Bernotat no le tiembla la voz al recordarle al periodista de turno que la pregunta en el aire hace dos que está contestada Sobre todo, cuando le preguntaban una y otra vez por la acción de oro del Gobierno alemán en Rurhgas. No existe, esto tiene que quedar claro era su única y lacónica respuesta. De la forma más polite del mundo, el presidente de la energética alemana tampoco dudaba en lanzar dardos envenados todo este tiempo ha mostrado tanta confianza en sí mismo, y en el buen término de la operación, que un buen día empezó una conferencia en un más que correcto español, idioma que ha asegurado que todos en la sede de la empresa en Düsseldorf- -desde la secretaria al primer alto ejecutivo de la compañía, que es él- están aprendiendo desde hace meses. Es más, tanta es su seguridad, que aprovechó dos días después de haber dejado a media Europa a oscuras tras el paso de un barco de su compañía por el río Ems para venir a Madrid a sacar pecho. Puede que tengamos el interruptor de Europa, pero desde luego hay otros operadores implicados en el apagón acusó, repartiendo para todos. Y, en medio de la estupefacción de los asistentes ante sus explicaciones después Enrique Serbeto APAGUE LA LUZ Y CIERRE LOS OJOS CINCO MINUTOS C contra Acciona cada vez que tenía ocasión, poniendo en solfa sus intenciones a la hora de comprar endesas Si la compañía del señor Entrecanales es tan verde como él presume, ¿por qué no compró entonces iberdrolas mucho más comprometida con el medio ambiente? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Por qué los presentó resumidos en un dossier de tres páginas, que después de demandarle en un tribunal de Nueva York, amplió a 180? Y, so- bre todo, ¿por qué no compró hace más de un año, cuando Endesa era mucho más barata? Son algunas de las preguntas que no ha dudado en hacer en voz alta ante los medios. Ni siquiera se amilanó ante el sinnúmero de demandas judiciales y disposiciones que complicaban la pugna a medida que pasaban los meses. Estamos seguros de poder cerrar la transacción con éxito volvía a repetir una y otra vez ante la prensa. De hecho, durante Estamos seguros de poder cerrar la transacción con éxito repetía una y otra vez Después de dejar a más de diez millones de personas sin luz, vino a España a sacar pecho de haber dejado a diez millones de personas sin luz insistió: Nuestra oferta de compra a 35 euros por acción para los accionistas sigue siendo la mejor Un precio que, tras la retirada de Gas Natural, al final tuvo que mejorar este viernes en sobre cerrado, a 38,75 euros por acción, con los que el irreductible Bernotat confía en liquidar la operación en la primera quincena de abril. Su última sonrisa la vimos ayer sábado en España, ante el rumor de que E. ON iba a patrocinar al Real Madrid. Fue divertido ver a Raúl correr con una camiseta de la compañía, pero preferimos no patrocinarles ni a ellos, ni al Barça, porque sus aficionados no se llevan muy bien Tanto como los partidarios de su oferta y los de la otra. asualidades de la vida, el desenlace del culebrón de la opa de Endesa coincide con la publicación en todo el mundo de un informe estremecedor sobre el cambio climático. Todo es energía, en ergon en griego, actividad. No se lo tomaron muy en serio los consumidores el otro día, cuando les pedían que apagasen la luz cinco minutos. Si todos los accionistas de Endesa hubieran cumplido estrictamente la consigna, seguramente habrían hecho más ruido que los organizadores, internautas compulsivos que naturalmente no desconectaron sus ordenadores. Esas iniciativas son un poco demagógicas porque sólo significan que hay gente capaz de identificar algunos síntomas superficiales del problema, pero que no quieren esforzarse reflexionando seriamente sobre lo que se requiere para solucionarlo. Los directivos de Gas Natural identificaron bien el problema, pero no eligieron a la persona adecuada para defender sus intereses. Nunca debieron haber confiado en José Montilla, si fue él quien les dijo que podían hacerse con una ganga, gracias a su poder de sacar en el BOE el papel para envolver el regalo. Montilla fue un mal ministro y un mal socio y con estos antecedentes, no me puedo imaginar que vaya a ser un gran presidente de la Generalitat. Su sucesor, Juan Clos, no fue tampoco un buen alcalde de Barcelona, pero tiene la ocasión de ser un buen ministro de Industria en estos momentos de tribulaciones universales, aunque tendría que ser un poco más audaz y racional que la media del Gobierno al que pertenece, por ejemplo, abriendo una discusión sensata sobre la energía nuclear. Que el problema global se resolverá lo pueden dar ustedes por seguro, porque en caso contrario lo que quede del planeta no estará para elecciones. Si seguimos esperando que, como siempre, la solución la inventen otros (los alemanes, por ejemplo) que nadie se extrañe de que los campeones nacionales enarbolen otra bandera. Los jueguecitos por internet son para adolescentes y las amenazas milenaristas para los supersticiosos.