Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 37 La OTAN afirma que retomará Musa Qala, capturada por los talibanes El ataque a la ciudad afgana del sur se está ultimando en sus detalles para evitar bajas civiles sKabul admite que el pacto con los líderes tribales no ha funcionado AP KABUL. Efectivos de la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) compuesta por tropas de la OTAN, retomarán la localidad de Musa Qala, en la provincia de Helmand, ocupada ahora por los talibanes, según anunció ayer el general británico David Richards. Las fuerzas de la coalición están ultimando los detalles de la operación para evitar que se produzcan bajas civiles. Richards, comandante saliente de las fuerzas de la coalición, aseguró que sus tropas no utilizarán la fuerza del modo que algunos temen que lo harán Las tropas británicas abandonaron Musa Qala en octubre tras un discutido acuerdo de paz entre los líderes tribales y el gobernador regional. Cientos de milicianos talibán invadieron la localidad el pasado jueves por la tarde, destruyeron la sede gubernamental y tomaron a los dirigentes tribales como rehenes, según informaron fuentes oficiales afganas. Aún permanecen en la ciudad un número indeterminado de milicianos talibanes, que están fortificando sus posiciones para hacer frente a una posible ofensiva aliada, según informó un portavoz de la ISAF, el coronel Tom Collins. Es sólo una cuestión de tiempo hasta que el Gobierno retome el control, y eso seguro que pasará afirmó. Richards explicó que la OTAN debe planear con cuidado la ofensiva para retomar la localidad y proteger las vidas y propiedades de la gente de Musa Qala Según el mando de la ISAF, los talibanes han utilizado la táctica de tomar temporalmente localidades en diversas ocasiones. Por su parte, el ministro afgano de Defensa, Abdul Rahim Wardak, aseguró que la situación no está clara en Musa Qala. Los dirigentes tri- China cierra nuevos contratos con Sudán pese a la presión internacional PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Mientras la comunidad internacional aísla al Gobierno de Sudán por el genocidio perpetrado desde 2003 en la región de Darfur, donde han muerto 200.000 personas y más de 2,5 millones han sido desplazadas, China se dedica a hacer millonarios negocios con el régimen de Jartum. Tras pasar por Camerún y Liberia, el presidente chino, Hu Jintao, recaló en Sudán en la escala más polémica de su gira por África, en la que visitará ocho países durante doce días. La acuciante necesidad de materias primas y recursos naturales para seguir alimentando su frenético desarrollo ha llevado al régimen comunista a poner sus ojos sobre el continente negro con el que ha quintuplicado sus intercambios durante el último lustro hasta superar los 40.000 millones de euros el año pasado. Por ese motivo, Pekín no ha tenido reparos a la hora de firmar jugosos contratos con Sudán, que produce medio millón de barriles de petróleo al día y exporta el 60 por ciento de su crudo al coloso oriental. Gracias al amigo chino que importa de África el 30 por ciento del petróleo que consume, las relaciones comerciales entre ambos países alcanzaron el año pasado los 2.242 millones de euros, fundamentalmente por la venta de petróleo. Bush pedirá un 16 por ciento más de gasto militar para el 2008 WASHINGTON. El Ejército de EE. UU. podría obtener un considerable aumento presupuestario, de acuerdo con la propuesta de gastos para el 2008 del presidente estadounidense George W. Bush, que aliviaría las tensiones por las guerras en Irak y Afganistán. La propuesta de dar a las Fuerzas Armadas norteamericanas unos 130. 000 millones de dólares representaría un incremento del 16 por ciento con respecto a este año, de acuerdo con documentos obtenidos por la agencia Associated Press. La propuesta de presupuesto no será difundida hasta el lunes. bán, Qari Yousef Ahmadi, informó de que los rebeldes islamistas tomaron la localidad como respuesta a varios ataques de la OTAN contra milicianos registrados en la zona, lo que supone una violación del acuerdo de paz Días atrás un comandante talibán murió a las afueras de Musa Qala en una operación de la ISAF. Acuerdo roto Desde Occidente, algunos critican este acuerdo de paz, que ven como una concesión de la OTAN en territorio talibán hostil. Sin embargo, la OTAN afirma que nunca formó parte del acuerdo y con sus acciones, los talibanes han concluido cuatro meses de paz en Musa Qala, una localidad que ha sido testigo de una vuelta a la normalidad, meses de reconstrucción y desarrollo Los milicianos han destruido parte del complejo residencial del gobernador del distrito y también parte de las instalaciones policiales, informó el gobernador de la provincia de Helmand, Asadullah Wafa. La gente ha cerrado las tiendas y aquellos que viven cerca de la zona han huido por el miedo afirmó. En la localidad podría haber entre 200 y 300 milicianos islamistas. bales, que ejercían la responsabilidad de la seguridad, según establecía el acuerdo de paz de octubre, podrían haber sido sacados de la localidad por los talib anes, según Wardak. Un presunto portavoz tali- Pasar por alto Darfur A la vista de tan astronómicas cifras, no es de extrañar que Hu Jintao haya pasado por alto la trágica situación de Darfur para centrar su visita en el aspecto meramente económico. Ahora somos oficialmente socios comerciales se vanaglorió el presidente sudanés, Omar Hasan al- Bashir, tras suscribir con su homólogo chino varios acuerdos y préstamos para financiar proyectos al desarrollo cifrados en unos 10 millones de euros. A continuación, Hu Jintao visitó una refinería de Jartum construida en parte con capital chino, ya que la petrolera estatal China Nacional Petroleum Corporation (CNPC) tiene importantes participaciones en la industria del crudo de Sudán. De esta manera, el régimen comunista ha hecho oídos sordos a las demandas efectuadas desde la Unión Europea y Estados Unidos, que habían reclamado a Hu Jintao que ejerciera su influencia sobre Sudán para permitir el despliegue de una fuerza de paz. Soldados afganos vigilan la frontera con Pakistán, santuario de la guerrilla talibán, en la localidad de Spin Boldak EPA