Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL DOMINGO 4 s 2 s 2007 ABC Primeras grietas en el régimen presidido por Ahmadineyad Tras la derrota oficialista en las pasadas municipales, los medios iraníes se atreven a criticar abiertamente al Gobierno MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TEHERÁN. Irán se está convirtiendo rápidamente en una superpotencia. Pero nuestro poder no está basado en la posesión de armas, el poder económico o los vínculos con países poderosos; somos una superpotencia cultural porque influimos en los corazones El presidente Ahmadineyad cumple estos días con los fastos del 28 aniversario del regreso del ayatolá Ruhola Jomeini a Irán y la caída del Sha. Su discurso sigue siendo tan revolucionario y triunfalista como el primer día, pero su tono es cada vez más desafiante, sobre todo tras la entrada en vigor de las sanciones de Naciones Unidas el pasado mes de diciembre. Un año y medio después de las elecciones que auparon a la Presidencia al primer dirigente no religioso de la República Islámica, los iraníes empiezan a estar cansados de su radicalismo. Los ciudadanos mostraron su rechazo al líder ultraconservador y le dieron la espalda en las pasadas elecciones municipales. Los políticos de la oposición se han unido en un frente común contra el presidente y critican abiertamente su gestión y sus continuos viajes. Por último, su propio partido, Abadgaran, se halla dividido y algunos de sus miembros acusan a Ahmadineyad de ser excesivamente autoritario y querer llevar todos los asuntos en solitario. Mientras el presidente sólo habla de energía nuclear con fines civiles, progreso científico y centrifugadoras- -una nueva planta con 3.000 podría abrirse en las próximas semanas en Natanz- mientras la comunidad internacional estudia medidas sancionadoras en el OIEA, y mientras EE. UU. aumenta la presión con el envío de un segundo portaviones al Golfo y crece la presencia de sus tropas en países vecinos como Irak o Afganistán, el pueblo iraní no llega a fin de mes. La gente necesita dos y tres trabajos para enfrentarse a la inflación que se ha disparado en los últimos meses. No hay datos fiables sobre la subida de los precios. El Gobierno dice que todo forma parte de la guerra psicológica contra el país La oposición habla de una inflación de un 20 y en sus informes recoge que la carne ha subido un 15 el arroz un 16 la leche y sus derivados un 15 y el metal un 100 En los próximos días puede hacerse pública la privatización de 500 empresas que hasta ahora dependían del Gobierno, y eso arruinará el poco crédito que le quedaba el Ejecutivo, que apuesta por el control gubernamental en sectores estratégicos como el de la gasolina. Se queda solo El presidente se está quedando solo. Su lenguaje agresivo y la fijación por temas tan sensibles para Occidente como la carrera nuclear o el Holocausto, las acusaciones sobre su apoyo incondicional a Hizbolá en El Líbano, o a las milicias chiíes en Irak, se han traducido en el progresivo abandono de unos inversores que temen el inicio de acciones militares contra el régimen de Teherán. Hasta hace poco, las empresas extranjeras jugaban a un doble juego y pese a la mala imagen de Irán, firmaban acuerdos con los ayatolás. Hoy esta doble toca a su fin y los extranjeros han detenido sus inversiones. Ha vuelto el miedo. El presidente iraní reza el viernes pasado en Teherán Los expertos señalan que por primera vez desde la revolución, se puede privatizar parte del sector y permitirse la venta de gasolina a entidades privadas a precios superiores de los marcados por las autoridades. AFP La política de Ahmadineyad ha provocado la aparición de un sector innovador en su propio partido Polarización radical Entregar el petróleo al pueblo y cortar la mano a los corruptos fueron las promesas más La prensa búlgara y rumana apunta a un ataque de EE. UU. a Teherán en abril SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Si bien Estados Unidos asegura a sus aliados y a Rusia que no planea una guerra contra Irán, el diario rumano Evenimentul Zilei y la agencia de noticias búlgara Novinite informan de que de un tiempo a esta parte Estados Unidos concentra tropas y material bélico en las bases militares del Mar Negro, para atacar a Teherán. Según los medios citados, una base aérea rumana y dos búlgaras estarían encargadas de abastecer de combustible a los aviones norteamericanos que bombardeasen Irán. Aseguran también que el ataque se producirá el próximo mes de abril. En diciembre de 2005 y en abril del 2006 Washington, firmó un acuerdo con Bucarest y otro con Sofía respectivamente para instalar cuatro bases militares norteamericanas en Rumanía y tres en Bulgaria. La más importante es el aeropuerto militar rumano de Mihail Kogalniceanu, en Constanza, donde se instalará el cuartel general de las tropas norteamericanas en el Mar Negro, para el control de Oriente Próximo y el Cáucaso. Según Evenimentul en los próximos días llegarán a la base de Constanza los primeros aviones de guerra; un total de 18 F- 15 y F- 16 y un número no especificado de aviones de combate A- 10. La base acogerá también a unos 2.000 soldados. En Bulgaria se activarían para atacar Irán las bases de Bezmer y Graf Ignatievo cerca de Plovdiva, en el sureste y sur del país. La primera está destinada a aviones de guerra de mayor envergadura, mientras que Graf Ignatievo acoge cazas y aviones de reabastecimiento en vuelo. A esta base militar llegarán antes de finales de marzo 3.000 soldados norteamericanos. importantes del presidente, que ha polarizado la política como nunca antes lo había estado. Ahmadineyad abandera a los fundamentalistas tradicionales y su política ha provocado la aparición de un sector innovador que exige la apertura del sistema para detener la caída en picado de la popularidad del régimen. Entre estos innovadores, triunfadores indiscutibles en las pasadas elecciones, se encuentran el ex presidente Rafsanyani y el alcalde de Teherán, Ghalibaf, al que muchos señalan como sucesor de Ahmadineyad. Régimen islámico, si, pero con más atención a la política económica. Los reformistas también se encuentran inmersos en un proceso de crisis interna que ha generado divisiones entre republicanos islámicos, demócratas y liberales... una atomización que les ha hecho perder fuerza en favor de los partidos conservadores. Pese a sus diferencias, sin embargo, coinciden en su sentimiento anti Ahmadineyad. Esto llevó a uno de sus líderes, el ex presidente Jatami, a acudir de la mano de Rafsanyani a las urnas durante las pasadas elecciones. Irán se prepara para el discurso de mañana del Presidente, en el que por encima de los temas domésticos, anunciará nuevos progresos en la carrera nuclear.