Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 s 2 s 2007 ESPAÑA 31 Una nueva mancha de fuel agudiza la catástrofe ecológica de Algeciras Aseguran que hay afectados 10 kilómetros de playa del Parque Natural del Estrecho S. N. ALGECIRAS. El buque frigorífico Sierra Nava encallado en la Bahía de Algeciras desde el pasado domingo, ha vuelto a derramar fuel en estas aguas, según ha podido constatar un helicóptero de Salvamento Marítimo que ha avistado un nuevo reguero de unos 50 metros de agua amarronada en la zona afectada. El coordinador de la Administración General del Estado en el Campo de Gibraltar, Juan Andrés Hoyos, aseguró que esta nueva mancha se encuentra entre el buque y Punta Carnero, dentro del Parque Natural del Estrecho y confió en que a última hora de la tarde de ayer se pudiera combatir este derrame con los medios dispuestos por el Ministerio de Fomento. El dispositivo coordinado por la Junta de Andalucía, en el que participan técnicos y operarios de las Administraciones central, autonómica y local, ha retirado ya de la costa afectada por el Sierra Nava algo más de 1.240 toneladas de mezcla de fuel, arena y agua y 66 toneladas de lodo. Podría haber más Así lo pusieron de manifiesto el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, y el subdelegado del Gobierno de la Junta en el Campo de Gibraltar, Rafael España, tras la reunión de la comisión de seguimiento del dispositivo de limpieza que la Consejería de Gobernación coordina en la playa. Según explicaron, las condiciones del mar eran ayer excepcionalmente difíciles, por lo que no se descartaba la apari- Un trabajador, tras la retirada del chapapote vertido por el buque en las costas de Cádiz ción de nuevas manchas. Entretanto, el equipo coordinado por el 112 sigue alerta y ya se han mandado efectivos a la playa de Getares para hacer frente a los posibles restos contaminantes que puedan ir llegando allí. Además, a lo largo de la jornada de ayer incorporó a este dispositivo una embarcación de vigilancia del medio marino de la Consejería de Medio Ambiente. Tanto los representantes políticos del Gobierno andaluz como los técnicos que se encuentran al mando de las distintas áreas que componen el dispositivo de limpieza se han puesto a disposición de los grupos ecologistas desplazados a la zona, a los que se han ofrecido a dar, EFE de primera mano, cuantas explicaciones estimen oportunas. Precisamente el portavoz de uno de estos colectivos aseguró que ya son diez los kilómetros de playa afectados en el Parque Natural del Estrecho y advirtió que el fuel va en dirección Tarifa Además, dijo, hay 50 aves, algunas de ellas protegidas, dañadas por el vertido. Álvaro Delgado Gal POR UN OJO DE LA CARA A mediados de enero, el Tribunal Constitucional ha emitido una sentencia que podría alojar efectos no desdeñables para el empleo de la mujer en España. Aparte de esto, la sentencia abriga interés en sí misma, es decir, como reflejo o síntoma de ciertas nociones que están ganando curso en la sociedad, y de paso, en el ámbito del Derecho. Vayamos a los detalles. Hace tres años y pico, una cajera de Alcampo solicitó reducir su jornada laboral a las tardes del lunes, martes y miércoles. Alcampo entendió que la propuesta no encajaba en su esquema de organización del trabajo, basado en turnos semanales y rotatorios, y se cerró en banda. El caso rebotó hasta el Juzgado de lo Social. La empleada alegó que sus obligaciones familiares- -tutela de un hijo de menos de seis años- -le impedían cumplir los turnos que aplicaba la empresa, e invocó en su favor el artículo 14 de la Constitución, el cual dispone que los españoles son iguales frente a la ley y que no puede prevalecer discriminación alguna por razón de sexo. La invocación del artículo 14 nos sitúa, por así decirlo, en el ojo del huracán. La negativa de Alcampo no aludía al sexo de la demandante, sino al hecho de que ésta no podía o no quería adaptarse al turno vigente en la empresa. No parece que nos encontremos, a bote pronto, ante un caso de discriminación. Se discrimina a una mujer cuando se la impugna porque es mujer. No cuando se le rehúsa algo en vista de accidentes que, aun estando vinculados a su sexo, sobrevienen ex post y generan una incompatibilidad inopinada con el trabajo que desarrollaba previamente. Mezclar las dos situaciones equivale a confundir una referencia categorial- -imaginen que a la demandante se le hubiese rechazado como jefe de sección por no ser hombre- con una contingencia de género- -Alcampo no podía prever los límites que la ruptura del hogar, asociada a la maternidad, impondría al tiempo hábil de su empleada- Para los que somos legos en derecho, no había pues, caso, sustancia. El juez lo estimó así, y también lo estimó así el fiscal. La sentencia fue recurrida al Tribunal Constitucional, y lo que parecía claro, se ha vuelto oscuro. El Tribunal ha decretado que la invocación del artículo 14 era pertinente, y que, aunque es verdad que el Estatuto del Trabajador, interpretado literalmente, puede apoyar el fallo del juez, no lo es menos que se detecta un conflicto con el principio constitucional de igualdad frente a la ley. El Constitucional ha acudido, en su razonamiento, al concepto de discriminación indirecta Una interpretación legal genera discriminación indirecta cuando, a pesar de ser aparentemente neutra, afecta a una proporción sustancialmente mayor de individuos de un determinado sexo. En consecuencia, habrá que corregir esa interpretación aparentemente neutra, salvo que puedan aportarse argumentos suplementarios que van más allá del contenido expreso de los códigos. El Constitucional ha anulado, a la luz de todo esto, la sentencia recurrida. El Juzgado de lo Social deberá pronunciarse de nuevo, bien para reconsiderar su fallo anterior, bien para confirmarlo con otros argumentos, bien para presentar un conflicto de constitucionalidad entre la ley y la Carta Magna. Tres comentarios, antes de cerrar este artículo. Provoca perplejidad, en primer lugar, que el Tribunal delegue en una segunda apreciación del juez cómo debe interpretarse la ley. El Constitucional, después de decirnos que la ley, rectamente entendida, no dice lo que parece decir, se abstiene de indicarnos qué es lo que, en realidad, debería habernos dicho. Será el juez el que tenga que desvelarnos su esencia íntima, intimidado- -o enfurecido- -por la reprimenda del Constitucional. instrumental de la ley. Lo propio de ésta no sería asegurar marcos estables de referencia para que la gente organice su vida, sino promover el bien conforme a las nociones cambiantes que sobre éste cultive la opinión o una mayoría política. Eltercercomentarioresulta- tudes anejas al concepto de discriminación indirecta Entre la idea de que la ley será discriminatoria si no produce resultados paritarios, y la tentación de ajustar la ley a una proporción estadística fijada de antemano, media menos recorrido de lo que se piensa. A lo que asistimos, en el fondo, es a un entendimiento Alarmanasimismolaslaxi- rá familiar a los economistas. Quienquiera que esté familiarizado con la vida económica, adelantará el mismo pronóstico: lo peor que les puede ocurrir a las mujeres, o a otro colectivo cualquiera, es que la ley les reconozca una sobredosis de derechos. ¿La explicación? La explicación es que los empresarios se guardarán muy mucho de contratar a una persona que pueda complicarles la existencia exigiendo un trato específico y en conflicto permanente con los intereses de la empresa. Y es que los empresarios persiguen el beneficio, no la felicidad del prójimo. El mercado es una institución eficaz, no altruista. Más aún: es eficaz porque no es altruista. El altruismo es admirable, pero no funciona cuando se hace obligatorio. Ignorar este hecho decepcionante, aunque absolutamente corroborado, suele salir por un ojo de la cara.