Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 s 2 s 2007 ESPAÑA 27 Zapatero vincula al signo de los comicios de mayo el éxito de su política social Subraya que España fue en 2006 el país industrializado que más creció y creó más empleo s El PSOE, ante la cita electoral, llama a despertar el voto dormido G. LÓPEZ ALBA MADRID. El PSOE arrancó ayer su precampaña oficial para las elecciones municipales y autonómicas del 27 de mayo con el objetivo de despertar el voto dormido en palabras de Carmen Alborch, uno de los cuatro ex ministros que aspiran a ser regidores municipales- -Juan Alberto Belloch (actual alcalde de Zaragoza) Abel Caballero (Vigo) y Jerónimo Saavedra (Las Palmas de Gran Canaria) Alborch, candidata en Valencia, ejerció de presentadora- pitonisa y se adelantó a proclamar que la noche de ese día los socialistas dirán: Hemos ganado las elecciones municipales Entre el centenar de cabezas de lista en ciudades de más de 50.000 habitantes que ayer, en Leganés (Madrid) sustituyeron a los ya consabidos jóvenes en el escaparate del montaje escénico, ocupó el lugar central José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque el coordinador de la campaña, José Blanco, sentado en la fila cero junto a la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, advirtió el lunes de que no es el momento de elegir entre Zapatero y Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno aseguró a sus candidatos que me voy a entregar (en la campaña) igual que cuando lleguen las generales con la apostilla en 2008 para reafirmarse una vez más en su propósito de agotar la legislatura, aunque a algunos, estos tres años se les hacen muy largos Como viene haciendo últimamente, Zapatero puso en el frontispicio de su gestión los resultados económicos y las reformas sociales. Así, afirmó que, de los ocho países más industrializados del mundo- -incluidos Canadá y Japón- España fue en 2006 el que registró un mayor crecimiento económico y creó más empleo. Inflexibles con la corrupción Pero su mensaje de fondo ante la próxima cita electoral fue que el triunfo de los socialistas en comunidades autónomas y ayuntamientos es fundamen- ¿Qué vamos a hacer? Lo mismo que ZP con España Zapatero fue presentado por Carmen Alborch como el espejo donde nos gusta mirarnos y la prueba de que el cambio es posible cuando se encarnan los valores de la mayoría Quien más se atuvo a este guión fue el candidato a la alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, que tuvo una breve intervención, al igual que algunos otros debutantes. ¿Qué vamos a hacer con Madrid? Lo mismo que tal para el desarrollo de las reformas sociales impulsadas por el Gobierno, singularmente en lo que hace a la asistencia a personas dependientes y a la vivienda. Así, tras calificar la ley de Autonomía Personal como un ejemplo de patriotismo recordó que para hacer realidad sus previsiones es fundamental el compromiso de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos igual que para rentabilizar la cesión de suelo público por parte del Estado en beneficio de quienes tienen menos recursos. Y su conclusión fue que sólo los socialistas creen en las necesidad de ambas políticas, porque los populares siguen anclados en el concepto de beneficencia Además, proclamó que el Gobierno, como está demostrando la Fiscalía, va a ser inflexible contra la corrupción urbanística Zapatero con España El único candidato autonómico que habló fue el madrileño Rafael Simancas, quien reafirmó como uno de sus principales objetivos parar los pies a los especuladores Apropiándose de una de las frases más celebres de La guerra de las galaxias prometió que Madrid no va a quedarse en el lado oscuro de la fuerza e identificó al PP con la caspa y los correajes A la batalla de Madrid contribuyó también con munición Zapatero: En ningún país se recuedra una manipulación tan grosera como la de Telemadrid La guía del candidato Zapatero concluyó esbozando una guía del candidato Gana quien se lo merece, no quien cree que se lo merece; se gana con la palabra, no con el insulto; se gana escuchando y no pidiendo siempre que te escuchen. Sabed que representamos a un partido, pero que, por encima de todo, están los ciudadanos