Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA El crimen de Fago DOMINGO 4 s 2 s 2007 ABC El guarda forestal confiesa el asesinato y asegura que actuó sin cómplices Los agentes no descartan la versión del sospechoso tras interrogarlo s Si lo hizo solo, tuvo que caminar por el bosque, de noche, durante al menos seis horas PABLO MUÑOZ JACA (HUESCA) La investigación del asesinato del alcalde de Fago (Huesca) ha dado en las últimas horas un giro sorprendente con la declaración ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil del único detenido por el crimen, Santiago Mainar, quien ha confesado haber asesinado a Miguel Grima por la enemistad que tenían. Sin embargo, el arrestado insiste en que actuó en solitario, lo que contradice las primeras líneas de trabajo, que apuntaban a que había más de una persona implicada. La declaración de Mainar fue prolija y extensa en detalles según fuentes de la investigación, que precisaron que sin embargo sólo comenzó a admitir su participación en los hechos cuando se le pusieron encima de la mesa todas las pruebas en su contra. Se le dijo que la prueba de ADN había demostrado que subió al Mercedes de la víctima (seguramente al volante) pues un pelo suyo fue localizado en el coche, que los agentes del Servicio de Criminalística examinaron durante cuatro días. Los funcionarios se esmeraron durante ese periodo de tiempo para buscar en el vehículo huellas y vestigios biológicos; pero además, la prueba para detectar restos de pólvora en sus manos que se le realizó pocas horas después de descubrirse el crimen resultó igualmente positiva, según algunas fuentes, lo que prueba que había disparado un arma. ba una linterna y que estaba en la carretera junto al vehículo de la víctima, en el interior del coche del alcalde había una segunda persona. Sin embargo, ese tercer testimonio era menos sólido que los otros. Hubo un detalle de la declaración de los testigos que resultó clave: el sospechoso llevaba la linterna a la altura de los ojos, de tal forma que no se le podía ver el rostro y sólo se advertía que era corpulento. Ahora se ha sabido que la Guardia Civil intervino a Mainar una linterna, que él dijo que estaba averiada y que tenía una cinta aislante que permitía fijar el faro a la cabeza. Las fuentes de la investigación consultadas aseguran que ante la insistencia del detenido en afirmar que no hay más implicados se han comenzado a hacer gestiones para averiguar si es posible que, en efecto, actuara en solitario. Las pesquisas realizadas señalan que puede ser así, aunque para ello el asesino tendría que haber recorrido dos horas a pie desde su casa en Fago hasta la curva donde mató a Grima y luego otras cuatro desde la pista forestal donde abandonó el Mercedes de la víctima. Y todo ello de noche, campo a través y soportando unas bajísimas temperaturas. El coche fue hallado a tres kilómetros de Berdún, oculto entre arbustos de boj y carrascas, en una pista que arranca de la Nacional 240 y sirve de acceso a la ermita de Santa Lucía. Lo esperó Pese a tantos condicionantes, los agentes encargados del caso empiezan a creer que eso pudo ocurrir. A favor de esa posibilidad está el que Mainar es un hombre atlético y por su profesión de guarda forestal- -también tiene vacas, tierras y una casa de turismo rural- -conoce el monte palmo a palmo y pudo regresar a su casa sin demasiadas dificultades, y desde luego sin ser visto. Es una hipótesis sorprendente, pero que cobra cada vez más fuerza, igual que la certeza de que preparó el crimen al milímetro, de ahí que no entrara en sus cálculos la posibilidad de que lo vincularan con el mismo. En cuanto a cómo sabía que el alcalde regresaría de la reunión de Jaca por esa carretera concreta- -podía haber elegido otra- parece que Miguel Grima era una persona de costumbres fijas, que sin duda el asesino conocía, tanto por su vieja amistad como por su ya conocida enemistad de años. bina también de aire comprimido. Ninguna de ellas acabó con la vida del alcalde. El arma que se busca es una escopeta del calibre 12, de postas de las que los cazadores han usado siempre. Y esa no ha aparecido. Nuevos registros Por ello, las fuentes consultadas no descartan que pidiera prestada la escopeta a algún amigo, cuya identidad no ha revelado para no ponerle en apuros, o bien que supiera dónde la guardaba alguien y la utilizara sin su permiso. De confirmarse la primera hipótesis, esa persona ya debería haber hablado porque de lo contrario se le podría considerar encubridor o cooperador. Santiago Mainar en presencia de su abogado acompañó ayer durante buena parte del día a los agentes en los nuevos registros, tanto de su casa rural, como de la vaquería. Asimismo, se le trasladó al lugar del crimen donde supuestamente se llevó a cabo una reconstrucción del mismo. La víctima, además de presentar un disparo en el pecho, tenía el rostro ensangrentado- -por un culatazo o porque lo golpearon contra el capó del coche- En la carretera se halló un reguero de sangre, que revela que Grima fue arrastrado; había perdido un zapato y las gafas. Su cuerpo, al borde del barranco, estaba sujeto por un manojo de ramas. Un amigo del guarda atendió ayer el ganado del detenido Coartada desmontada La coartada que aportó Mainar fue, por tanto, desmontada por los investigadores, de tal forma que el sospechoso tuvo que admitir ser el autor material del crimen. Sin embargo, a continuación aseguró que había actuado solo, lo que ha sorprendido a los agentes de la UCO que siempre han trabajado con la hipótesis de que había, al menos, dos implicados. Esta línea de trabajo estaba avalada, además, por uno de los testigos- -hubo tres, entre ellos el médico vasco que tenía una casa en Fago y su mujer- que aseguró que aparte de un hombre corpulento que porta- EFE Flecos o contradicciones La Guardia Civil, en cualquier caso, quiere acotar todas las posibilidades antes de descartar la intervención de un cómplice o un encubridor y por ello los agentes están revisando con lupa la declaración de Mainar por si hallan algún fleco, y podrían apurar el plazo de 72 horas del que dispone para ponerle a disposición judicial. Hay además un elemento importante que aún no está resuelto, y es determinar el arma empleada por Mainar para asesinar a Grima. Este perito agrónomo no es desde luego un cazador, aunque en su armero disponía de un rifle, una escopeta de aire comprimido y una cara- Un amigo de Mainar se pregunta: ¿Si es culpable por qué no aparece el arma? Alejandro Coloma es amigo íntimo de Mainar. Ayer fue este guipuzcoano afincado en Fago el encargado de dar de comer a las vacas del presunto asesino de Grima. Coloma realizó un enconada defensa de su colega y demostró estar muy al tanto del proceso: Si es verdad que es culpable ¿dónde está el arma? Si ha confesado ¿por qué no la ha entregado? Hasta que no haya una declaración clara de la juez, seguiré siendo escéptico. Sólo es un chivo expiatorio que podría haberse autoinculpado por la presión mediática y política informa Efe. Al respecto, puso mucho empeño Coloma en darle un cariz político a la detención: Hace unos días ya me avisó de su preocupación porque el PP le iba a mirar hasta el último rincón de su cuadra y su casa para ver si lo tenía todo en regla. Alguien está pensando en las elecciones municipales y en que tenían que encontrar un culpable antes del 22 de febrero fecha en la que se elegirá un nuevo alcalde.