Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s Nuevo clamor contra la negociación con ETA DOMINGO 4 s 2 s 2007 ABC La impresionante multitud recorrió el paseo de Recoletos hasta Cibeles y la Puerta de Alcalá exigiendo a Zapatero que no negocie con ETA y que la derrote JAIME GARCÍA Una masiva manifestación en Madrid exige a Zapatero la derrota de ETA sin negociación El PP y las víctimas encabezaron una marcha que tuvo muchos más asistentes que la que apoyó el Gobierno en el mismo lugar P. CERVILLA M. CALLEJA MADRID. Una multitud procedente de todos los puntos de España desbordó ayer las calles del centro de Madrid, unida detrás de una pancarta: Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación La Comunidad de Madrid cifró el número de asistentes en un millón y medio de personas, mientras que la Delegación del Gobierno lo dejó en 181.201. Lo que estaba claro es que ayer hubo entre la Plaza de Colón y la Puerta de Alcalá muchísima más gente que en la manifestación convocada por los sindicatos, y apoyada por el Gobierno de Zapatero, el pasado 13 de enero, con el mismo recorrido. En esta ocasión, el Gobierno socialista y los dirigentes del PSOE brillaron por su ausencia. Detrás de la pancarta contra ETA tampoco estuvieron los socios parlamentarios del Gobierno, ni la Unión de Actores y Artistas, ni los sindicatos. En cambio, acudieron los que faltaron en la marcha por la paz del día 13: la plana mayor del PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, las principales asociaciones de víctimas contra el terrorismo, además del Foro de Ermua y otro centenar de organizaciones. En cuanto la manifestación se puso en marcha comenzaron a oírse gritos contra Zapatero y su política antiterrorista: ¡Zapatero embustero y ¡Zapatero dimisión! fueron los más coreados por el público, quien dio rienda suelta a la imaginación para expresar su tremendo malestar por la gestión del presidente del Gobierno: ¡Qué barbaridad, qué barbaridad, ponen una bomba y quieren negociar! o también ¡Rubalcaba, esto se te acaba! Y contra los asesinos de ETA: ETA, canalla, España no se calla Tampoco faltó el humor: ¿Dónde está, no se ve, la familia de Bardem? Entre los carteles y pancartas predominaba uno: A ETA se la vence, no se la convence junto a otros como: Yo no quiero que negocie Zapatero Asesinos. ¿Qué les debes, ZP? España no negocia Nunca más negociar con ETA Víctimas de zETAp ZP, estás arrodillado ante ETA Zapatero, no destroces más a España gunas autonómicas) una imagen que contrastaba con la vista en la marcha apoyada por el Gobierno de Zapatero tres semanas antes, en la que apenas se observaron un par de banderas de España, una de ellas portada por un inmigrante. Los mensajes también contrastaron, ya que ayer no se pidió paz ni una sola vez- no estamos en guerra, lo que pedimos es libertad al contrario que en la marcha anterior, en la que esa palabra fue la más repetida, junto a la de diálogo con la banda terrorista. Los convocantes de la manifestación y los principales dirigentes políticos del PP tuvieron que romper la cabecera de la marcha para poder avanzar por un pasillo abierto hasta la Puerta de Alcalá, ante la imposibilidad de llegar a la Plaza de Cibeles y subir por la calle de Alcalá, donde estaba situado el escenario, por la muchedumbre que lo llenaba todo. Conchita Martín, la viuda del teniente coronel Blanco, asesinado por ETA tras la tregua trampa de 1998, y Antonio Aguirre- -quien salió en todas las fotos esta semana pasada por acudir al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco cuando declaró Ibarretxe, lo que le costó el insulto de muchos nacionalistas que arropaban al lendakari- leyeron la declaración final en la que expresaron que ETA no pone en riesgo la paz, sino la libertad y pidieron respeto a las víctimas, sin acusaciones de politización, que hacen más profunda la herida que les ha dejado el terrorismo Conchita Martín y Antonio Aguirre subrayaron que las mal llamadas treguas de los terroristas no son más que una estrategia terrorista Debemos aprender de nuestro pasado que no hay nada que negociar con ETA. Frente al fascismo de ETA no cabe más alternativa que la firmeza democrática, la movilización ciudadana y la persecución judicial y policial Por último, pidieron la recuperación del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Uno de los momentos más Con las víctimas Detrás de la pancarta principal se situaron el presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA en 1997, y otros familiares de víctimas como Pilar Elías y Teresa Jiménez Becerril. Un paso más atrás se colocaron los principales dirigentes del PP. Junto a Rajoy, estaban Alberto Ruiz- Gallardón, Manuel Fraga, Francisco Camps, Eduardo Zaplana, Esperanza Aguirre y Rita Barberá, entre muchos otros. También acudieron José María Aznar y Ana Botella. La manifestación apenas avanzaba, pues las calles aledañas se colapsaron al poco de arrancar la cabecera. Si se echaba un vistazo a la multitud podían verse miles de banderas nacionales (y también al- ETA no pone en riesgo la paz, sino la libertad afirmaron en la declaración tras la marcha