Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 3 de Febrero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.289. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LOS HIMNOS L miércoles pasado se celebró en Bruselas una misa en memoria de Loyola de Palacio. Bajo las vidrieras de Nuestra Señora del Sablón, que es la iglesia más bella de la ciudad, y tan gótica, al menos, como la derecha española, los nuncios y sacerdotes que oficiaron el funeral alabaron a Dios en tres idiomas. Así es esta pequeña Babel. En la plaza adyacente, en las terrazas calefactadas de los bistrots gentes venidas de medio mundo degustaban un capuchino. Barroso, Borrell o Zaplana descendían de sus berlinas negras. La reina Fabiola, con su fragilidad de hierro, le ponía a ese luto un suspiro de blonda. Se nos dijo en francés que le corps, qui est notre demeure sur la terre, doit être détruit Tan firme, tan alegre, el cuerpo de Loyola... En la lengua de Shakespeare, Jesús prometió a Marta resucitar a Lázaro: your brother will rise Tan siempre levantada, como un chorro de espuma, el alma de Loyola... Y en nuestro adusto idioma, ya fueron pan y vino las palabras sagradas de la última cena. Sonó muy a Loyola, pero también a un pueblo y a una patria, el himno que llenó los corazones con el aire solemne de su amor por España. A mí se me hizo breve, casi ingrávida, la ceremonia. Se ve que con la edad, los ritos ya no agotan. Y estoy por confesarles que al final, cuando el organista interpretó la Novena Sinfonía de Beethoven, que es la banda sonora de esta ya vieja, sabia y desdichada Europa, se me saltaron las lágrimas. Por Loyola, a la que tantos coros despedían, por mi propia verdad centrifugada- -años del más azul de los destierros- y por tanta belleza que del hombre ha nacido. Porque sentí que Dios nos ha hecho eternos escuchando aquel Himno a la Alegría. E Conor Lenihan, ministro irlandés de Ayuda Exterior, presenta su ponencia en la sesión plenaria de una pasada cumbre de la ONU AFP Un ojo clínico para la televisión Conor Lenihan, ministro del Gobierno irlandés, descubrió que tenía un tumor en la cara por la llamada de un médico que le apreció un bulto cuando intervenía en televisión. El tumor resultó ser benigno POR EMILI J. BLASCO que apreció en la cara de Lenihan. El cirujano, cuya identidad no ha sido revelada, llamó a la mañana siguiente a la oficina del ministro y, al no encontrarle, dejó su número de teléfono para que Lenihan le devolviera la llamada por un asunto privado Puestos en contacto, el médico le aconsejó al alto cargo político que se sometiera a una revisión inmediatamente. Eso ocurrió en diciembre, y ahora el ministro, diputado del gobernante Fianna Fáil por un distrito de Dublín, ha explicado públicamente lo sucedido para animar a la gente a que ante la menor irregularidad, acuda al ambulatorio o al especialista. El tumor de Lenihan resultó ser benigno, pero si no hubiese recibido el rápido diagnóstico televisivo, su tratamiento más adelante habría provocado la desfiguración de su cara y serias dificultades para hablar, lo que además habría acabado con su carrera política, en una familia que ya va por la tercera generación con presencia en el Parlamento irlandés. Quedé paralizado cuando recibí la llamada. Cuando me dijeron que era un tumor benigno quedé muy aliviado. He decidido hacerlo público porque creo que hay una tendencia a ignorar lo ocurrido cuando al final no es algo maligno, como queriendo dejarlo atrás, pero es algo de lo que todos tenemos que aprender ha declarado Lenihan. Ahora, su constante mensaje es: Mira, a mí me lo han detectado a tiempo, tú averigua si tienes algo parecido El ministro ya ha regresado a su trabajo, ha aprovechado el tremendo susto para dejar de fumar- -algo que no le irá mal en la República de Irlanda, uno de los primeros países europeos en introducir una severa ley antitabaco- -y ha vuelto a participar en debates de televisión, con la esperanza de contar no sólo con la atención de algún médico de Galway, sino también de unos cuantos votantes: Irlanda celebra elecciones en junio y su partido ha bajado en las últimas encuestas. En cualquier caso, cabe afirmar que los debates políticos televisados en Irlanda parecen mucho más saludables que los que se mantienen en otras latitudes. H abía notado un pequeño bulto en el mentón pero no le había dado ninguna importancia. Estaba demasiado ocupado como ministro irlandés de Ayuda Exterior como para prestarle atención. Conor Lenihan, de 43 años y padre de tres hijos, acudió en Dublín a un debate de televisión de la RTE, el primer canal público del país. Esa noche, en la ciudad de Galway, en la otra punta de la isla, un médico se sentó ante el televisor y su buen ojo clínico hizo que se alarmara por la hinchazón