Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 2 07 SALUD Celiacos Familias de riesgo Prevenir la enfermedad celiaca en lactantes es el objetivo de un estudio en el que participan nueve países europeos, entre ellos España TEXTO: PILAR QUIJADA Para saber más Pueden participar en este proyecto las personas celíacas de cualquier area geográfica o comunidad española. Se ha habilitado un teléfono exclusivo para el proyecto al que se puede llamar para más información: 671061329. También pueden visitar la página web de la FACE: celiacos. org. unque no hay estudios epidemiológicos sobre la incidencia de la enfermedad celiaca en nuestro país, se estima que cerca del uno por ciento de los recién nacidos puede padecer intolerancia al gluten, una proteína presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno. En las personas con predisposición genética, el gluten provoca una reacción del sistema inmunológico que lesiona la mucosa del intestino delgado, dificultando la absorción de los nutrientes presentes en la dieta. Pérdida de apetito y de peso, diarrea, abdomen abultado y retraso del crecimiento son los síntomas que presentan los niños celiacos poco tiempo después de incorporar los cereales a la dieta. Aunque una de las características de la intolerancia al gluten es la variedad de formas en que puede manifestarse, que van desde los cuadros muy severos en la infancia a defectos de absorción más leves que se manifiestan a edades más avanzadas y dificultan el diagnóstico de la enfermedad. En la edad adulta suele presentarse entre los 30 y 40 años, aunque hasta un 20 por ciento de los casos se diagnostican después de los 60 años. En los últimos años, aunque se desconoce la causa, el número de casos de intolerancia al gluten ha aumentado. Algunos estudios señalan a los trastornos gastrointestinales como detonante de la enfermedad celiaca en las personas genéticamente predispuestas. En los niños en ocasiones aparece después de una diarrea aguda que no se acaba de resolver al cabo de unas semanas señala la doctora Carmen Ribes- Koninckx, jefe de Gastroenterología pediátrica del Hospital La Fe de Valencia. Para tratar de disminuir el número de casos de enfermedad celiaca se ha puesto en marcha un proyecto de cuatro años de duración, financiado por la Comunidad Europea, en el que partici- A pan nueve países, entre ellos España, y cuenta con el apoyo de la Asociación Europea de Asociaciones de Celiacos, en las que están integradas las asociaciones de enfermos celiacos de España. El estudio se llevará a cabo en lactantes de riesgo, es decir, aquellos que pertenezcan a familias donde se hayan dado otros casos de enfermedad celiaca y tengan un perfil genético que les hace propensos a la intolerancia al gluten. Tenemos motivos para pensar que la administración a estos lactantes de pequeñas cantidades de gluten entre los 4 y 6 meses, a la vez que se alimentan con leche materna, puede tener un efecto beneficioso, ayudándoles a desarrollar una tolerancia al gluten que evitaría la aparición de la enfermedad celiaca posteriormente Junto con el Hospital la Fe de Valencia, participarán en este proyecto europeo el Hospital La Paz de Madrid y los Hospitales de Reus y San Joan de Deu de Cataluña. Nuevo enfoque En otras situaciones de alteración de la respuesta inmunológica asociada a alimentos se ha comprobado que la administración de pequeñas cantidades del alimento perjudicial puede, a la larga, enseñar al sistema inmunológico a reaccionar de una forma normal. Así e consigue que poco a poco se tolere ese alimento señala la doctora Ribes Además, todo apunta a que retrasar la introducción del gluten hasta los seis meses, no evita la alta prevalencia de la enfermedad celiaca: En Suecia se ha visto que la introducción de los cereales que contienen gluten en la dieta infantil a edades más tardías y en gran cantidad, cuando el niño ya no se alimenta de leche materna, podría ser una de las causas de que la enfermedad celiaca haya aumentado Y es que, explica Ribes, la leche materna contiene sustancias que ayudan a tolerar los alimentos y estimula las defensas del niño. Ribes califica este proyecto como muy importante y espera que en él participen unos mil lactantes: Si se demuestra que con este método se puede inducir tolerancia oral al gluten, los beneficios para la salud pública serían muy importantes Y es que, según indica la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) sólo un 10 por ciento de los celiacos están diagnosticados. El resto desconocen que lo son y están siendo tratados de acuerdo con las manifestaciones clínicas aisladas que presentan, como anemia ferropénica, infertilidad, abortos de repetición, amenorrea, osteoporosis, menopausia precoz, dolores articulares, etc. Recientemente se ha visto que la intolerancia al gluten provoca alteraciones neurológicas, autoinmunes, y, con menor frecuencia, esquizofrenia. Mediante análisis de sangre se puede determinar la presencia de determinados anticuerpos (antigliadina, antiendomisio y antitransglutaminasa) que sugiere la probabilidad de una lesión en la mucosa intestinal. El diagnóstico deberá confirmarse con una biopsia que permite ver el estado de las vellosidades intestinales (estructuras del intestino delgado donde tienen lugar la absorción de los alimentos) Hasta el momento el único tratamiento de la enfermedad celiaca consiste en una dieta estricta sin gluten durante toda la vida. Así se consigue la remisión de los