Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 33 Serbia rechaza el plan para Kosovo porque abre la vía a la independencia Belgrado reafirma su firme oposición a una propuesta que suprime su soberanía sobre la provincia s Satisfacción de Pristina y del Gobierno albanés SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. El presidente de Serbia, Boris Tadic, rechazó ayer la propuesta del enviado especial de la ONU para Kosovo, Martti Ahtisaari, para el futuro estatus de esa región, presentada oficialmente en Belgrado y Pristina. El plan, difundido ayer en parte en la página de internet de la Oficina de la ONU para Kosovo (UNOSEK) propone un Kosovo multiétnico que bajo la supervisión provisional de la comunidad internacional se autogobierne de manera democrática El ex presidente finlandés Martti Ahtisaari presentó al presidente serbio los detalles de su plan que, como dijo, es una propuesta y no una decisión definitiva para que las partes lo discutan y propongan enmiendas. Tadic, en un comunicado público difundido después de la reunión, afirmó que en ninguna parte de la propuesta se habla explícitamente de la independencia de Kosovo pero tampoco dice nada sobre la soberanía serbia de la región, ni de la integridad territorial de su país. Esto deja abierta la puerta a la independencia de Kosovo dijo Tadic. El presidente serbio afirmó haber expuesto claramente ante Ahtisaari que Serbia jamás aceptará la independencia de la provincia. La imposición (externa) de un Kosovo independiente sería contraria a los principios fundamentales del derecho internacional y constituiría un peligroso precedente jurídico y político advirtió el presidente, el único de la jerarquía política serbia que aceptó escuchar ayer los argumentos de mediador de la ONU. Si no me quieren escuchar y aprovechar la oportunidad para presentar sus puntos de vista, es un problema de ellos comentó Ahtisaari ante la ausencia del primer ministro Vosjilav Kostunica y de los miembros de la comisión negociadora serbia. Esta propuesta es el resultado de un año de consultas intensivas y prevé referencias especiales para la protección de los no albaneses y su representación en los órganos de gobierno agregó. A primeras horas de la tarde, Ahtisaari viajó a Pristina, donde se reunió con el presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu, el primer ministro, Agim Ceku, y los miembros de la comisión negociadora. Después de escuchar los detalles de la propuesta, Sejdiu, declaró que los negociadores albanokosovares se encuentran profundamente convencidos de que el bastón de pastor elegido por Ahtisaari conduce a la formación del Estado independiente de Kosovo única solución aceptable para los dirigentes políticos y para la mayor parte de la opinión pública albanokosovar. Juan Pedro Quiñonero INDEPENDENCIA Y PURIFICACIÓN L Efecto dominó De hecho el plan prevé que Kosovo tenga sus propios símbolos nacionales, el derecho a firmar acuerdos internacionales y a ser miembro de las organizaciones internacionales, incluyendo la ONU. El ex mandatario finlandés prevé mantener, entre el 12 y 23 de este mes, nuevas consultas con las dos partes. A más tardar en marzo próximo, la propuesta será enviada al secretario general de la ONU y en abril o mayo el Consejo de Seguridad decidirá con una resolución. Curiosamente el gobierno de Albania expresó ayer su entusiasmo y no ha podido más que expresar su satisfacción por el paquete de propuestas presentado. Con éste, Kosovo de hecho deja de estar bajo la soberanía que según la resolución 1244 Serbia conserva de jure sobre la región, declaró ayer el ministro de Exteriores de Albania, Besnik Mustafaj. En realidad es un secreto público que una vez obtenida la independencia de esta región, las ambiciones albanesas son las de unificar Kosovo con Albania. Esto sin duda no dejaría de provocar reacciones en países como Grecia, Bulgaria y Macedonia. Si bien difícilmente habrá paz en Kosovo sin su independencia, su realización volverá a provocar nuevas tensiones en toda la región de los Balcanes. Paul Wolfowitz, al salir de la mezquita de Selimiye AP Los fabricantes de calcetines turcos regalan doce pares al presidente del Banco Mundial EP ESTAMBUL. La Asociación de Fabricantes de Calcetines de Turquía envió ayer doce pares de calcetines al presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, una semana después de que se viera a éste con los suyos rotos cuando tuvo que descalzarse para entrar en la mezquita de Selimiye, en la localidad de Edirne (ciudad al oeste de Turquía) Las imágenes de los tomates en los calcetines de Wolfowitz, considerado uno de los hombres más poderosos del planeta, ocuparon las portadas de los medios turcos e internacionales, que se mofaron y criticaron la situación. Con sorna, el vicepresidente de la Asociación turca, Umit Ozuren, señaló al entregar el regalo que, si los americanos llevaran calcetines turcos, los incidentes embarazosos como éste dejarían de ocurrir El 90 de nuestras exportaciones se van a la UE. La mayor parte de los calcetines en Estados Unidos proceden de China, como eran probablemente los de Wolfowitz agregó. En la misma línea se mostró el presidente de la Cámara de Fabricantes de Calcetines de Gaziantep, Resit Surak. Es imposible que los calcetines que llevaba fueran turcos. Probablemente los traía ya cuando vino a Turquía afirmó. ABC. es Texto íntegro de la propuesta del mediador de la ONU para Kosovo en abc. es informacion pdf propuestakosovo. doc a crisis de Kosovo ilustra de la manera más trágica el sonambulismo diplomático europeo, víctima de las llamaradas étnicas, religiosas y culturales, precipitando sucesivos baños de sangre. Desde la creación de Yugoslavia en 1919, Berlín, Viena, París, Londres, Moscú, han intentado proteger a sus cambiantes peones, en un mosaico de pueblos, culturas y religiones, víctimas de la demagogia y el recurso a la violencia armada para imponer soluciones siempre transitorias. Las mismas potencias europeas se disputaron de manera poco gloriosa su volátil influencia en la formación de nuevos Estados, durante el inconcluso proceso de desmantelamiento de la difunta Yugoslavia. Kosovo es el penúltimo acto de la tragedia. El Kosovo actual es el resultado de los bombardeos de la Alianza Atlántica de 1999, sin mandato de la Organización de las Naciones Unidas, imponiendo a Serbia una paz armada que impidió la proliferación de guerras étnicas. El nuevo proyecto de las Naciones Unidas pudiera interpretarse como una victoria solapada del antiguo Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) la independencia inconfesable, violando las promesas de soberanía serbia. Tras las bambalinas de las negociaciones que precedieron, se prolongaron y continúan tras la paz marcial impuesta a Serbia, Berlín, Viena, París, Londres y Moscú ocultan hoy sus mortecinos rostros sonámbulos, encomendándose a los buenos oficios de las Naciones Unidas, ausente y sonámbula durante la guerra de Kosovo del 99. A la paz ensangrentada sigue un simulacro de soberanía limitada, de inquietantes consecuencias: el irredentismo étnico impone la violencia de sus criterios de purificación, violando un derecho internacional que Europa no ha respetado, cediendo a las tentaciones que finge condenar: el uso de la fuerza sin mandato jurídico, la traición de los principios que se dice defender, dejando al descubierto su indiferencia hipócrita hacia las víctimas de sucesivas y odiosas purificaciones étnicas.