Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA SÁBADO 3 s 2 s 2007 ABC RELIGIÓN Desciende en casi un centenar el número de seminaristas Este curso aspiran al sacerdocio 1.387 jóvenes, 94 menos que en 2006, según los datos de la Conferencia Episcopal JESÚS BASTANTE MADRID. Las vocaciones al sacerdocio en España están de capa caída, si atendemos únicamente a las cifras, que muestran cómo desde 1990, año en que prácticamente se alcanzaban los dos millares de seminaristas (1.997) la Iglesia de nuestro país ha perdido casi un tercio de sus vocaciones (el 30,55 alcanzando este curso la cifra de 1.387, la más baja desde comienzos de siglo. Según los datos hechos públicos esta semana por la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades, el número de aspirantes al sacerdocio en España se ha reducido en prácticamente un centenar con respecto al curso pasado, en el que los Seminarios Mayores de nuestro país acogían a 1.481 seminaristas, 94 más que en la actualidad. Córdoba, con 41. Valencia (37) Barcelona (35) y Cartagena (33) les siguen en el ranking vocacional. En el otro lado de la orilla se encuentran las diócesis de Osma- Soria y Ciudad Rodrigo, que tienen sus seminarios vacíos durante este curso. La situación es especialmente delicada en Jaca y Vitoria, que únicamente cuentan con un aspirante al sacerdocio en sus diócesis, y no menos en Ibiza y Calahorra (2 seminaristas) Barbastro y Solsona (con 3 aspirantes) y Menorca y MondoñedoFerrol (que tienen 4 seminaristas cada una) EVOLUCIÓN DE LOS SEMINARISTAS EN ESPAÑA Por cursos lectivos 1.997 1.951 1.947 1.931 1.917 1.941 1.939 Leve mejoría en los Seminarios Menores Junto a los datos de aspirantes al sacerdocio, la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades también ha hecho públicas las cifras referentes a los Seminarios Menores, donde estudian chicos de entre 12 y 16 años. Frente al descenso en los Seminarios Mayores, estos centros mantienen sus cifras, e incluso las mejoran levemente. Así, mientras el curso pasado había 1.937 adolescentes, en el presente encontramos 1.939. 1.900 1.839 1.797 1.825 1.736 1.699 1.588 1.524 1.481 En los 16 últimos años, el porcentaje de seminaristas ha bajado en más del 30 por ciento 1.387 1990 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05 06 07 DISTRIBUCIÓN POR DIÓCESIS Mayor número de seminaristas Menor número de seminaristas 119 90 80 77 64 44 41 37 35 33 Osma- Soria 0 C. Rodrigo 0 Jaca 1 Vitoria 1 Ibiza 2 Calahorra 2 Barbastro 3 Solsona 3 Menorca Mondoñedo- Ferrol 4 4 Madrid Cuenca Toledo Getafe Sevilla Orihuela- Alicante Córdoba Valencia Barcelona Crecimiento en el sur Aunque el descenso, mayor o menor, es la tónica de la práctica totalidad de las diócesis, lo cierto es que algunas de ellas han experimentado a lo largo de este curso un crecimiento vocacional respecto al curso pasado. Un mapa imaginario describiría un ligero repunte en el sur de España, mientras que en el norte, tradicional vivero de vocaciones, el descenso se agudizaría. Entre ellas, cabe destacar algunas de Andalucía, especialmente Almería, que sube de 16 a 22 seminaristas; Córdoba (de 38 a 41) Huelva (de 6 a 7) y Sevilla, que aumenta en dos efectivos los 62 con que contaba el año pasado. Como ya se ha comentado, la diócesis que más crece es la de Orihuela- Alican- Se mantienen los ingresos Sin embargo, una lectura detallada de los datos permite abrir una puerta a la esperanza, toda vez que se mantienen en los mismos niveles las cifras de nuevos ingresos. De este modo, mientras durante el curso 2004- 05 entraron 281 nuevos seminaristas, el año pasado comenzaron sus estudios 291. En el presente curso, han sido 287 los que han optado por entrar en el Seminario. Este año, se han ordenado sacerdotes 170, lo que implica que casi la mitad se quedan en el camino al descubrir que el sacerdocio no es su vocación cristiana. Entre los que han abandonado la formación o cambiado de seminario, la Conferencia Episcopal contabiliza 193 jóvenes. Por diócesis, destaca el protagonismo de Madrid, con 119 aspirantes al sacerdocio, de los cuales 24 son nuevos. En la capital de España, además, hay que sumar los 72 seminaristas del Redemptoris Mater gestionado por el Camino Neocatecumenal. Tras la capital, destaca el caso de la diócesis de Cuenca, que suma entre sus dos seminarios los 90 aspirantes. Otra ellos se encuentran Toledo, con 80 seminaristas; Getafe (77) Sevilla (64) OrihuelaAlicante (44, el que más aumenta con respecto al pasado año con diez seminaristas más) y te (que pasa de 34 a 44) seguida de la de Santander, que el curso pasado contaba con 11 seminaristas y ahora ha aumentado la cifra hasta 16. En cuanto a las nuevas incorporaciones, Madrid continúa a la cabeza, con un total de 35 nuevos seminaristas, seguida de Cuenca, con 23; Orihuela, con 15 seminaristas de primer año; Sevilla y Toledo, con 13; Cartagena, con 11; y Getafe, que tiene 10 nuevos seminaristas. Más información: http: www. conferenciaepiscopal. es SEMINARIOS 2007 SeminaristasM ayores. pdf Cartagena más otros 72 en el Seminario Redemptoris Mater LA MISIÓN Jesús Higueras LA ESPERANZA DE LA IGLESIA ace pocos días se han publicado los datos de los seminarios españoles y el primer pensamiento podría ser de decepción. Parece que hay menos aspirantes al sacerdocio. H Sin embargo, una lectura cristiana y coherente nos tiene que llevar a un profundo optimismo, porque no nos engañemos, cada vez son menos, no los aspirantes al sacerdocio, sino el número de españoles y los cristianos que quieren ser coherentes con su fe. No olvidemos que España es el país del mundo con el índice de natalidad más bajo, pero también es cierto que los creyentes, aunque seamos menos numéricamente, cada vez somos más coherentes y estamos más convencidos de la necesidad de conocer y dar a conocer a Jesucristo. Los datos vocacionales de España nos llenan a todos de esperanza, porque a pesar de vi- vir en una sociedad que nos engaña con la dictadura del relativismo moral, con un hedonismo y un consumismo que desinforma a los jóvenes del sentido de la verdadera felicidad, se produce el milagro de la vocación en el corazón de muchos jóvenes. Ellos son la esperanza de la sociedad española y de nuestra Iglesia. El nombre de Cristo no se va a olvidar y puede llegar a muchas personas porque Dios se vale de muchos medios para poder realizar la obra de la Redención. Tenemos que vivir con esperanza e implicarnos en el proceso vocacional de estos jóvenes, apoyando todas las campañas que se hagan en nuestra diócesis, en nuestras iglesias y fomentando en nuestras familias el amor y el respeto por el sacerdocio, sabiendo que cada sacerdote es un don y un regalo que Dios hace a los hombres. Los sacerdotes son una riqueza, no por ellos mismos puesto que son pobres hombres, sino por el don que representan y por lo que son capaces de transmitir a la humanidad. Ellos seguirán siendo la presencia sacramental de Cristo en la tierra, la Voz de Cristo, las Manos de Cristo que sirven y por tanto, las cifras no nos dicen nada más que España tiene esperanza, porque sigue habiendo jóvenes que oyen la voz de Dios y que le siguen.