Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 3 s 2 s 2007 ABC AD LIBITUM DEL CERO AL INFINITO L intimismo de patio de vecindad, que dio de comer a varias generaciones de escritores costumbristas, resulta imposible en el Madrid de hoy. Las realidad escapa de las corralas y se convierte en épica. La capital de España tiene ya más manifestaciones callejeras que verbenas populares y el organillo ha cedido su puesto sonoro a la megafonía con las que amplifican sus vibrantes arengas quienes marcan el rumbo de tan abnegados trasatlánticos de la opinión pública. Los sábados madrileños son un intento, no municipal, para la peatonalización de las grandes vías. Sea cual fuere el argumento, M. MARTÍN la fórmula denuncia la FERRAND ineficacia de los foros clásicos, tal que el Parlamento, para canalizar la voz de la calle y evidenciar la demanda de los ciudadanos. Me gustaría acudir esta tarde a la manifestación que convoca el Foro de Ermua, a la que se ha unido un centenar de organizaciones cívicas. Las expresiones no equívocas confortan- -no hay nada más perverso que lo anfibológico- -y la pancarta con la que expresa sus intenciones la manifestación, a la que también se añade el PP, es clara y diáfana: Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación Hay en ella notables diferencias con la que, en curiosa coincidencia, ha convocado también para esta tarde el Obispado bilbaíno con un lema más vacuo y disperso: Muévete por la paz Todos cuantos predican la paz sin matices, resultan sospechosos. ¿Hay alguien que la rechace? Es como proclamarse a favor de la circulación de la sangre en los animales mamíferos. La libertad es otra cosa. Muchos la niegan, de palabra o de obra, y tratan de esconderla en el fondo del desván, como un objeto valioso, pero prescindible. Moverse por la paz resulta más exótico. Es acercarla a la gimnasia. ¡Qué cosas se le ocurren al obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez! Es la suya una propuesta saltarina, juguetona. Tan válida y absurda como cualquiera de sus contrarias, como, por ejemplo, échate una siesta por la paz. Todo depende de la situación en la escala de valores que cada cual quiera atribuirle a la paz, especialmente abundante en los cementerios, y a la libertad, tan escasa en el País Vasco. La pancarta del Foro de Érmua- -Dios les bendiga, ya que no lo hace monseñor Blázquez- -es impecable. Además de por la libertad, que es lo primero y constituye el objetivo máximo de las democracias verdaderas, se trata de derrotar a ETA y de negar, en aras de la dignidad y la Justicia, cualquier negociación con una banda asesina. Salir a la calle y corear un eslogan, la moda capitalina, es algo, en principio, tan difuso que conviene dejar bien sentada la intención que lo promueve. En los casos que hoy concurren se enfrentan dos ideas de España: una la afirma y otra la niega. Están, para nuestro mal, entre el cero y el infinito. EN FIN EL CULO Y LAS TÉMPORAS E F a otro tipo de cuestiones: en sustancia, al acento que se UERON años de plomo de los de verdad y no en un ponga en unos u otros elementos de un modelo socioecosentido puramente metafórico. Con la dirección nómico cuya esencia no discute ninguna de ambas opde la banda encarcelada, y juzgada, en la prisión ciones, y a las prioridades que se establezcan en el desade máxima seguridad de Stammheim, los pistoleros de rrollo derechos concretos cuya defensa, a estas alturas, la Fracción del Ejército Rojo (RAF) nombre oficial del tampoco pone en duda nadie. La manera más adecuada grupo terrorista Baader- Meinhof, vertían el plomo de de luchar contra la violencia organizada y la defensa de sus pistolas contra todo lo que se movía: diplomáticos, un modelo determinado de estructura del Estado perteun fiscal federal, el presidente de los empresarios; senecen a otro género de convicciones. Son opciocuestros de embajadas, de aviones... El Estado nes sobre la eficacia en la organización y en la alemán nunca dobló la rodilla. En 1976, Ulrike defensa del Estado que nada tienen que ver, en Meinhof se suicidaba en la cárcel en circunstanprincipio, con la ideología. cias más que dudosas. Un año más tarde, y desMuy pocos días después de que Mariano Rapués del secuestro de un avión de Lufthansa rejoy desplegara una dureza inusitada en el Consuelto eficazmente por la Policía alemana en Mogreso contra la política antiterrorista del gobiergadiscio, otros tres cabecillas- -el propio Anno que preside Rodríguez Zapatero, el líder del dreas Baader, Gudrum Ensslin y Jan Karl RasPP anunciaba la intención de su partido de prepe- -morían en la prisión en parecidas condicioEDUARDO sentarse ante los electores con una oferta claranes. Sólo sobrevivió Irmgard Möller. La RAF SAN MARTÍN mente liberal y centrista. El presidente del Goquedó literalmente descabezada y desapareció bierno lo descalificaba horas después: Cada día se alepocos años después. En Alemania gobernaba entonces jan más (del centro) con sus actitudes y sus formas de haun partido de izquierdas, el SPD del canciller Helmut cer y decir No sólo él confunde el culo y las témporas; también todos aquellos que ahora exhiben como prueba Veinte años después, una comisión constitucional indiscutible de la derechización del PP su política de iniciaba, en la misma Alemania, una revisión del modeintransigencia frente al proceso de paz como antes lo lo federal del país, que ha constituido durante décadas hicieron con la oposición de los populares al nuevo estala inspiración de quienes han defendido en Europa una tuto catalán y su defensa del Estado autonómico tal coorganización descentralizada del Estado. Su dictamen mo está. se ha traducido en una disminución de la capacidad de Podrá discutirse si los métodos utilizados para haveto de los Länder en el Parlamento federal. Gobernaba cer esa oposición son más o menos antipáticos, o si favoel canciller Gerhard Schöder, también del SPD. recen o no la captación de un electorado templado que La intransigencia frente al terrorismo no es de izno decide su voto por convicciones ideológicas. Pero no quierdas ni de derechas. Tampoco la apuesta por el diáque sean más o menos de derechas. La tradición jacobilogo o la negociación como instrumentos para acabar na y republicana francesa impregna todo su arco parlacon la violencia. Como no lo son las preferencias por un mentario; también la resolución con la que se puso fin a modelo de Estado más o menos unitario, o por el federala OAS en aquel país. En Alemania y Francia, ejemplos lismo como mejor forma de organización política. Ni lo tan caros a la izquierda española para otras analogías, son, desde luego, el talante o la moderación. no confunden las cosas. En España, hasta el concepto La distinción entre izquierda y derecha- -sustanciade Nación, que fue elaborado por el liberalismo progreda en la bipolaridad de las grandes tradiciones socialdesista del XIX, resulta que ahora es de derechas. mócrata y liberal- conservadora occidentales- -remite