Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 VIERNES deESTRENO VIERNES 2 s 2 s 2007 ABC Las televisiones proponen ayudar al cine español de un modo más racional ABC MADRID. Alejandro Echevarría, presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) habló ayer sobre la Ley del Cine que prepara el Gobierno y afirmó que las cadenas son gente de diálogo, siempre dispuestas a hablar El presidente de Uteca realizó estas declaraciones en el programa de radio Hoy por hoy que dirige Carles Francino en la SER. Echevarría corroboró la postura de su asociación, contraria al borrador de Ley del Cine elaborado por el Ministerio de Cultura, pero tendió una mano al diálogo, porque puede ser modificable El anteproyecto, como ya ha informado ABC, amplía las obligaciones económicas de las cadenas de televisión para financiar el cine español hasta un 6 por ciento de sus ingresos. El dirigente de Uteca quiere transformar en una auténtica empresa al cine español, que hoy en día es más parecido a un chiringuito Alejandro Echevarría insistió en que las cadenas de televisión privadas están a favor del cine español y aclaró que lo que proponen es promocionarlo de una forma más racional A su juicio, el aumento de películas es bueno desde el punto de vista creativo, pero malo desde el punto de vista industrial y comercial En España hay mucho talento, muy buenos directores, actores y guionistas, pero se trata de racionalizar las ayudas y hacer que el cine español sea muy potente, que se hagan películas con gran éxito de taquilla y que tengan éxito internacional afirmó. En su opinión, tal y como se están haciendo las cosas el resultado es malo La gente no va al cine porque no hay buenas películas sentenció. Como solución, Echevarría propuso que sean las cadenas públicas, tanto autonómicas como nacionales, las que apoyen con un porcentaje de sus ingresos las producción de filmes, mientras que las cadenas privadas se comprometen a seguir invirtiendo en el cine español unas cantidades muy fuertes, pero que no estén ligadas a los ingresos porque eso es un caso único en Europa Harrison Ford, en una escena de Firewall ABC Mugre de película Un estudio medioambiental señala a la industria del cine y la televisión como una de las principales fuentes de contaminación en el sur de California, responsable de lanzar al año 140.000 toneladas métricas de partículas de ozono y diésel PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Efectos especiales explosivos, monumentales decorados de usar y tirar, espectaculares persecuciones e industriales generadores elécricos para rodar exteriores forman parte casi rutinaria de la multimillonaria industria del cine y televisión con epicentro en Hollywood. Una industria que, pese a pontificar con sus contenidos a favor de toda clase de causas ecologistas, tiene también un protagonismo estelar en los altos niveles de contaminación acumulados en el sur de California. Un comentado estudio del Instituto del Ambiente de la Universidad de California atribuye a Hollywood unas emisiones anuales de 140.000 toneladas métricas de partículas de ozono y diésel. Volumen de contaminación que, en los cinco condados que forman el gran Los Ángeles, coloca a la meca estadounidense del cine y la televisión por encima de otros sectores como el aeroespacial, textiles y moda, semiconductores y la industria hotelera. Según ha explicado Mary Nichols, responsable de la institución universitaria que ha realizado estas comparaciones, el problema es que la gente utiliza la palabra industria para referirse a Hollywood, pero realmente no se les percibe como una industria contaminante que genera 29.000 millones de dólares y emplea a 252.000 personas en la zona de Los Ángeles. Según Nichols, pensamos únicamente en su aspecto creativo, las películas, los actores, pero sin reparar en todo lo que requiere Con un impacto medioambiental tan negativo, solamente superado por la industria petrolera, según las conclusiones del trabajo dirigido por los profesores Richard P. Turco y Charles J. Corbett, el empeño de regular la contaminación de Hollywood se presenta como una misión casi imposible. Sobre todo, por la existencia de cientos de empresas subsidiarias con prácticas inconsistentes y contratos de muy corta duración. La patronal del cine estadounidense ha cuestionado la fiabilidad de estos reproches, que a su juicio no reflejan los esfuerzos verdes realizados durante los últimos diez años. Los grandes estudios de Hollywood han respondido con su propio estudio, afirmando que reciclan el 64 por ciento de toda la basura y desechos que generan. Pero a juicio de los especialistas de la Universidad de California, estas prácticas responsables son la excepción y no la regla Quo vadis, baby Italia 2005 105 minutos Género- -Policíaco Director- -Gabriele Salvatores Actores- -Angela Baraldi, Gigio Alberti Reciclar decorados Dentro de ese capítulo de excepciones ecológicas, el estudio ha destacado películas como El día de mañana (2004) la saga de cambio climático tan brusco como catastrófico protagonizada por Dennis Quaid. Los responsables de esa producción, que generó 543 millones de ingresos mundiales, dedicaron 200.000 dólares a plantar árboles y otras medidas para compensar por las estimadas 10.000 toneladas de dióxido de carbono generadas durante su rodaje. También tras la filmación de Matrix Reloaded y Matrix Revolutions se habría realizado un significativo esfuerzo de reciclaje de decorados, el equivalente a unos 37 camiones de materiales de construcción destinadas a viviendas para familias sin recursos en México. Verdades y cintas de vídeo JAVIER CORTIJO Algo perdido, si no desvariado, teníamos a Gabriele Salvatores, uno de esos cineastas que no hacen más que darse friegas de salfumán para quitarse el tatuaje a fuego de del ganador de un Oscar por... Y es que la marea de Mediterráneo provocó resacones y colocones del calibre de Nirvana o Amnesia aunque ya empezó a dar síntomas de mejoría con No tengo miedo Ahora, tras tres tristes (suponemos) años de silencio, nos llega su último largo y su último bandazo, un polar a temperatura ambiente cuyas culebrillas se van enquistando alegremente en la piscina de la retina, como en el último episodio de House La trama orbita alrededor de una detective privada (estupendamente tan llena de tópicos y lamparones como sus clásicos colegas masculinos) cuya existencia da un vuelco cuando recibe un surtido de VHS con la autobiografía de su hermana, fallecida tras presunto suicidio. El cineasta napolitano consigue justamente lo que pretende: que entremos y salgamos, como la niña de The ring de la fría pantalla narrativa a la aún más gélida existencia de paisano de la sabuesa, más confusa que un berberecho en una mercería. Pero, aparte del dominio narrativo y mercurial de Salvatores (maravilloso el final banda aparte la ovación se cierra en torno a Angela Baraldi y su magistral retrato de mujer con trauma al fondo. Mala cosa si cae en saco roto. Los grandes estudios de Hollywood aseguran que reciclan el 64 por ciento de la basura y desechos que generan