Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA VIERNES 2 s 2 s 2007 ABC 2 x 40... y un mini gratis Feroz competencia, apertura de nuevos mercados ley de la oferta y la demanda... Parámetros económicos para multinacionales y también para bandas criminales, en este caso del sexo, como la última descubierta en Madrid POR P. M. MADRID. Dos servicios y un mini de cerveza gratis... ¿Alguien da más? La Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de Madrid ha desmantelado una organización criminal dirigida por ecuatorianos y dedicada a la explotación sexual de mujeres, que intentaba abrir nuevos mercados entre los jóvenes con ofertas pensadas especialmente para ellos. Los clientes eran captados a través de anuncios en la Prensa nacional y local, pero además su plan de márketing incluía simples pasquines pegados en las proximidades de institutos en busca de una parroquia potencial numerosa, pero sin demasiado poder adquisitivo. La banda utilizaba como tapadera un local de la calle Esteban Arteaga, no lejos del Manzanares, que supuestamente se dedicaba a trabajos de reforma y pintura en pisos. con criterios económicos propios de cualquier empresa que quiera aprovechar sinergias, optimizar recursos según las estrategias económicas al uso... en este caso criminal. Los investigadores siguieron el rastro del grupo a través de los anuncios en Prensa y comprobaron, no sin sorpresa, que colocaban publicidad en paredes, farolas y todo tipo de mobiliario urbano cerca de los centros educativos de la zona. La oferta era tentadora, sobre todo para nuevos navegantes del amor dos servicios sexuales por 40 euros y además se les regalaba un mini de cerveza. Las investigaciones permitieron determinar la identidad y funciones de los distintos implicados en la organización, además de descubrir otro piso de la banda en la calle de Alejandro Sánchez. Llegados a este punto se solicitaron los pertinentes mandamientos de entrada y registro, que una vez concedidos se pudieron llevar a cabo con la colaboración de la Policía Municipal. En el local de Esteban Arteaga fueron detenidos cuatro ecuatorianos y dos mujeres, una española y otra paraguaya que ejercían allí la prostitución. El jefe de la banda fue capturado poco después cerca de su vivienda. En el piso de Alejandro Sánchez se localizó a siete mujeres, todas extranjeras. Una de ellas está acusada de delitos relativos a la prostitución y cinco de estancia irregular; la séptima quedó en libertad. Las esclavas del sexo dijeron en comisaría que la mitad de sus ganancias eran para la organización. La documentación intervenida lo confirma. Porque como cualquier empresa, esta también llevaba su contabilidad al día. José Ramón Tamargo, de 70 años, en el centro, conducido por la Policía MARIO ROJAS Mata a cuchilladas a su mujer dos días después del divorcio El agresor asestó 13 puñaladas a la madre de sus cuatro hijos y se entregó a la Policía s Hoy tenía que dejar la casa GONZALO DIAZ- RUBÍN OVIEDO. José Ramón Tamargo, de 70 años, mató ayer a su mujer María del Carmen Valdés, de 66, en la casa familiar en Oviedo. El agresor le asestó trece puñaladas en el pecho y la espalda. La pareja tenía cuatro hijos y, según fuentes próximas a la investigación, había firmado el divorcio dos días antes. Al parecer, Tamargo tenía que abandonar hoy la casa por este motivo. María del Carmen es la quinta víctima de la violencia de género, a falta de confirmarse de forma oficial otro caso ocurrido a principios de enero. Poco antes de las once de la mañana, el individuo se presentó en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía y confesó que acababa de matar a su mujer con un cuchillo en su domicilio, un séptimo piso del número 39 de la calle del Capitán Almeida. Estaba muy tranquilo aseguró la Policía. Agentes de Homicidios se desplazaron hasta la vivienda acompañados por el propio agresor. Al mismo tiempo se avisó a los servicios de urgencia y al hijo menor del matrimonio, que aún residía con sus padres. Los funcionarios hallaron el cadáver de María del Carmen tumbado boca abajo en la entrada del piso con heridas de arma blanca. La Policía Nacional no facilitó ayer más datos sobre la investigación. Fuentes próximas al caso apuntaron que la víctima recibió al menos 13 puñaladas. El cuerpo presentaba heridas en el pecho, la espalda y las manos porque intentó defenderse. Todo apunta a que el individuo cometió el asesinato alrededor de las nueve de la mañana, cuando el hijo menor del matrimonio, de 26 años, se había ido a trabajar. Los vecinos aseguraron que no oyeron nada. Ni siquiera Juan Francisco Menéndez, que reside en el piso inferior, pero algo pasaba entre la pareja. La Policía informó que el matrimonio se estaba separando, otras fuentes precisaban que habían firmado el divorcio y algunos vecinos hablaban de que la maltrataba sicológicamente y más A la Policía, sin embargo, no le constan denuncias por maltrato. Una vecina, que pidió no ser identificada, comentó que en torno a las nuevo oyó un grito en el piso donde residía el matrimonio que le pareció raro y muy fuerte pero que no le dio importancia porque las discusiones y los gritos eran frecuentes Una vecina del 5 aseguró que María del Carmen decía que tenía miedo y había cambiado la cerradura de su habitación para protegerse Le conocían en muchos bares del barrio, como forofo del Barcelona y cliente asiduo. Viajó, incluso, en compañía de otros parroquianos y los hosteleros de una juvenil vinatería de Arzobispo Guisasola, a visitar unas bodegas de Toro. El hijo menor de la pareja, desconsolado, recibió el apoyo de sus hermanos muy alterados pasado el mediodía, poco antes de que los servicios funerarios retirasen el cadáver y su padre saliese del domicilio con la cara tapada. El Instituto Asturiano de la Mujer y el Ayuntamiento han convocado para hoy una concentración. Un local de tapadera Los investigadores detectaron hace un año las actividades de la organización, que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres procedentes de varios países suramericanos. El citado local, según desvelaron las vigilancias policiales, era el epicentro de actividades. Todos en el barrio sabían que allí pasaba algo raro, entre otras cosas porque sólo abría a partir de las siete de la tarde. Además, la puerta siempre estaba cerrada y los clientes accedían a través de una puerta metálica, que se abría después de que el visitante llamara al timbre, aunque fuera a avanzadas horas de la noche. Hasta las Navidades la banda actuaba según los parámetros normales de estas organizaciones. Sin embargo, parece que los cabecillas querían aumentar el volumen de negocio, abrir mercados, diversificar actividades y riesgos, todo ello