Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 2- -2- -2007 ABC ESPAÑA www. abc. es Batasuna reconoce que el proceso sigue abierto y con nuevas bases pese a la T- 4 Dice conservar un nivel de interlocución importante s Reunión de Eguiguren en Madrid tras la entrevista Zapatero- Ibarretxe M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Crecidos por la interlocución política que les ha reconocido públicamente el presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, dirigentes de la ilegalizada Batasuna aseguraron ayer que el proceso de paz no puede darse por roto tras el atentado de Barajas. El portavoz batasuno Pernando Barrena explicó que en estos momentos existe un nivel de interlocución política importante para buscar un acuerdo que propicie la viabilidad del proceso Según el dirigente de Batasuna, tras el atentado del pasado 30 de diciembre en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas se han producido dificultades añadidas pero no se está empezando de cero sino creando nuevas bases para que el proceso sea viable Al mismo tiempo, insistió en el suñuelo (según las Fuerzas de Seguridad) de señalar que se está generando una reflexión en la llamada izquierda abertzale y que ésta deberá tomar decisiones valientes Barrena no quiso especificar con quién estaba dialogando Batasuna y, preguntado si la interlocución incluía al PSE, el dirigente proetarra dijo que eso no era algo a lo que él tuviera que responder. más cerca ahora del PP que de Zapatero, según sus declaraciones. No obstante, Jesús Eguiguren, el hombre que Zapatero envió a hablar con Josu Ternera en la primera y fracasada fase del proceso mantuvo una reunión de alto nivel en Madrid el pasado martes, pocos días después de la entrevista que el presidente e Ibarretxe mantuvieron en la Moncloa, y que sirvió para corroborar que los acercamientos al entorno de ETA- Batsuna continúan y que esto se está moviendo según fuentes socialistas. La retirada, al menos táctica o aparente, de Imaz, ha sido aprovechada por Ibarretxe para cobrar el protagonismo que le habían negado hasta ahora los partidos políticos y el Gobierno, que había hecho del presidente del PNV su interlocutor prioritario. Curiosamente, tras el atentado de Barajas se había anunciado desde la Moncloa una entrevista entre el presidente del Gobierno y Josu Jon Imaz, cuando, aprovechando un encuentro público con Rodríguez Zapatero, el lendakari le pidió hablar con él, concertándose la entrevista que se celebró el pasado día 18 de enero. Cuatro días después, Ibarretxe convocaba en Ajuria Enea a Otegi, a pesar de que se encontraba en vísperas de declarar como imputado ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por la reunión mantenida en abril con el dirigente de Batasuna. Si Ibarretxe transmitió o no a Otegi algún mensaje de Zapatero es una incógnita en estos momentos, pero el lendakari ha anunciado nuevos contactos con Batasuna y el presidente del Gobierno parece haber aplazado sine die el encuentro anunciado con Imaz. El lendakari ha abierto, además, de forma simultánea, todos los frentes que había diseñado para intervenir en el proceso, como si no hubiera habido hace un mes un atentado de ETA en el que murieron dos personas. Además de la manifestación que convocó el sábado 13, venciendo los recelos iniciales del presidente de su partido, que hubiera preferido una iniciativa de consenso, esta misma semana ha puesto en marcha las reuniones del consejo político de su Gobierno, creado para impulsar el proceso de paz con un grupo permanente de asesores internacionales, que opinan que un incidente como el atentado de Barajas no debe frenar el intento de conseguir un final dialogado para ETA. Ibarretxe presentó además ayer otra iniciativa para abrir cauces para la paz consistente en la aportación durante este año de 60.000 euros para formar a más de mil personas como agentes de reconciliación Esta iniciativa, denominada Bider mila Por mil se pone en marcha en función de un convenio suscrito ayer entre el Gobierno vasco, la aso- Ibarretxe, al frente del proceso está coordinando su nueva estrategia con sus socios de gobierno y no con su partido Los socialistas reconocen que algo se está moviendo, pero se han cambiado las vías de interlocución Otegi presenta un supuesto espionaje a Batasuna Batasuna, coalición ilegalizada por su vinculación a ETA y considerada por la UE como grupo terrorista, anunció ayer a través de su portavoz, Arnaldo Otegi, la colocación de aparatos de escucha y seguimiento en vehículos y domicilios de algunos de sus militantes. Así, precisó que hace unas dos semanas localizaron entre la matrícula y el parachoques de la parte trasera del vehículo de Unai Fano, asesor de la comisión negociadora de Batasuna, un artilugio destinado a su seguimiento, que aparece en la imagen. No es el único que hemos encontrado ni el único que hemos desactivado dijo. Tras subrayar que seguramente emprenderán acciones judiciales- -de momento no han presentado denuncia alguna- Otegi aseguró que incluso han hallado un aparato todavía más sofisticado que el atribuido a Unai Fano. Vías de interlocución Las declaraciones públicas y privadas y los silencios explican el cambio de las vías de interlocución del entorno político de ETA con los partidos democráticos. Al inicio del proceso quienes mantenían el diálogo con Batasuna eran el PSE y el PNV Ahora los socia. listas vascos se han desmarcado, al menos oficialmente, con rotundidad, mientras el presidente del PNV Josu Jon Imaz, guarda silencio, tras haber asegurado inmediatamente después del atentado de Barajas que el diálogo político con Batasuna no debería reanudarse hasta que hubiera una condena o un distanciamiento de ETA. Postura que mantiene, según explicaron ayer desde el PNV en el entorno de Imaz, Otegi asegura que presentará una denuncia por el supuesto control a batasunos