Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 JUEVES 1- -2- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional La Justicia alemana ordena la detención de 13 agentes de EE. UU. por los vuelos de la CIA Identificados por la Guardia Civil de Mallorca, se les acusa del secuestro ilegal del libanés- alemán El Masrid RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. El tribunal de primera instancia de Múnich ha emitido órdenes de detención contra 13 agentes al servicio de los EE. UU. presuntamente encuadrados en la CIA y relacionados con el secuestro, transporte e internamiento ilegal de un ciudadano alemán de origen libanés, hace 3 años, dentro de las operaciones encubiertas de la guerra al terrorismo. Tanto el Gobierno alemán como la CIA rehusaron comentar el caso. El fiscal jefe ha visto caso en la privación de la libertad y peligrosas lesiones corporales infligidas en 2004 a Jaled el Masri, de 43 años y padre de 6 hijos, quien dice haber sido secuestrado y llevado a Afganistán donde sufrió un calvario de interrogatorios, hasta ser liberado 5 meses después en Albania sin explicación ninguna. El fiscal August Stern reconoce no obstante que los nombres perseguidos son en su mayoría falsos. Según los mandatos, los particulares de los sospechosos nombrados sugieren que podría tratarse de identidades encubiertas de agentes de la CIA Si bien no señala posibles nacionalidades, una televisión indicó que en su mayoría serían estadounidenses. El fiscal dice que los sospechosos serían en parte tripulación del avión y en parte aquellos del equipo de entrega, esto es, del secuestro El libanés- alemán Jalid el Masrid fue secuestrado por la CIA, según su versión; se le confundió con un miembro de la célula de Hamburgo imágenes, dado que pernoctaron la noche antes del secuestro en el hotel Son Antem de Palma, donde se tomaron copias de sus pasaportes. La Guardia Civil de Palma, la fiscalía milanesa y las investigaciones del senador suizo Dick Marty para el Parlamento Europeo han sido esenciales para el procedimiento, según el fiscal Christian Sommerfeld. Pero no es fácil que la Fiscalía de Múnich pueda ver sentados a los acusados pues los acuerdos bilaterales no prescriben la entrega de sospechosos entre ambos países, según una portavoz alemana, y la Justicia estadounidense no suele ser sensible a estas solicitudes. El fiscal aclaró ayer que ahora todo depende de cada país, si quiere efectuar la detención y eventual extradición o, de otro modo, podrían ser detenidos si vuelven a poner pie en la UE. El Masri, que ya ha testificado ante la Justicia española y tiene una demanda de indemnización interpuesta en Virginia (EE. UU. afirma haber sido secuestrado, conducido a una prisión de Kabul, donde fue torturado durante cinco meses antes de ser puesto en libertad sin cargos ni disculpas. Aunque la administración de EE. UU. si- AP Sólo algunos identificados Un programa de la NDR que lleva meses investigando el caso adelanta que varios de los sospechosos- -11 varones y 2 mujeres- -residirían en el estado de Carolina del Norte, y dice contar con la identidad de algunos, a tres de los cuales ha visitado sin resultado. Estos, bajo los nombres de Eric Fain, James Fairing y Kirk James Bird, trabajan para Aero Contractors, al parecer sucesora de una vieja compañía aérea de la CIA. La emisora regional rastreó identidades gracias a que algunos de los agentes son pilotos y a que en los informes médicos rutinarios aparecen los nombres verdaderos. La tapadera de la CIA era además del tipo simple, y mantuvieron los nombres de pila. Existen además La solidaridad manchada del 11- S La solidaridad europea con EE. UU. tras el 11- S- -incluyendo apoyos secretos o ilegales- -se ha ido manchando con casos como el de Masri o Murat Kurnaz, un turco- alemán retenido durante 5 años en Guantánamo, y tiene hoy contra las cuerdas al ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinmeier, coordinador de los servicios secretos del gobierno socialdemócrata. El caso de Kurnaz es aún más delicado para el gobierno CDU- SPD debido a Steinmeier, quien primero ha dicho ignorar y luego ha parecido justificarlo. Kurnaz, nacido en Bremen en una familia turca que no tomó la ciudadanía germana, fue detenido en noviembre de 2001 en Pakistán, donde pretendía profundizar en el islam Alemania se veía presionada por el origen patrio de la célula del 11- S y acusaba la desconfianza de Washington, lo que paralizó el interés de las autoridades. gue sin pronunciarse, la canciller Merkel dice haber recibido explicaciones sobre el error. El error con Jaled el Masri, ciudadano alemán desde 1994, se debe a su nombre casi idéntico con el de Jalid al Masri, un sospechoso de haber ayudado a una célula de Al Qaida en Hamburgo, lo que indujo a las autoridades macedonias, a donde Masri llegó en autobús de vacaciones en diciembre de 2003, a dar parte a la CIA. Apresado y transferido a Afganistán, fue largamente interrogado y torturado hasta descubrirse que su documentación era legal, aunque no lo liberaron hasta mayo de 2004. ABC. es Más información sobre los polémicos vuelos de la CIA en abc. es internacional