Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 s 2 s 2007 La crisis de la inmigración ESPAÑA 23 El Gobierno pide ayuda a la Iglesia para la acogida de 900 menores inmigrantes La Conferencia Episcopal, Cáritas y Confer exigen garantías de continuidad antes de responder afirmativamente al Ejecutivo JESÚS BASTANTE MADRID. El presidente de la Conferencia Española de Religiosos (Confer) Alejandro Fernández Barrajón, ha confirmado que el Gobierno ha pedido ayuda a la Iglesia para ocuparse de la acogida, en centros gestionados por las instituciones eclesiásticas en la Península, de 900 menores inmigrantes llegados a Canarias. El comienzo de las negociaciones, que se están llevando a cabo en la más estricta reserva, fue revelado el pasado 10 de enero por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien tras agradecer la labor de la Iglesia en materia de inmigración, indicó que el Ejecutivo había iniciado el estudio de líneas de trabajo con diversas instituciones eclesiásticas. dad en el proceso de acogida y formación de estos menores por parte de las instituciones de la Iglesia, al menos hasta que cumplan la mayoría de edad; el respeto a los derechos de los menores inmigrantes y el compromiso de que se les consigan los papeles y se les integre en el ámbito educativo y social No podemos acoger niños inmigrantes para no ofrecerles nada. Queremos garantías de que podremos acompañarles hasta que sean mayores de edad y puedan incorporarse a la sociedad aclaró Barrajón, quien recordó que actualmente no se respetan en muchos casos los derechos de los inmigrantes y se dan procesos de repatriación forzosa sin escuchar a los menores ni a los grupos que trabajan con ellos Si no se dan estas condiciones, no habrá acuerdo recalcó el presidente de Confer. Desde Cáritas y la Conferencia Episcopal, sin embargo, se prefirió mantener la reserva acerca del diálogo abierto con el Gobierno, pese a recalcar que la Iglesia siempre ha estado abierta a la colaboración en esta y otras materias en las que la labor de los católicos es pionera Este fin de semana se celebra en Madrid el XIX encuentro de Antropología y Misión que tendrá por tema Inmigrantes, un reto para la Iglesia Durante el mismo, responsables de centros de acogida católicos debatirán sobre la responsabilidad de la Iglesia. Entre ellos se encuentra Isidoro Macías, el padre pateras quien recibirá el premio Mundo Negro a la Fraternidad. Pioneros en la acogida Con cerca de un millar de centros, entre casas de acogida y actuación urgente, centros de reeducación social y escuelas especiales, la Iglesia católica es pionera- -y con una presencia mayoritaria- -en la acogida, integración y promoción social de los inmigrantes, en especial de los menores de edad. La acogida y la integración, a todos los niveles, son objetivos de estas asociaciones, cuyas actividades han sido ejemplo para las políticas sociales. No podemos acoger a niños inmigrantes para no ofrecerles nada; hay que acompañarlos hasta los 18 años Acuerdos puntuales Según pudo saber ABC, en las últimas semanas se han producido varias conversaciones informales que podrían fructificar en un acuerdo la próxima semana. Las primeras conversaciones informales tuvieron como interlocutores a De la Vega, por parte del Gobierno, y al cardenal Cañizares y el obispo José Sánchez (responsable de la Comisión Episcopal de Migraciones) por parte de la Iglesia. Posteriormente, arrancó el diálogo entre responsables de Cáritas y las congregaciones con la Secretaría de Estado de Inmigración, cuya responsable es Estrella Rodríguez. En todo caso, fuentes eclesiales aclararon que no se trata de un acuerdo marco, sino de cuestiones puntuales En concreto, de la acogida de 900 menores inmigrantes que permanecen en Canarias, de los que 250 necesitan atención urgente. El Gobierno ha acudido a la Iglesia para un tema concreto, la atención de menores canarios señaló el presidente de los religiosos españoles, quien añadió que tanto la Conferencia Episcopal como Cáritas y Confer estamos en un proceso de diálogo Sin embargo, Fernández Barrajón indicó que las instituciones eclesiásticas vamos a poner nuestras condiciones Así, han exigido al Gobierno unas mínimas garantías antes de dar su visto bueno a la propuesta del Ejecutivo. Entre ellas, garantizar la continui- El puerto grancanario de Arguineguín fue el destino ayer de un cayuco con 121 subsaharianos a bordo; todos eran adultos varones REUTERS Un cayuco con 121 africanos eleva a 865 la cifra de llegadas a las islas en enero ERENA CALVO LAS PALMAS. Más de 800 inmigrantes irregulares (concretamente 865) han alcanzado las costas canarias a bordo de embarcaciones clandestinas en el primer mes de 2007, una cifra algo superior a los 721 que consiguieron arribar a las islas durante el año pasado. El último cayuco de enero tocaba tierra ayer, tras ser interceptado por un avión del Ejército, en el puerto grancanario de Arguineguín. El grupo estaba formado por 121 subsaharianos varones adultos, que partieron de Mauritania. Todos ellos se encontraban en buen estado de salud, según explicaron a este periódico fuentes del Instituto Armado, que apuntaron también que los inmigrantes, tras ser atendidos por el equipo de la Cruz Roja, mantuvieron algunos contactos con oficiales senegaleses que se desplazaron al lugar. Ahora, tras su detención, pasarán a uno de los dos centros de retención de la isla. Unos centros que presentan una imagen totalmente diferente a la de unos meses atrás, cuando llegaron a albergar hasta a 10.000 sin papeles en sus cerca de seis mil plazas (su capacidad real era para 1.500 personas antes de la crisis) En total, las instalaciones canarias acogen en estos momentos a 750 inmigrantes- -sin contar al últi- mo grupo que arribó ayer a Gran Canaria- Denuncia a Las Raíces Por otra parte, portavoces de Queda la Palabra informaron a este periódico de la denuncia que presentarán hoy ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, solicitando el cierre del acuartelamiento militar de Las Raíces, convertido en 2006 en centro de internamiento. Según argumentan, en dicho centro no se respetan los derechos humanos en el trato a los inmigrantes, conclusión a la que han llegado tras entrevistarse con internos.