Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 1 s 2 s 2007 ABC AD LIBITUM UNA TEORÍA DEL CILICIO ODRÍA ser, aunque cuesta creerlo, que el uso del cilicio perfeccione a las personas. La mortificación, según los viejos curas de sotana, manteo y teja, es un vehículo directo hacia la Gloria eterna. Séalo o no, que cada cual sabe cómo y cuándo castigar su carne, parece que José Luis Rodríguez Zapatero, desde su enrabietado laicismo, quiere llenar de cilicios el cuerpo nacional. Entronca con la tradición. España, lo que queda de ella, siempre ha sido dada al flagelo y, de hecho, las más notables gestas de su Historia, que no son pocas, tienen mucho de penitencia, de sufrimiento voluntario que, según quiera M. MARTÍN interpretarse, oscila enFERRAND tre la virtud y el masoquismo. Elena Salgado, por proponer un ejemplo mínimo- -menores no hay- nos quiere quitar el vino de la mesa, que es tanto como privarnos de la tradición, la cultura, las buenas costumbres y la salud inteligente. Sólo a una Nación que puede presumir, con orgullo y riqueza, de tener plantadas el mayor número mundial de cepas productoras se le puede ocurrir, desde sus instancias de poder, arrancarlas y quitarnos un gozo y un negocio que nos alegra para apuntarse a la teoría no comprobada de la salud triste que, precisamente por triste, debe ser enfermedad. Zapatero es un gran maestro en mortificaciones del cuerpo nacional. Maneja los cilicios con maña y sabiduría y, del mismo modo que los sheriff del Western son capaces de poner la bala de su revólver donde previamente habían puesto su ojo justiciero, el presidente del Gobierno coloca sus herramientas de mortificación donde más nos duelen. Ahora tiene ante sí una gran ocasión con la Ley de Partidos, esa que tanto encorajina, por la derecha y la izquierda, a todos los nacionalistas vascos. Curiosamente, el mismo hombre que, en su día, propuso el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, un acierto, es quien ahora lo ha desbaratado. Querrá que duela. Pero, a mayor abundamiento, escucha complacido las demandas para que desaparezca esa Ley de Partidos que, más que nada, impide la financiación de ETA y su entorno partidario con cargo al Presupuesto. No se trata, como con severa vaciedad afirman los díscolos del Norte, de una ley de excepción Es una ley para la defensa de la democracia cosa que en el País Vasco pudiera ser considerada como excepcional, pero que entra en el reglamento operativo de las parodias parlamentarias con las que nos hemos dotado en la Transición. Otra cosa, tan posible como probable, es que, en el gusto por la autolesión, se termine por derogar, o enflaquecer, la Ley de Partidos y se le diga a cualquiera de los muñecos políticos con los que se expresa ETA: Toma, con estos euros aportados por los españoles que quieren serlo, puedes comprar la munición con la que vais a dispararnos Sería beatífico y lacerante de no ser, fundamentalmente, irresponsable. ACELERADOS Y MENOS ZAPATERISTAS P L rrorista. Con gran sentido de la realidad, Gaetano Mosca A campaña para las elecciones generales ha comenescribiósobrelasminorías organizadas queson imprescinzado antes de las municipales y parcialmente autodibles para ejercer cualquier gobierno. Ahora son minonómicas de mayo, como si estuviéramos celebrando rías queluchan contra el tiempo, pendientes deasaltacamiel bautizo antes del parto. En eso nada le tenemos que envinos publicitarios que les rumian un eslogan y asomados diar a las elecciones presidenciales americanas. Son para las veinticuatro horas a internet para ver quiénlleva venta 2008, pero se diría que ya están en fase febril de primarias, ja en los blogs con más candidatos que nunca en la pista y muchos auguEs bastante posible que Zapatero esté pasando por su rios de larga indeterminación en la carrera. Puede ser que momentomás bajodesde que retiró las tropas espaIrakhaya acelerado las cosas o tambiénqueel tiemñolas de Irak. Lo que no puede dejarse de lado es poseacortey comprima, como reflejodela simultaque la política, siendo muchas cosas y no siempre neidad online consistentes entre sí, también es una pasión. Esa En España tendremos que averiguar si tanto es una pasión que en no poca medida sustenta apresuramiento pre- electoral corresponde a esa- -aunque no tanto como el interés- -la acción de compresión hipertecnológica del tiempo o a las ciraquellas minoría organizadas para gobernar, pero cunstancias excepcionales de un gobierno que surpara gobernar necesitan adaptarse, lo cual en alge después del 11- M, se sostiene con raras alianzas gún u otro momento ha de significar reinventarse. parlamentarias, carecedeun claro mandato electoVALENTÍ En eso están los partidos políticos, pero con granral y se atasca en un proceso dialogado para que PUIG des lastres y carcomidos por laintensidad delos caETAdejedematar. Elpoeta dijo queeltiemposealilendarios. Es por ahí que rige maquiavélicamente una conmenta de vida: desde luego devora sin cesar la incierta maclusión del sabio Gaetano Mosca: cuanto más grande es la teria de la política. Al mismo tiempo ocurre que, mientras comunidad política, tanto más reducida será la proporción el big bang mediático de los procesos electorales se dispade la minoría gobernante con respecto a la mayoría goberra, ampliossectores delelectorado ven pasar eldevenir polínada, y tantomás difícilleresultaráalamayoríaorganizartico con indiferencia creciente o se deja llevar por los nuese para reaccionar contra la minoría. Desde luego, la tesis vos populismos. Es el tema sobrero de las tertulias en fase de Mosca se aleja mucho de las propuestas buenistas sobre terminal: preguntarse cómo reinventar los partidos polítila democracia participativa. Aún así, es una tesis aplicable cos. Pero la pregunta siempre se queda sin respuesta pora los principios del zapaterismo como método de acceso y que los partidos políticos son organizaciones humanas y permanencia en el poder. por lo tanto susceptibles al vértigo y al pánico, a la inercia y Andamos todos, pues, acelerados y un poco menos zapaa la calcificación. No se les puede pedir imposibles porque teristas. Los partidos andan en busca de una renovación de todavía no ha terminado el recuento de votos de unas elecsu fórmula política. Lo quemás seecha en falta es un pensaciones y ya están preparando las siguientes. Incluso redacmiento que esté un poco au dessus de la mêlée por encitan programas, actividad tan ilusoria y extemporánea coma del rifirrafe sectario y la inflamación partidista, un mo sangrarse con ventosas o practicar un cortejo de largos pensamiento atento a las necesidades del bien común, pero años. sin pretensiones salvíficas. En casodeduda, siempre es meEl olor- -acre y a sacrificio humano- -que prenuncia nos nocivo un político pragmático que un intelectual que las elecciones embriaga a los políticos y pone a cien a los pecrea tener el modo de convertir el mundo en un edén. Ahí riodistas. Ahí estamos. En este momento, PSOE y PP no andan nuestros políticos, pragmáticos, chapuceros, decenpueden ponerse de acuerdo, ni siquiera para decidir cómo tes o indignos, acelerados, esperando el voto. comenzar a hablar de en qué modo tendrían que sentarse a vpuig abc. es discutir la manera para iniciar un repaso al Pacto Antite-