Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31 s 1 s 2007 Medio ambiente CIENCIAyFUTURO 85 Desde los años 80, treinta glaciares de referencia del planeta han perdido casi diez metros de espesor ta práctica para reducir globalmente las emisiones de dióxido de carbono, principal gas de efecto invernadero, casi un 50 por ciento en los próximos 43 años. Según la organización, las energías renovables, junto con la eficiencia procedente del uso inteligente de la energía, pueden abastecer la mitad de la demanda energética mundial para el año 2050. Evitar catástrofes Sin embargo, el informe también destaca el poco tiempo que queda para que los gobiernos, las instituciones de inversión y las compañías eléctricas decidan sobre asuntos claves, como las infraestructuras energéticas. En este sentido, el director de Greenpeace España, Juan José López Uralde, pidió al Gobierno que escuche las advertencias del Panel Intergubernamental del Cambio Climático y tome medidas para proteger el clima, ya que todavía queda tiempo de evitar las catástrofes de un cambio climático peligroso Estas medidas pasan por reducir las emisiones de nuestro país un 35 por ciento en los próximos 5 años. Una cuestión complicada si se tiene en cuenta que España ya supera en un 37 el objetivo que se le fijó en Kioto para 2012, que era de un aumento de un 15 de sus emisiones sobre el nivel 1990. Imagen tomada el pasado mes de julio del glaciar Vatnajokull. en Islandia AFP Los glaciares se deshielan tres veces más deprisa que en la década de los 80 Ante la presentación del informe mundial sobre cambio climático, Greenpeace pide al Gobierno que reduzca ya sus emisiones A. ACOSTA MADRID. Los glaciares continúan derritiéndose a una velocidad de vértigo, a tenor de nuevos datos referidos a 2005 que indican una reducción media en su espesor de 0,6 metros (medidos en su equivalente en agua) Estas cifras confirman la tendencia de una pérdida de hielo acelerada durante las últimas dos décadas y media y sitúan la media de pérdida de espesor en 30 glaciares de referencia, en nueve cordilleras del planeta, en cerca de 10 metros desde los años 80. Estos resultados proceden del Servicio de Monitorización de Glaciares (WGMS, en sus siglas en inglés) con sede en Zurich (Suiza) que en una nota indican que esa pérdida de 66 centímetros en 2005 supone 1,6 veces más que lo medido en la década anterior y 3 veces más que en la de los años ochenta. Los datos de 2006 aún no están disponibles, pero su condición de muy cálido hace pensar que la tendencia continuará. Pero no sólo los glaciares están perdiendo masa, sino también terreno. Michael Zemp, glaciólogo e investigador asociado del Servicio de Monitorización de Glaciares, explicó que hoy, la superficie de los glaciares es mucho más reducida que en los ochenta, lo que significa que no hay duda en torno al cambio acelerado de las condiciones climáticas Por su parte, el director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) Achim Steiner, señaló que estos resultados corroboran el cambio climático debido a la actividad humana una confirmación que será marcadamente subrayada en el informe de los científicos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, que se presenta el viernes en París. Aprovechando la celebración de esta reunión, la organización ecologista Greenpeace presentó ayer simultáneamente en Madrid y París el informe Revolución energética: Perspectiva mundial de la energía renovable elaborado conjuntamente con el Consejo Europeo de Energía Renovable, en el que proporciona una propues- Más información en: http: www. wgms. ch Un nuevo tipo de cemento minimiza la emisión de CO 2 en su fabricación S. BASCO MADRID. Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un novedoso tipo de cemento a partir de cenizas volantes procedentes de la combustión del carbón, que logra reducir en un 50 %l as emisiones de CO 2 de las clásicas cementeras y minimizar su consumo energético. Dirigido por el investigador del CSIC Ángel Palomo, adscrito al Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja, el equipo de trabajo ha desarrollado un cemento superior, en muchas de sus propiedades mecánicas, al clásico cemento portland la modalidad más extendida en la construcción. Palomo manifestó ayer a ABC que el nuevo cemento se obtiene de las cenizas generadas por la combustión del carbón en centrales termoeléctricas. Dichas cenizas, una vez recogidas, son sometidas a un proceso de activación alcalina en una disolución acuosa con elevada concentración de álcalis de sodio y potasio, principalmente, que convierte el polvo en un sólido compacto a base de silicoaluminatos, capaz de fraguar por completo en apenas 24 horas, tiempo en el que todas sus propiedades mecánicas habrán alcanzado su máximo rendimiento. Sometido a ensayos mecánicos, de resistencia y de fatiga, este cemento tiene propiedades similares, o superiores, al cemento clásico, al que no aspira a sustituir sino a complementar en la industria de los prefabricados según Palomo. Ofrece otras ventajas con respecto al cemento portland su proceso de vitrificación necesita apenas de temperaturas de unos 80 o 90 grados centígrados, muy por debajo de los 1.450 registrados en los hornos de las cementeras clásicas, siendo así minimizadas tanto la energía necesaria para su fabricación como la emisión de gases contaminantes. Además, el curado térmico a bajas temperaturas permite multiplicar por dos el volumen de producción. En cuanto a su posible carácter contaminante al ser generado por soluciones altamente alcalinas, desaparece pasadas las 24 horas de fraguado, ya que- -dice Palomo- -el lixiviado por agua desaparece casi por completo, no siendo superior al del cemento clásico Este producto será presentado a mediados de febrero al principal consorcio europeo en la investigación de materiales cementantes Información sobre el cemento clásico: www. ieca. es fabcemento. php