Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 31- -1- -2007 Las obras de la M- 30, en su recta final MADRID 49 tros de cable de detección de incendios y se han construido 18 salidas de emergencia Corredor ambiental Tan importante como los verán mejoradas las comunicaciones- -aseguró- -son los madrileños cuyas 5.000 ventanas daban al trazado y que van a conocer un antes y un después en su manera de vivir. Por este tramo pasaban 100.000 vehículos cuyo ruido ya no se escucha y cuyas emisiones contaminantes son ahora filtradas El alcalde terminó su demostración de alegría por la apertura del subterráneo de la misma forma en que empezó su alocución a los medios de comunicación: Esta puesta en servicio supone un rotundo desmentido al conformismo, la resignación y la falta de iniciativa. Cuando queremos, podemos La nota triste de la inauguración la puso un accidente laboran que se produjo en el segmento de obra inmediatamente anterior, donde un operario cayó por las escaleras de acceso al interior del túnel. Su estado es grave. POR FIN SE VE LUZ AL FINAL DEL TÚNEL El nuevo tramo soterrado ha despertado sentimientos encontrados entre los vecinos. Sin embargo, la mayoría empieza a ver su sufrimiento recompensado C. ALONSO MADRID. Parece que tantos meses tragando polvo van a servir para algo comentaba Fausto, vecino del paseo de los Melancólicos. Este jubilado se distraía ayer observando desde un puente cómo los coches se adentraban en el túnel de la M- 30 que esa misma mañana había inaugurado el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón. No era el único en quedarse ensimismado mirando los primeros metros del tramo. A Antonio se le escapaba la risa cuando se le preguntaba si había sufrido las obras. Polvo, ruidos, lavar el coche para nada, la mala accesibilidad para los negocios de la zona... ha quedado muy bonito, pero ahora toca pagarlo, nos han endeudado para 35 años comentaba este hombre, trabajador de un negocio de equipamientos para hostelería situado en el paseo de la Virgen del Puerto. Son numerosos los vecinos que empiezan a ver recompensadas las molestias sufridas durante tanto tiempo. Por fin. Parece que se empieza a ver luz al final del túnel, nunca mejor dicho. Ahora, hemos pasado lo nuestro, y todavía no tengo claro si lo que emerja tras este campo de guerra será lo suficientemente bueno como para que olvidemos todo el trastorno comentaba Luis, profesor residente en la zona. Me he fastidiado la espalda de tanto coger el cochecito de mi hijo en brazos añadía. Cuando todo se termine y vean que en vez de un tráfico constante día y noche hay un jardín todo cobrará sentido explicaba Pablo, vecino de la calle de Pablo Casals, quien ha tenido que estar dos años sin poder abrir las ventanas de su casa: Ni en invierno para ventilar ni en verano para refrescar. Ha sido terrible Hay, incluso, quien recibía la inauguración del tramo soterrado entre gritos. Una mujer de la Virgen del Puerto ni se lo creía. Bajó corriendo como loca el portal y estaba entusiasmada. ¡Esta noche voy a poder dormir por fin gritaba. Creo que hasta llamó a sus hijos para decirles que ya no se veían coches desde su casa explicaba Antonio. Miedo a los impuestos También había quien miraba el final de la obra con escepticismo e, incluso, con preocupación. No quiero ni pensar lo que vamos a tardar en pagar esto, entre parquímetros y demás inventos esto nos va a salir muy caro comentaba Pedro. Su mujer asentía: Se creen que somos tontos. Los impuestos van a ser grandes Un taxista tampoco estaba demasiado contento por poder estrenar un nuevo túnel en la ciudad. Hay cosas más importantes que no se hacen, hay ba- ABC. es La pregunta del día: ¿Han merecido la pena los dos años de obras en la M- 30? Opine en abc. es madrid Cuando vean que en vez de tráfico día y noche hay un jardín todo cobrará sentido dice un vecino rrios que están abandonados y ni se mira para ellos Esther, sin embargo, admiraba orgullosa los cinco carriles que se perdían bajo tierra: Creo que además van a poner jardines y árboles exóticos. Ahora, para mí lo más importante es que el tráfico vaya a menos, esta zona era un infierno, daba pena asomarse a la ventana El optimismo de esta mujer contrastaba con la desesperación de un turista valenciano, quien, bajando la ventanilla de su todoterreno, preguntaba nervioso a los vecinos del paseo de los Melancólicos cómo llegar a su destino. Es que el GPS me marca un trayecto, pero está todo en obras. No paro de dar vueltas ¡Me estoy volviendo loco! se quejaba el joven. Hemos perdido algún cliente porque esta zona es la zona cero y la gente la evita, pero luego supongo que habrá muchos paseantes que quieran tomarse un cafelito explicaba Daniel, dueño de un bar. Adolfo se disponía a coger el autobús hacia la Puerta del Sol. Al otro lado de la parada, el nuevo túnel. Hemos sufrido durante mucho tiempo las obras, pero hemos tenido que aguantarnos como ciudadanos que somos. Ya ha pasado lo peor. A partir de ahora espero que todo sea para bien, que lo será