Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 31 s 1 s 2007 ABC El silencio activo de los intelectuales franceses Desde las bambalinas, situadas en la parte de atrás de la trastienda, la intelectualidad francesa juega un papel decisivo en los programas políticos de los candidatos a la Presidencia POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Escaldados por catastróficas experiencias históricas, los intelectuales franceses son muy remisos a comentar públicamente sus simpatías políticas, pero ejercen como nunca una influencia importante en un terreno capital: los programas concretos de los grandes candidatos a la jefatura del Estado, Ségolène Royal y Nicolás Sarkozy. Cuando todavía existía la figura arquetípica del intelectual comprometido (Sartre, Aron, etc. era de estricta obediencia el pronunciamiento sobre todo lo divino y humano. Pero ningún partido político de izquierda o derecha hubiera considerado sensato incluir en sus programas electorales las ideas de Sartre o Aron. Hubo ejemplos clásicos de intelectual comprometido e integrado o disidente (Malraux) Pero fueron minoritarios. La campaña de las presidenciales de 2007 confirma una metamorfosis profunda, comenzada el 2002, cuando Jacques Chirac hizo suyo un concepto sociológico elaborado por intelectuales de izquierda (Marcel Gauchet y Emmanuel Todd) la fractura social Hoy, la ruptura con 25 años de demagogia de izquierda y derecha que sirve de cimiento a la campaña de Nicolás Sarkozy, es un concepto elaborado por Nicolás Baverez. Y la democracia participativa de Ségolène Royal es un concepto establecido por Pierre Rosanvallon y los animadores de la Fundación Saint- Simon. Ni Baverez ni Rosanvallon han citado jamás en público los nombres de Sarkozy y Ségolène. Pero son sus ideas, expuestas en libros académicos, las que alimentan la batalla política en curso. Hay muchos otros intelectuales influyentes apenas ocultos tras las bambalinas de la caravana electoral. El filósofo más popular de Francia, Luc Ferry, cuyos libros se venden por centenares de miles, incluso ha tenido la osadía de participar en alguno de los debates públicos organizados por la Unión por un Movimiento Popular (UMP) el partido de Sarkozy. Y ha sido el presidente de la Asociación internacional de sociología, Michel Wieviorka, quién ha invitado a Ségolène a dar un nuevo impulso a su campaña, a la vista de unos tropiezos devastadores. nuevos filósofos que rompieron con el marxismo. Hoy, figuras históricas de la izquierda filosófica y anti- autoritaria como André Glucksmann, se atreven a confesar que prefieren a Sarkozy y critican el arcaísmo de Ségolène. Glucksmann no ha dicho su última palabra, ha matizado su posición y tiene reservas contra Sarkozy. Pero su crítica de Ségolène y el PS es de una pureza radical. A su modo de ver, el aparato socialista es víctima de peligrosos ataques de arcaísmo cínico y burocrático. El caso de Luc Ferry quizá sea más sintomático. Quizá por vez primera en muchas décadas uno de los filósofos y pensadores más influyentes de Francia se ha hecho famoso atacando de frente las posiciones del conservadurismo socialista, el arcaísmo comunista. No está solo. El crítico literario más influyente e internacional de Francia, Marc Fumaroli, se hizo célebre hace años denunciando las nuevas oligarquías burocráticas que colonizaron hace años el Estado cultural para degradar la cultura a través del marketing ideológico. Nueva detención del recaudador de los préstamos de Blair Lord Levy volvió a salir en libertad bajo fianza tras ser interrogado por la Policía E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La sospecha de que en Downing Street se han podido ocultar o modificar documentos cruciales sobre el caso de préstamos secretos a cambio de títulos honoríficos parece abrirse camino en la investigación de Scotland Yard. El recaudador de los préstamos, Lord Levy, fue detenido ayer por la policía como sospechoso de conspirar para pervertir el curso de la Justicia, como ya ocurrió hace dos semanas con Ruth Turner, estrecha colaboradora de Blair en la oficina del primer ministro. La detención podría conducir a un nuevo interrogatorio del primer ministro, que ya recibió la visita de la Policía a finales del año pasado. Lord Levy fue la primera persona detenida por Scotland Yard, hace un año, en relación al caso. Entonces lo fue por posible vulneración de la ley que prohíbe la venta de títulos honoríficos tales como el de sir o el de lord, y también por presunta actuación contra la ley que regula la financiación de los partidos políticos. Puesto entonces en libertad bajo fianza, la nueva línea de investigación abierta por la Policía sobre perversión del curso de la Justicia llevó ayer de nuevo a su detención cuando cumplía una de sus visitas regulares a la comisaría. Ayer fue interrogado sobre nuevas alegaciones y puesto otra vez en libertad bajo fianza. La detención se produce dos días después de que haya trascendido que Scotland Yard puede haber encontrado entre la documentación de Downing Street, una nota escrita a mano por Tony Blair en la que éste relaciona los principales prestamistas de las sumas recibidas por los laboristas para la última campaña electoral. La primera gran crisis socialista En 1983, Max Gallo, crítico literario, novelista, portavoz del primer gobierno de unión de la izquierda, el primer gobierno Mitterrand, publicó en Le Monde un legendario artículo, denunciando el silencio de los intelectuales Ante la primera gran crisis del socialismo francés tras su conquista del poder, por vez primera, desde el Frente Popular, Gallo denunciaba una deserción histórica. Veinticuatro años más tarde, el antiguo intelectual comprometido ha sufrido muchas metamorfosis que habían comenzado con los ya ancianos Préstamos opacos Lord Levy, encargado por Blair de buscar dinero para su campaña y para proyectos del Gobierno que requieren la ayuda de financiación privada, logró sumar 20 millones de euros de 14 adinerados británicos para la reelección en 2005. Ese dinero se entregó bajo la fórmula de préstamos secretos ya que si figuraban como donaciones debían ser declarados públicamente. Con posterioridad, cuatro de los prestamistas fueron propuestos para un puesto en la Cámara de los Lores. Hasta la fecha, la Policía ha detenido a cuatro personas: Lord Levy, Ruth Turner y dos de los prestamistas. Otras noventa personas han sido interrogadas. De momento no se han presentado cargos contra ninguna de ellas. Arrecian las presiones para que dimita el ministro alemán de Exteriores GUILLEM SANS MORA SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. La gran coalición del gobierno alemán se enfrenta al desgaste de las acusaciones al ministro de Exteriores, el socialdemócrata Frank- Walter Steinmeier, de desatender la oferta estadounidense de sacar de Guantánamo al turco Murat Kurnaz, sin pasaporte alemán a pesar de que nació y se crió en Bremen. Poco después del 11- S Kurnaz viajó a Pakistán, donde fue detenido y trasladado a Guantánamo. Tras su ingreso, alemanes y norteamericanos se convencieron de su inocencia, pero Steinmeier, jefe de Exteriores de Schröder, rechazó la devolución a Alemania. Steinmeier, que señala que hoy actuaría de la misma manera, tiene el apoyo de su partido y de la canciller, pero las críticas aumentan. Hermann Gröhe, de la comisión parlamentaria que investiga los servicios secretos alemanes en Irak, señaló ayer que Me horroriza la expresión de Steinmeier de que volvería a actuar igual Los críticos del ministro, entre ellos sus ex compañeros verdes de coalición, consideran cínico el argumento, pues Kurnaz se reveló pronto inofensivo. AP Pim, pam, pum... Litvinenko Una empresa privada de seguridad rusa, Vityaz Center, utiliza la fotografía del rostro de Litvinenko, el agente ruso muerto por intoxicación de polonio, como blanco en el que los empleados entrenan su puntería. En la fotografía, una imagen emitida por la televisión polaca en la que se aprecian dos impactos de bala.