Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 30 de Enero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.285. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. La Gran Hermana india La actriz Shilpa Shetty ha ganado, con el 63 por ciento de los votos, el reality británico tras recibir comentarios racistas de otros concursantes, que provocaron un conflicto entre Gran Bretaña y la India EMILI J. BLASCO COSAS MíAS Edurne Uriarte REBELIÓN FEMENINA e gusta que al Ministerio de Sanidad se le haya ocurrido movilizarse contra el cachondeo de las tallas femeninas o contra la exhibición de esqueletos en los escaparates, o que la Comunidad de Madrid impida que los espectros paseen por Cibeles. No porque confíe en sus efectos contra la anorexia. La anorexia es una enfermedad de personas obsesivamente perfeccionistas y dudo que las maniquíes de la 38 curen el perfeccionismo. Lo más atractivo de estas iniciativas de líderes políticas de izquierdas y de derechas es su inspiración profundamente rupturista, su mensaje de rebelión contra esos modelos de mujeres del pasado que fabrican las industrias de la moda, de la comunicación o de la publicidad. Contra esos ideales de la talla 34 y de la 36 que retratan la elegancia, nos cuentan los diseñadores, a modo de excusa. Y que representan la nostalgia por la mujer infantil, frágil, desvalida, anhelante de consuelo y protección. Por la menor de edad, incapaz de crecer, de decidir, de liderar, la muñeca tonta que ni siquiera sabe que lo es. La moda, la publicidad o el cine, que tanto han revolucionado las formas, son, sin embargo, los últimos reductos de las ranciedades masculinas, de las lolitas, de las musas o de las esclavas. Y lo más sorprendente es que los retrógrados clichés viajan ahora de la mano de las propias mujeres. Muchos de los responsables del negocio de la moda son mujeres. Y ellas también se han tragado que las niñas esqueléticas y desvalidas son el modelo de belleza femenino del siglo XXI. Que la elegancia femenina es sinónimo de debilidad, de pasividad, de estupidez. M L os británicos han querido redimirse eligiendo a Shilpa Shetty como triunfadora de la última edición de Gran Hermano en el Reino Unido. El 63 por ciento del público votó por la actriz de Bollywood, la meca de la poderosa industria cinematográfica india, como para dejar claro que los británicos no son racistas, a pesar de los desafortunados comentarios que varios concursantes hicieron sobre la tintada piel de Shetty, su incorrecto uso del inglés, la poca higiene de su país y su indeseada presencia en la isla. Pero tras el conflicto diplomático entre Londres y Nueva Delhi, el pronunciamiento de la Cámara de los Comunes y de Tony Blair, y la petición del voto para Shetty por parte del canciller del Tesoro, el triunfo de la joven de 31 años difícilmente lava el honor de los británicos y mucho menos salva la decadente imagen dada por el programa. Lo único que se redime es la carrera de la propia Shetty. La actriz sale de la casa de Gran Hermano con una lluvia de ofertas para anuncios publicitarios y un caché más alto para retomar el vuelo en Bollywood, donde en los últimos años había perdido cuerda. Su última película de gran taquilla fue en 2000. O sea, que a Shilpa Shetty no le ha ido tan mal, sobre todo si se tiene en cuenta que, según aseguró el domingo por la noche al resultar ganadora, las desagradables arremetidas de sus colegas del programa en realidad no eran racistas. No creo que fuera víctima de abuso racial. La gente comete errores; todos somos seres humanos y nadie es infalible comentó entre sonrisas, procurando que el público no sintiera mala con- Shilpa Shetty muestra su alegría tras conocer su victoria en el concurso ciencia por haberse visto reflejado a sí mismo- -si es que Gran Hermano es reflejo de la sociedad, como reivindica- -en la pésima conducta de famosillos como Jade Goody, quien más se ensañó con la actriz. Goody fue botada por los mensajes de móvil de modo fulminante, y ahora intenta levantarse del abismo al que sus palabras y la campaña de los tabloides le arrojaron. Retirada su fragancia de una importante cadena de perfumerías, Goody tie- REUTERS ne la intención de hacer una gira por la India para volver a ganarse el aprecio de la gente. Está por ver que Goody resucite y que Shetty logre mantenerse en la nube en la que ahora el éxito le ha situado, gracias a la fanstástica oportunidad que toda Gran Bretaña me ha dado Quien de momento ha hecho caja es la emisora Channel 4, tras lograr récord de audiencia para un Gran Hermano que iba a pasar muy desapercibido.