Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 30 s 1 s 2007 Baloncesto DEPORTES 95 Estoy viva de milagro y vienen a decirme que hay que taparlo La árbitro Marta Urquiza se recupera de las heridas que le causó la agresión de un jugador de 16 años JAVIER HERNÁNDEZ MADRID. Cuando desperté ya estaba en el coche de la Policía Marta Urquiza se llevó el susto de su vida hace dos sábados. Como cada jornada, acudió a pitar un partido de baloncesto, un deporte en el que ha sido jugadora, entrenadora y en el que lleva desde hace doce años como árbitro. A sus 33 años está, por desgracia, acostumbrada a que la insulten y amenacen desde las gradas y a que los jugadores protesten todo lo imaginable en los partidos que le toca arbitrar. Pero ese 20 de enero, un jugador de 16 años fue más lejos. Sucedió en un partido de la categoría Junior Preferente disputado en Soto del Real (Madrid) El equipo local, el Soto Basket, iba perdiendo por 40 puntos frente a otro conjunto de la provincia, el Griñón. Quedaban seis segundos para el final de un encuentro que se había convertido, poco más o menos en el club de la lucha Urquiza lo recuerda así: El pabellón estaba lleno y el público se puso muy agresivo. Eso se fue trasladando a los jugadores. Cada vez más faltas personales, acciones muy feas y los entrenadores que se quedaban cruzados de brazos Hasta ahí, Urquiza fue sobrellevando el choque. Pero a falta de esos seis segundos se llevó el palo Un jugador del Soto Basket- -prosigue- -lleva el balón en campo contrario. Veo que se para e intenta quitarse al defensor golpeándole con el codo en la cara. Pero el otro se aparta y en lugar de darle de lleno, le roza Un comunicado y 16 partidos de Primera sin pitar como acto de protesta arbitral J. H. MADRID. La agresión a Marta Urquiza ha tenido el pasado fin de semana un efecto inmediato: la indignación de todo el estamento arbitral en Madrid, uno de los puntales de la cantera del baloncesto español. Sin ir más lejos, se iban a jugar 616 partidos. Hubo plante en 16 partidos de Primera Nacional y en el resto les hicieron llegar a los entrenadores, delegados y al público en general un manifiesto contra la violencia. Esa cifra de 16 que, a priori, puede resultar pequeña, va más allá de un gesto simbólico. Es la categoría en la que suele pitar la agredida. Además, es donde, según Rafael Fernández, presidente del colectivo arbitral madrileño, compiten muchos jugadores que entrenan a equipos junior (donde ocurrió la agresión) y cadetes o actúan como árbitros Los árbitros están hartos de la escalada de violencia que se está dando en los partidos. A un árbitro- -explica Fernández- -menor de edad le han perseguido en coche, le han cortado el paso con otros vehículos y le han dicho de todo. Son situaciones que vemos muy a menudo los sábados y domingos y que antes se asociaban más al fútbol, pero lamentablemente lo que le ha ocurrido a Marta es un reflejo de la escalada de violencia que hay últimamente en los partidos de baloncesto El éxito de la selección española en Japón ha traído un boom de equipos, pero no parece que por los valores humanos por los que la selección fue premiada recientemente con el Príncipe de Asturias. Ahora los padres- -explica- -se creen que sus hijos son unos cracks y que tienen derecho a ir a un partido a insultar, a amenazar a los árbitros. Por 15 euros que se cobra muchas veces se piensa uno ir a pitar un partido Las críticas también van para los estamentos federativos que, a su juicio, no se han preocupado de formar nuevos colegiados: En la mayoría de encuentros hay un sólo colegiado cuando lo suyo es estar dos. Así es muy difícil pitar Marta Urquiza se recupera ya de las heridas sufridas por la brutal agresión La indignación mayor de Urquiza no viene por un joven agresor que fue a verla al centro médico, donde la pidió unas disculpas que ella aceptó. Estoy viva de milagro y el presidente de la Federación Madrileña (Juan Manuel Martín Caño) después de verme en el hospital, me pide un compromiso de taparlo sin que se sepa, que se solucione metiéndolo debajo de la alfombra, porque, según él, puede fomentar más la violencia. Todo con muy buenas palabras. ¡Pero qué poca humanidad y qué falta de ética! ¡si la víctima soy yo! Ni tengo nada que perder ni tampoco miedo. Hay que erradicar la violencia del deporte y ese va a ser mi objetivo a partir de ahora Al jugador del Soto Basket no le guarda rencor. Tampoco al delegado o al entrenador del equipo. Ambos fueron con ella a la clínica donde quedó ingresada. Pero piensa denunciarlo ante los tribunales con una esperanza, que sirva de reflexión y no para un linchamiento público de un chaval que lo está pasando mal Por su parte, desde el Soto Basket, su presidente, Alejandro Suárez, lamenta profundamente lo ocurrido, a la vez que confirma a este periódico que el joven agresor está pasando un auténtico calvario por una acción que, no obstante, es absolutamente lamentable, injustificable y merece todo tipo de repulsa ABC El presidente de la Madrileña fue al hospital y me dijo que denunciarlo podía fomentar más la violencia y era mejor dejarlo debajo de la alfombra Irá a los tribunales para que el caso sirva de reflexión, no para que se haga un linchamiento público de un chaval que lo está pasando mal Una reunión de urgencia diez días después Los responsables de la Federación Madrileña de Baloncesto se reunirán hoy para tratar, diez días después y con carácter de urgencia, los problemas suscitados después de esta agresión. Desde el organismo federativo estudian posibles cambios en la normativa que podrían afectar al reglamento disciplinario de la propia institución federativa en lo referente a las sanciones. El artículo 56 de esta normativa estipula como falta muy grave el atentar contra la disciplina, el buen orden deportivo y el respeto debido a la autoridad Las sanciones contempladas en dicho precepto abarcan desde la suspensión de uno a cuatro años y multa determinada en las Bases de Competición hasta la inhabilitación a perpetuidad atendiendo a la gravedad del acto cometido y al perjuicio causado Una acción muy fea Urquiza pita antideportiva. Es una acción muy fea apostilla, pero el agresor no se atiene a explicaciones. Le digo que es su quinta falta y que se tiene que ir al banquillo. Me llama gilipollas. Le pito una técnica descalificante y cuando tengo los brazos en alto (gesto arbi- tral para señalar estas faltas) por lo que me han comentado, me pega un puñetazo y, tras perder el conocimiento, caigo al suelo y me abro una brecha Cuando despierta va está de camino a la Clínica Moncloa en Madrid, donde queda ingresada. En el hospital estaba muy tranquila hasta que le dan cuenta de un diagnóstico que más bien parece un parte de guerra cuatro puntos en la boca, siete en la ceja y un hematoma en su ojo derecho y, lo que es peor, una fisura en el cráneo. De la clínica Moncloa a la Quirón. Y de allí, el alta cinco días después. Carta de las Federaciones Por su parte, tanto la Federación Española como la Madrileña manifestaron ayer a través de un comunicado su repulsa a los hechos ocurridos el baloncesto no es violencia en ese encuentro. Hoy, paradojas del destino, se celebra el Día de la Paz en el mundo. Más información y comunicados íntegros en www. feb. es www. fbm. es www. infonegocio. com cpsb torneo. htm